Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Love Local shopping illo
Illustration: Geo Law

Love local: Time Out apoya el ocio y la cultura local

Time Out Madrid apoya el comercio y la restauración local para incentivar el consumo seguro en los locales que más lo necesitan

Marta Bac
Escrito por
Marta Bac
Publicidad

Este marzo, Time Out cambió su nombre por el de Time In. De la noche a la mañana cambiamos las cañas en una terraza por el aperitivo a través de videollamada, las comidas en restaurantes por pedidos a domicilio y los conciertos por sesiones en YouTube o Spotify. Ahora parece que la "nueva normalidad" está asimilada, pero las medidas de seguridad que se han implementado en estos meses, como el distanciamiento social y las limitaciones de aforo, han llegado para quedarse. Y, aunque necesarias, suponen también un riesgo para la supervivencia de muchos lugares de nuestra ciudad

Desde 2014, los editores de Time Out Madrid hemos estado buscando lo mejor de la ciudad donde vivimos. Sabemos que la capital no es nada sin sus restaurantes, bares, teatros, salas de conciertos, clubs, cines, galerías de arte, museos y el resto de locales en los que hemos compartido tan buenos momentos, con amigos, con la familia, con nuestras parejas...

Si no tomamos medidas ahora, innumerables locales tendrán que bajar la persiana definitivamente y miles de artistas, músicos, actores, cineastas, diseñadores y otros creativos y creadores no podrán ganarse la vida. No es una exageración. Muchos lugares, que habitualmente ya sufren para pagar las facturas, se enfrentan ahora al colapso total por los meses que han permanecido cerrados y por las limitaciones que cada comunidad autónoma está implantando según las tasas de contagio. 

Y sin duda, donde más se ha notado el impacto de esta crisis ha sido en el comercio y la hostelería local. Las tiendas de decoración del barrio de Las Letras, los bares y restaurantes que sobreviven en Lavapiés o Chamberí, las firmas de pequeños diseñadores en Malasaña, los ultramarinos, los mercados de barrio... en definitiva, aquellos lugares que son el alma de la ciudad y que siempre hemos apoyado desde Time Out. 

Por que queremos ayudarles, ahora más que nunca, reforzamos nuestra campaña Love Local, una iniciativa a la que nos hemos adherido todos las ciudades Time Out del mundo y que tiene como objetivo apoyar a aquellas iniciativas que luchan por la supervivencia de los locales de cultura y ocio de nuestras ciudades. Por eso, es el momento de volver a comprar en nuestras tiendas de barrio y ayudar así a tantas familias de la ciudad.  

Seguidnos en Twitter, Facebook e Instagram, y consultad nuestra web: utilizaremos todos nuestros medios para informaros de cómo podemos ayudar a estos pequeños negocios y a otras iniciativas similares. Para que podamos seguir creando tan buenos recuerdos como los que ya tenemos en los próximos años, para que ninguno se quede atrás. 

Marta Bac
Directora 
Time Out Madrid

#LoveLocal

  • Tiendas
  • Tendencias

El patito de goma es, posiblemente, el juguete de baño más popular desde la infancia hasta la edad adulta... (guiño, guiño). Y resulta que hay una tienda en Madrid en la que solo se vende este juguete histórico (dicen que nació a principios del siglo XIX coincidiendo con el inicio de la fabricación en caucho). La hemos encontrado en uno de los laterales de la plaza Mayor, justo antes de bajar la escalinata del arco de cuchilleros.  Se llama Duck Store (plaza Mayor, 10) y aunque el tamaño es bastante modesto, dentro se pueden contar más de 400 patitos de goma diferentes. El patito original, el primero que se fabricó en la historia, es simplemente un juguete de color amarillo y pico en color rojo, pero en esta tienda son especialistas en tematizarlo y disfrazarlo casi de cualquier cosa. Y eso es lo que más mola, porque hay modelos para cualquier fecha señalada, desde cumpleaños a San Valentín o el Orgullo. También para profesiones (cirujano, bombero, barista de café, peluquera, Dj...), deportes (tenista, boxeador, bailarina, piloto de carreras, profesor de yoga...), superhéroes (Batman, Chewaka, Hulk...). Y también patitos caracterizados de otros animales, versiones mini y hasta ediciones luxury (con iconos del pop como Andy Warhol o del glam como Bowie). Además de las versiones gigantes (con tamaños XL y XXL). Duck Store Por lo que se puede ver en su interior, y todo lo que ofrecen a través de su tienda online, la lista de patitos de goma que se pueden encontrar parece inter

  • Restaurantes
  • Comer

A lo grande. Porque así son ellos. El exitoso grupo francés Big Mamma (casi ya una década de trayectoria) vuelve a dar un puñetazo en la mesa de los locales de moda en Madrid. Una mesa cada vez más ancha, una donde quepa su última novedad: una pizza de 80 cm de largo. Tras conquistar a miles con Bel Mondo y Villa Capri, acaban de abrir un local portentoso, casi 800 metros cuadrados dedicados a la comida italiana y repartidos en dos plantas. Atmósfera inmersiva para una cocina desenfadada y versátil que ya conocéis bien. Abren todos los días desde las 13.00 y hasta las 23.00. Sí, os podéis tomar la primera copa (o uno de sus cócteles XXL) antes del cierre. Circolo Popolare Con Circolo Popolare toman la icónica Torre Picasso (Plaza Pablo Ruiz Picasso, 1) para llenarla de colores vibrantes, reflejos y paredes (de 3 metros de alto) atestadas de memorabilia italiana. Un interiorismo que firma Studio Kiki haciendo reconocibles las líneas decorativas de la casa. En el plato recetas de pasta fresca a gogó (con ingredientes de una cartera con decenas de proveedores italianos y locales). En los fogones cada día, Luigi Venturo. Daniele Tasso sigue como chef ejecutivo. Como siempre, hay para todos los gustos y momentos: unos Casarecce all’arrabbiata, una Girella rellena de rabo de toro o unos Pappardelle con bogavante.  Circolo Popolare Mientras en el piso a pie de calle encontramos un marcado ambiente retrofuturista con dos mesas comunales para unas 30 personas (aquí se viene con am

Publicidad
  • Restaurantes
  • Comer

Aunque se encuentre al margen del gran circuito gastronómico de la capital, Legazpi tiene desde apuestas contrastadas (ahí lleva unos años Piantao y acaba de llegar el último local del exitoso Juancho's BBQ) a espacios jóvenes muy muy interesantes como Lur o Éter. Pero hoy hacemos parada en uno de esos pequeños locales que pasan más desapercibidos pero que resultan deliciosos, auténticos. Un buen plan para compartir mesa entre amigos (y sus hijxs). Ya no digamos para los rastreadores de pasta fresca que, desde que abrió Beata pasta, parece haberse puesto un poco de moda.  GE Tras mantener un pulso con la gerencia, la apuesta personal de Carlo y Giorgia se consolida en un puesto dentro del mercado Guillermo de Osma (Alonso Carbonell, 3), un lugar estratégico para negocios de restauración al que le falta un impulso firme. En La Pasteria 55 tienen una carta breve con platos tradicionales elaborados con pasta fresca, la que hace a diario el propio Carlo en este pequeño espacio. Lo que hacen lo bordan. Pasta artesana que sale al dente y vestida por gustosas salsas (donde hasta el pesto es casero) y materia prima comprada en pasillos cercanos. Tagliatelle, fusilli, rigatoni... y una versión especial que cambia periódicamente, según mercado. Entre la docena de platos que ofrece esta simpática pareja romana, sus spaghetti a la carbonara son ya un clásico.   GE Para arrancar la comida, mientras le das un trago a una cerveza italiana o a un blanco de Cerdeña (la bodega es humilde),

  • Restaurantes
  • Comer

La tapa nunca se fue... pero buenas tapas gratis no se cazan todos los días. Así que venimos con una propuesta irrenunciable. Se acaba de estrenar y lo hace en uno de los barrios más cotizados ahora mismo en la capital. Porque parece que (casi) todo pasa en la autodenominada zona de Salesas: desde el restaurante/parrilla que no deja de estar de moda hasta el bar recién abierto que sirve helados con alcohol.  Casa Orellana Ahora es un restaurante con una cómoda barra el que quiere sacar pecho en el momento del aperitivo. Abre de lunes a viernes desde las  12:00h y cada sábado y domingo levanta la persiana a las 11:00h... Casa Orellana (Orellana, 6) te busca. Y seguramente mañana te encuentre. Ofrecen una tapa gratis con cada consumición y durante los fines de semana el nivel de la invitación sube. De su cocina, al ritmo de los vermús y las cañas bien tiradas, irán saliendo apetecibles papas revolconas, albóndigas y diferentes arroces. Todo siempre en función de la semana y del mercado.  Casa Orellana Eso sí. La propuesta tiene un radio de acción limitado: su barra. Pero sentado o acodado, entre un quinto de cerveza y otro, puedes ir sumando un extra de picoteo (croquetas de rabo de toro, mollete de pringá, tabla de quesos, embutidos varios, torreznos...) o medias raciones de callos, de chipirones en su tinta, de carrilleras... Esto lo dominan. Casa Orellana NO TE LO PIERDAS: Vuelven los Premios Time Out Food & Drink ¿Buscas más planes gastro? ¡Inscríbete en nuestra news

Publicidad
  • Restaurantes
  • Comer

Paseantes, turistas o vecinos de la zona, entresemana podéis hacer una parada más que reconfortante dentro del parque del Retiro, nuestro gran pulmón verde (por cierto, Madrid acaba de ser nombrada de nuevo Ciudad Arbórea del Mundo). Ahora tenemos plato legendario, receta de siempre, de lunes a viernes. El cocido madrileño acaba de tomar el espacio más gastronómico del no menos icónico Florida Park. Florida Park En terraza al aire libre para los días agradables o en el relajado comedor interior, Alberto Padín y los suyos sirven su famoso cocido -el autoproclamado San Cocido- más allá de los jueves, el único día de la semana que lo preparaban hasta ahora. Así podéis aprovechar lo que queda de invierno para ir a probar con amigos (o en una comida de negocios) este gran clásico de nuestro recetario. ¿Cuánto vale el cocido madrileño en pleno parque de El Retiro? En este casa cuidan la materia prima y aquí no iban a ser menos. Hay un chorizo ahumado asturiano y unos garbanzos pedrosillanos de La Vega... todo, presentado en dos vuelcos, por 25 euros por persona. Una ración con la que te quedas satisfecho. Florida Park El Pabellón (Paseo de Panamá s/n), abierto a diario (y con su propio servicio de aparcacoches para los fines de semana), ofrece una solvente cocina con una gran impronta tradicional pero sin dejar de lado lo que traiga la temporada. La propuesta se consolida sobre platos y raciones muy reconocibles y populares que se presentan en carta, menú degustación o menú ej

  • Restaurantes
  • Beber

Tras convertir en viral su heladería Myka, Javier y Natalia decidieron dar un paso más... y han creado una línea de helados con alcohol a los que no les han puesto un piso (eso igual lo hacéis vosotros) sino un bar. Acaban de abrir una coctelería donde puedes venir a beber o a cucharear. Porque los helados se presentan en tarrina de distintas gamas cromáticas. El lugar, con un aire de local semiclandestino, se llama DosRombos. Sí, como lo que aparecía en Televisión Española hace décadas para decirte que había llegado la hora de que te fueras a la cama. Ahora en 2024 hablamos de un lugar para encuentros furtivos y uno de los baños más singulares y fotogénicos de la capital (bajad, bajad). DosRombos De hacerse un nombre en el barrio de Salamanca estos dos mexicanos cruzan al de Justicia para instalarse en el corazón de lo chic, justo en la Plaza de las Salesas (número 7), con una carta de cócteles de autor donde gana la vista; si no eres de humo ni copas antropomórficas, también tienen una sección de coctelería clásica. Pero aquí realmente se viene para probar sus helados elaborados con alcohol y cierta cremosidad. Suman hasta una veintena de opciones diferentes. Entre ellas, dos sin nada de graduación alcohólica y una versión muy exclusiva que incluye Chocolate Porcelana de Venezuela y whisky Macallan 18 años. DosRombos Con nombres que viajan en el tiempo y por la cultura (Lina, Chavela, Carrá...), con referencias al destape y con detalles que traen al presente aquellas dé

Publicidad
  • Tiendas
  • Tendencias

El rostro de Nuria Val lo dice todo, en sentido literal. Ella (fotógrafa de profesión) y su hermosa piel (limpia, tan libre de impurezas como llena de pecas) es la cara visible de la nueva marca de cosmética orgánica, botánica y consciente que llega a Madrid directa desde Barcelona, ciudad de nacimiento de esta marca nativa digital, y donde tiene su sede y su 'showroom'. Se trata de Rowse, una firma 'plant based' que se nutre fundamentalmente de ese jardín botánico que es el Mediterráneo, de donde toma sus ingredientes principales: desde la mandarina al "desconocido bakuchiol, algo así como el 'sustituto' natural del retinol", y mucho más desconocido, como nos comenta Nuria.  Rowse Junto a su socia, la experta en marketing Gabriela Salord, han abierto su primera tienda oficial de España en la zona alta del barrio de Chamberí (Vallehermoso, 114), un espacio casi desnudo (paredes de ladrillo visto y hormigón) que conecta con la naturaleza de sus productos: limpiadores, booster, bálsamos, hidratantes 'all day', contornos de ojos, jabones sólidos... Todo muy en la línea de belleza consciente, a base de formulaciones naturales, que sostiene los pilares fundacionales de esta marca nacida oficialmente en 2018 y que desde hoy entra directa al top de tiendas de cosmética natural de Madrid. Y además, con espacio para tratamientos en la planta sótano del local (solo con cita previa).  NO TE LO PIERDAS: Todas las aperturas de nueva tiendas que no te puedes perder este mes en Madrid

  • Restaurantes
  • Comer

Su historia se remonta a principios del siglo XX. Fue una casa forestal que se convirtió en merendero aprovechando el manantial de excelentes aguas de la zona. Hay preciosas fotos antiguas en las paredes del restaurante que dibujan sus cambios a lo largo del siglo pasado. Ahora, en manos de los mismos propietarios desde 1992, es un lugar perfecto si buscar comer en la sierra de Madrid con toda la familia. Si no queréis subir dando un paseo, cuentan un gran espacio de aparcamiento a unos metros del edificio. GE Eso sí, si queréis encontrar una mesa en sus comedores interiores (tienen dos plantas) para un fin de semana, os recomendamos llamar con cierta antelación. Si no hay hueco, podéis ir pronto (sobre las 13.00) y hacer el aperitivo o improvisar una comida a golpe de compartir raciones en su terraza al aire libre. La carta es distinta al restaurante bajo techo pero el servicio es igual de atento. GE Aquí, a los pies del monte Abantos pero por encima del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, se acaba el asfalto y empieza el bosque. Este es el escenario que exhibe el restaurante Horizontal, un lugar que admite cualquier plan (incluso grandes eventos privados). De hecho, aquí quien viene a comer con ropa de domingo y quien apaña un almuerzo después de una buena ruta senderista. Y hay un tercer grupo que termina bajando la comida con un paseo por la bonita pista que sale a escasos metros del establecimiento y que no requiere esfuerzo alguno.  Horizontal Sus dueños man

Publicidad
  • Restaurantes
  • Comer

En Malasaña pero estratégicamente a un paso de Alberto Aguilera (una calle con mucho tránsito) acaba de abrir un restaurante mexicano tan auténtico como urbano. Arrancaron como un proyecto 100% delivery pero sus chilaquiles, el contundente plato estrella de la casa, les ha animado a dar el salto y abrir un local en plena calle con un aforo limitado (hay espacio para una veintena de comensales). Seguirán con la comida a domicilio pero ahora el take away recién salido de cocina también será un éxito. Ya lo adelantamos. Habrá cola a las puertas los fines de semana. Por cierto, de vecinas, tienen a las mujeres que lideran Mami Tacos.     Malacopa Malacopa (Acuerdo, 36), con el chef Misael Campuzano al frente (toda una garantía de calidad), llega para conquistar el barrio con sus famosísimos chilaquiles (con cinco salsas a elegir y varios rellenos -huevo, pollo,chorizo...- que se suman a la base de totopos, lechuga, queso, nata, cebolla y cilantro) y sus domingos especiales para curar la resaca (un día harán sopes y otro el lugar será un nuevo templo de carnitas) pero también triunfarán sus quesadillas (media docena de versiones distintas). Y, obviamente, no faltan tacos ni tequila en esta fiesta mexicana. Los sirven por unidad. Así que puedes ir haciendo pequeñas elecciones hasta que tu estómago diga basta. Malacopa Pero su propuesta, asequible para todos los bolsillos y muy sabrosa, no acaba ahí. El restaurantito ofrece un menú del día entre semana (de 12.00 a 16.00h.) y un

  • Restaurantes
  • Comer

La sexta planta del histórico Palacio de Cibeles, actualmente sede del Ayuntamiento y escenario para todas las exposiciones de Centrocentro, luce resplandeciente estos días de invierno. Los responsables de Azotea Grupo, que llevaban años detrás de esta privilegiada ubicación (desde la que además ven otro de sus "dominios" más populares: la azotea del Círculo de Bellas Artes), acaban de abrir las puertas de todos sus espacios gastro, renovados de manera integral. Hay un café con desayunos y asequible menú del día en el segundo piso pero a la joya del lugar se llega en ascensor. Una nueva parada para el ocio y lo culinario con aforo para más de 350 clientes de manera simultánea repartidos en sus 1.000 metros cuadrados. Azotea Cibeles Será un éxito rotundo en cuanto las temperaturas se asienten entre los 20ºC y los 30ºC pero ya se puede disfrutar, de día o de noche, de su cómodo espacio a cielo abierto o del nuevo restaurante interior (con su propio espacio privado al aire libre para disfrutar de la misma carta). Todo se asienta sobre el trabajo de interiorismo de Alejandra Pombo y se eleva con la propuesta ideada conjuntamente entre Manuel Berganza, chef ejecutivo del grupo, y Jesús Almagro, jefe de cocina de Cornamusa.  JavierPenas Los detalles se suceden en toda la experiencia gastronómica en este icónico edificio, obra de los arquitectos Antonio Palacios y Joaquín Otamendi y catalogado como Bien de Interés Cultural. De la letra de cobre (la inicial de quien ha hecho la r

Recomendado
    También te gustará
    También te gustará
    Publicidad