Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Madrid icon-chevron-right Dos nuevas estrellas Michelin lucen en el firmamento gastronómico madrileño
Noticias / Comer

Dos nuevas estrellas Michelin lucen en el firmamento gastronómico madrileño

Gofio

Y las dos tienen propuestas que transcienden los límites peninsulares. Según se desveló anoche en la gala que se celebró en Sevilla, Gofio y 99 KO Sushi Bar son los nuevos restaurantes con estrella Michelin de la ciudad. Por contra, perdemos una, por cierre, la de La candela restò. Pero vamos con los afortunados, con los brindis.  

Canarias, incluso antes del broche de la guía gala, tenía en el trabajo de Safe Cruz y Aida González el mejor escaparate de su gastronomía. Asciende los sabores tradicionales y los productos de las islas a cotas de alta gastronomía a golpe de conocimiento, técnica, carácter y rigor. "La estrella es el premio a la constancia, a la fe ciega en lo que hacemos y una garantía para poder ser aún más atrevidos con nuestra propuesta gastronómica", comentó Cruz cuando se hizo oficial la lista de todos los galardonados. Agárranse porque el recetario del archipiélago en sus manos no tiene techo. La profesionalidad y amabilidad de todo el equipo redondea una experiencia donde la gobierna una fina creatividad. Y aún no hemos hablado de su bodega. Alberto Martín atesora vinos muy muy especiales, únicos y diferentes, 100% canarios, un más que atractivo catálogo que convive con una firme apuesta por la coctelería, el café de filtro y el té.

La barra de 99 KO Sushi Bar, el local más exclusivo del Grupo Bambú, se ha traído también su primer macaron a la capital. Apenas 16 personas se sientan a la mesa de David Arauz cada servicio. Una liturgia donde a diario el producto es el máximo protagonista en cualquiera de sus dos menús degustación; el menú Kaiseki, el más largo, por encima de los 20 pases, y el menú Omakase, 14 pases. Manda el perfil purista, el gesto mínimo, una impecable ejecución. Pescados excelentes e ingredientes estacionales en un marco de piedra, madera y cristal. Además de la barra y de las elaboraciones en directo del sushiman, máximos atractivos de este restaurante boutique, el local cuenta con un lounge bar, donde combinar aperitivos y cócteles en una barra de alabastro retroiluminada, y un salón privado, flanqueado por un jardín vertical que alberga una única mesa para 10 personas.

 

 

Advertising
Advertising

Latest news