Time Out en tu buzón de entrada

Buscar

El aguacate: ¿fruta de la felicidad o burbuja gastronómica?

Por Time Out Madrid
Publicidad

Abrimos una nueva sección en Time Out Madrid para opinar sobre todo lo que nos afecta en nuestro día a día, desde el transporte público de la ciudad hasta las personas que no se dejan adelantar por las aceras o por qué abren tantos bares de cereales. Aunque en esta primera entrega nos centramos en una fruta tropical que tiene tantos seguidores como detractores. ¿Es el aguacate la fruta tropical que todos estábamos esperando descubrir o se ha convertido en una nueva moda ‘foodie’ para llenar Instagram del color verde?

Aguacate con aceite
“Aguacate con aceite pa’ que crezca ese culo…” canta la rapera Ms Nina en uno de sus temas. Y es que el aguacate es un ‘must’ tanto en gastronomía como en el arte, la música o en las redes sociales. Es un superalimento con un montón de propiedades y grasas saludables. Una fruta muy versátil que lo mismo te adereza un ceviche o tiradito como forma parte esencial del delicioso plato hawaiano poke o armoniza con cualquier combinación de sushi, por lo que va más allá del simple guacamole. Además es un vegetal sostenible, pues de su hueso puede crecer otro aguacate y de una pieza se puede sacar mucho partido. Aunque eso sí, hay que saber cómo utilizarlo para sacarle el mejor provecho. En redes está arrasando: no hay un día en el que una ‘instagramer’ no suba su #healthy #breakfast con una tostada de color verde. El aguacate procede, es ‘trendy’ y nunca hay suficiente. David Farrán de Mora

Ms Nina

El rey verde que todo lo encarece
Después del bao y del omnipresente tartar ha llegado en los últimos meses a la ciudad una nueva moda culinaria que está arrasando (literalmente) entre los platos de nuestros queridos restaurantes. ¿Es el aguacate tan bonito como lo pinta Instagram? La verdad es que no. Para empezar, tiene una gran cantidad de grasa, de la buena sí, pero no sé hasta que punto nuestras arterias están preparadas para comer aguacate con las tostadas, con las ensaladas, con el sushi, en el guacamole o, lo que es peor, ¡con el mismísimo tartar! Porque ahora cualquier menú que se precie debe incluir al menos tres o cuatro creaciones con esta fruta tropical incorporada. Lo dictan las nuevas reglas para poder subir una foto de comida a las redes sociales (#healthyfood). Por no hablar de que debe costar un dineral recolectarlo de sus árboles, porque encarece cada plato que toca. ¿O no habéis notado la diferencia en la cuenta entre una tostada con tomate y una con aguacate (#avocadotoast)? Por no hablar de su sabor sin aliñar: a nada. Marta Bac

Últimas noticias

    Publicidad