Time Out en tu buzón de entrada

Buscar

El mejor y más fugaz sándwich de pastrami de la ciudad reaparece en La Osita

Por
Gorka Elorrieta
Publicidad

Byron Hogan, el que fuera chef de James Costos, embajador estadounidense en Madrid hasta 2017, lleva ya un tiempo con The Sandwich Project. Brotando y desapareciendo como el Guadiana. Algo así como una aparición mariana pero para foodies. La idea nació mientras ahumaba carnes y elaboraba embutidos caseros en la cocina de la embajada y finalmente se ha convertido en algo itinerante, efímero, en colaboración con otros espacios. Suerte para nosotros. Es lo más cerca que vais a estar de Obama; sí el expresidente también ha probado algunas de sus creaciones.  

El último y más logrado pop up del chef norteamericano es con los cerveceros ingleses de La Osita. La entente anglosajona funciona y de qué manera. Si os va el pastrami, el sándwich que sirven aquí (con mostaza especiada, pepinillos caseros y en pan de centeno) es antológico, insuperable; los sábados y domingos se vuelve parte del brunch de la casa. Pero, ojo, salvo que haya una segunda prórroga, solo lo servirán hasta el próximo 16 de marzo. Si no este bocado ahumado no es lo vuestro, tenéis más opciones: pollo con harissa, de atún con cheddar, un perrito con chucrut homemade... El plan, con sus patatas y aros de cebolla con salsa Green Goddess es redondo. 

La Osita
La Osita

Para beber, además de una pequeña pero muy cuidada selección de whiskies, lo ideal es quedarse en las populares cervezas que elaboran David Ross y Patrick Tuck bajo su sello Oso Brew Co., creaciones artesanas y muy fáciles de beber. Empezaron con dos referencias y ya suman cuatro: una IPA, una Rye IPA, una Porter y una Citrus Cream Ale. 

Últimas noticias

    Publicidad