Time Out en tu buzón de entrada

Buscar

La puerta de la casa del Ratoncito Pérez está en el centro de Madrid. ¿Sabéis dónde encontrarla?

Por
Josep Lambies
Publicidad

Después de muchos meses cerrada, la estación de Banco de España vuelve a funcionar con regularidad desde hace un par de semanas. Muchos madrileños vuelven a descender, a diario, los peldaños de las escaleras de la boca de metro en hora punta. Zapatos de ejecutivo, deportivas, chanclas de turista y tacones andan pisando chicles y colillas, siempre con mucha prisa. Aprovechando el bullicio, el Ratoncito Pérez ha decidido reabrir la puerta de entrada a su guarida secreta. ¿A que no os habíais fijado?

Mide medio palmo de altura. El dintel parece una barra de caramelo curvada, de rosa y blanco, y la madera está pintada de azul celeste. Puede que para la mayoría de transeúntes pase totalmente desapercibida, a la sombra del bordillo, tocando a los Jardines del Palacio de Buenavista. Pero ya hemos visto a algún niño atento al que el diente le empieza a bailar acercándose para pedir un deseo. Nadie lo ha visto entrar ni salir. Pero si arrimáis el oído mientras duerme podréis escuchar cómo respira.

Últimas noticias

    Publicidad