Time Out en tu buzón de entrada

Buscar

Pizza con piña, ¿a favor o en contra?

Por Time Out Madrid
Publicidad

Nunca añadir un ingrediente a un plato había generado tanto revuelo. Retomamos el eterno debate sobre si a la pizza se le puede añadir de todo, como por ejemplo una fruta como la piña, o si debemos mantener las tradiciones italianas intactas. ¿Vosotros qué opináis?

Señales de peligro

La piña en la pizza es ardor, dinamita, cáncer, veneno. Nos lo intenta advertir con su color radioactivo, tóxico como un vertido de plutonio verde, cuando sale del horno palpitando sobre un lecho de mozzarella caliente. Pero a pesar de las señales de peligro el mundo está lleno de desaprensivos que entran en una 'trattoria' y tienen el mal gusto de pedir semejante aberración. Entonces les sirven esa bomba con destellos fosforescentes y desde tu mesa reprimes el asco mientras ves llegar los tacos de fruta pocha cocinada a altas temperaturas, supurando riachuelos de juguillo almibarado que se extienden sobre el queso fundido y las lonchas de bacon. Dios mío, qué manjar. Prueba a meterte un bocado de esa cosa entre pecho y espalda y sentirás tu estómago como el cráter de Nagasaki. –Josep Lambies

Sabores que combinan

¿Qué tiene de malo que la pizza tenga un toque más fresco, ligero y dulce? No entiendo tanto odio a la pizza con piña, una fruta tan sana y diurética que compensa la grasa del resto de ingredientes: jamón, pepperoni, bacon, etc. La combinación de sabores entre dulce y salado suele estar además muy compensada, igual que cuando comemos paté con mermelada o queso con miel o membrillo. Además, la pizza no deja de ser una masa a la que se le pueden añadir los ingredientes que queramos. Lo que no termino de entender es por qué se le llama ‘pizza hawaiana’, ¿es que la piña es típica de Hawai? – Eva G. Chiquero

Últimas noticias

    Publicidad