Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Madrid icon-chevron-right Y el mejor roscón de Reyes artesano 2020 de Madrid es...
Noticias / Comer

Y el mejor roscón de Reyes artesano 2020 de Madrid es...

Roscón Pan Delirio

Ahora que Papá Noel se ha ido por donde ha venido, comienza la cuenta atrás para otra visita igual de especial (o más): la de sus majestades los Reyes Magos de Oriente prevista, como siempre, para la noche del 5 de enero. Y si hay un dulce típico vinculado a esta festividad, no es otro que el roscón de Reyes. Pues bien, como todos los años por estas fechas, comienza la carrera por ver cuál de todos los que se hacen en Madrid es el mejor, y ya lo sabemos. El jurado de la segunda edición del certamen de roscones artesanos de la Comunidad de Madrid ya ha dado su veredicto. 

Y el premio al Mejor Roscón Artesano 2020 ha recaído en Pan Delirio, mientras que la medalla de plata ha sido para el Horno San Onofre, dos icónicos obradores madrileños (uno por joven, otro por longevo) que este año se alzan con sus merecidísimos primer y segundo puesto en este certamen tan navideño. 

Elaborado con masa madre, materias primas de excelente calidad (harina, mantequilla, leche, huevos, agua de azahar, azúcar, sal, ron y ralladuras hechas a mano de naranja y limón) y mucho empeño. Esas han sido claves para que el roscón de Pan Delirio se haya alzado con ese primer puesto. Según sus creadores, Javier Cocheteux (padre e hijo), el roscón de Pan Delirio es “el mejor del universo, porque está tratado mediante un delicado proceso, natural y artesano, con el mismo mimo con el que se hace en casa, sin conservantes y sin aditivos, con fermentación larga y reposo en frío, como todos nuestros panes”. 

Y como la noticia está corriendo como la pólvora, quien no espabile se quedará sin su roscón, disponible tanto en su tienda online como en el obrador del barrio de Salamanca (Juan Bravo, 21) y -¡atención, atención!- en su nuevo local abierto en el distrito de Chamartín (calle Profesor Waksman, 8, esquina Doctor Fleming). Quien no quiera quedarse sin probarlo, ya sabe lo que tiene que hacer.

Advertising
Advertising