Dónde encontrar wifi gratis en Madrid

En bibliotecas, centros culturales, parques y también en cafeterías e incluso en el transporte público, estos son los lugares donde podéis conectaros a Internet de forma gratuita

Cada vez es más sencillo navegar por Internet fuera de casa sin gastar ni un dato. Aunque todavía nos queda un largo camino que recorrer para igualar a otras ciudades como Nueva York -con wifi gratuito incluso en el metro-, Madrid mejora día a día y ofrece este servicio en más puntos. Desde bibliotecas y museos hasta parques y cafeterías donde puedes conectarte y de paso tomar una caña o un café, repasamos algunos de estos lugares para navegar sin pagar un euro.

Bibliotecas

Bibliotecas

La red de bibliotecas públicas de la Comunidad de Madrid ofrece un servicio de conexión a Internet de forma gratuito y que además funciona de maravilla. Son ya más de una treintena las bibliotecas que cuentan con wifi gratis, como por ejemplo la Biblioteca Nacional, la de Gloria Fuertes, en Barajas, la de Pablo Neruda en Ciudad Lineal, la de Ana María Matute en Carabanchel o la de Pío Baroja en Arganzuela, entre muchas otras.

Centros culturales

Centros culturales

Hoy en día casi todos los centros culturales públicos de la ciudad cuenta con acceso wifi gratuito. Y además la mayoría ha dedicado una parte de su espacio a poner mesas y cómodos sofás desde los que conectarnos a la red a través de nuestros móviles y portátiles con toda comodidad. Si queréis consultar vuestro correo o accede a las redes sociales podéis ir al Centro Cultural Conde Duque, al CentroCentro, la Casa del Reloj, la Casa de Vacas o el Galileo.

Advertising
Parques y jardines

Parques y jardines

Aunque salir a disfrutar de la naturaleza no parece un plan compatible con estar pendientes del móvil, también hay zonas al aire libre donde podéis disfrutar de wifi gratis. Por ejemplo, en los Jardines de Cecilio Rodríguez, en el Retiro, o Madrid Río, que desde este verano dispone de wifi de alta velocidad con algunas condiciones: tendréis un tiempo limitado para conectaros, estarán restringidos los contenidos calificados como “no apropiados” y habrá que proporcionar algunos datos para conectarse.

Oficinas de Atención al Ciudadano

Oficinas de Atención al Ciudadano

Si alguna vez tenéis que hacer algún trámite administrativo o queréis resolver alguna duda, la espera se os hará más amena en estas oficinas. De Usera al Barrio de Salamanca, pasando por Carabanchel, Chamartín, Tetuán o Moratalaz, cada barrio cuenta con su propia oficina. También podéis conectaros gratis a Internet en las Oficinas de Atención al Contribuyente de Centro, Arganzuela, Chamberí y Hortaleza.

Advertising
Transporte público

Transporte público

Los autobuses de la EMT, además de incorporar muchos de ellos espacios USB para cargar nuestros móviles y tablets, cuentan también con un servicio de wifi gratuito. Aunque da algunos problemas, es una buena opción si necesitáis consultar una dirección o una ruta determinada sin acabar con vuestros datos móviles.

Museos

Museos

Casi todos los museos de la ciudad ofrecen wifi gratuito. Desde las pinacotecas más importantes como el Museo del Prado hasta otros más pequeños como el Museo de la Historia y el de los Orígenes de San Isidro, aquí podéis conectaros a Internet sin pagar un euro, habitualmente desde puntos habilitado para ello como salas de lectura o incluso cafeterías.

Advertising
Centros comerciales

Centros comerciales

Cada vez son más los centros comerciales que ofrecen este servicio a sus clientes. Desde La Vaguada al Plaza Norte pasando por el Moda Shopping, podéis consultar en Internet las mejores ofertas sin tener que pagar un euro ni gastar vuestros datos.

Calles y plazas

Calles y plazas

También hay ciertos espacios públicos, como plazas y calles, donde es posible conectarse a Internet, más o menos con buena velocidad. Algunos de estos sitios son por ejemplo la Plaza de Santo Domingo, que fue pionera en este tipo de espacios a la hora de ofrecer wifi gratis, la Plaza Mayor o la de Olavide.

Advertising
Centros de mayores

Centros de mayores

El acceso a la informática para las personas de más de 65 años es una de las apuestas de estos centros para mayores. Por eso no es de extrañar que cada vez más centros municipales de este tipo cuenten con wifi gratuito. En total son casi 40 ya los centros que lo tiene y están repartidos por todos los distritos de la ciudad.

La Bicicleta Café & workplace

Como su propio nombre indica, este bonito 'café & workplace', santuario de los hipsters de Malasaña, es un lugar de trabajo y punto de encuentro idóneo. Si te animas a acudir con tu portátil, te sentirás verdaderamente en casa, ya que gran parte de la clientela emplea este local de decoración industrial y grandes ventanales a modo de oficina. Es, por tanto, habitual encontrar caras de concentración junto a humeantes tazas de café y animadas conversaciones. Una vez que acabes con la faena podrás relajarte en sus cómodos sofás y degustar con calma su repostería casera y alguno de sus deliciosos sandwiches y ensaladas. También tiene merecida fama su inabarcable brunch de los fines de semana.

Malasaña

La Infinito Café Libros

Pensado para diurnos y nocturnos, este café-librería ubicado en Lavapiés es perfecto para que pongas tu trabajo al día durante horas sin que te sientas presionado por si el camarero te retira o no los vasos. Las horas parecen no pasar entre sus paredes, por lo que, podrás empezar desayunando y acabar el día incluso con una copa gracias a su amplísimo horario. Si entre tanto, aprieta el hambre podrás aplacarla degustando alguno de sus ricos tentempies: tostas, ensaladas y entrepanes, acompañados de los zumos y batidos naturales incluidos en su heterogénea carta.

Lavapiés
Advertising

La Cafetería de La Casa Encendida

Recomendado

Tartas, cremas y ensaladas son algunos de los saludables platos que podrás probar en la cafetería del vibrante espacio cultural que es La Casa Encendida. Con una carta que se basa en productos ecológicos y de comercio justo, y en la que destacan también sus tes y cafés, la cafetería de La Casa Encendida es el sitio idóneo para trabajar duro mientras disfrutas de conexión wifi gratis en una atmósfera de lo más agradable, en la que suele sonar música jazz, procedente de la colección que el fotógrafo y crítico Federico González donó a la Biblioteca de La Casa. Con un poco de suerte, al acabar la faena podrás además participar en alguna de las actividades culturales que se celebran a diario en el gran edificio neomudéjar de Ronda de Atocha.

Lavapiés

Lolina Vintage Cafe

Es el bar-café más famoso de la calle Espíritu Santo, en plena Malasaña. Decorado con muebles de los años 50, 60 y 70, hasta el papel pintado de sus paredes desprende un acogedor aire vintage. Todo aquí resulta familiar y encantador, por lo que, en cuestión de minutos te sentirás comodísimo trabajando entre las cuatro paredes de cualquiera de sus dos plantas. Iluminadas ambas con lámparas recuperadas de rastros, mercados y anticuarios, podrás desde desayunar (por 2,50€ puedes personalizar tu desayuno), a comer algo, o probar sus tostas y nachos e incluso tomar un cóctel (no os perdáis su riquísimo mojito de fresa). Zumos, batidos, tés, cafés… sea lo que sea lo que te apetezca tomar, aquí lo encontrarás seguro.

Malasaña
Advertising

El Bistró de La Central

Inspirado en 'la ciudad de los rascacielos', el Bistró de La Central es otro de los bonitos lugares de Madrid que hará las veces de oficina si estás cansado de la convencional o de casa, si es que sueles trabajar allí. Situado en pleno centro, en el palacete decimonónico en el que se encuentra la librería La Central, en este café-restaurante se respira la atmósfera perfecta para te abstraigas del mundo y adelantes el trabajo atrasado mientras pruebas alguno de los cafés y tes que forman parte de su variada carta. Podrás acompañarlos de uno de sus deliciosos brownies o tartas. Si optas por algo salado, no dejes de probar el steak tartar, el humus o la ensaladilla, aunque los platos estrella son los que componen su famoso brunch, en el que no faltan la hamburguesa ni unos huevos benedictine con salmón o bacon, que te dejarán sin palabras.

Sol

Panela & Co

Igual que en el Bistró de La Central, un pedacito de Nueva York parece haberse instalado esta encantadora cafetería de Madrid en la que podrás también conectarte a internet y aplicarte bien. Se trata de un espacio acogedor, con cierto aire vintage, que entre semana suele estar lleno de ejecutivos de la zona que pasan a tomar un bocado rápido antes de volver al trabajo. Una música suave de fondo, casi imperceptible, te acompañará mientras disfrutas de su excelente café, pruebas alguno de sus platos salados como quiches, sándwiches, sopas, ensaladas y bagels o alcanzas el cielo gastronómico con alguno de sus bollos, tartas y demás postres. Un oasis cosmopolita 100 % recomendado.

Barrio de Salamanca
Advertising

El Azul de Fúcar

Este pequeño café con encanto del Barrio de las Letras es una de las mejores opciones para llevarte el trabajo a un lugar más agradable, ya que cuenta con una buena conexión wifi y es habitual ver algún que otro portátil sobre sus mesas de madera. Ubicado muy cerca del llamado 'Triángulo del Arte' de la capital, en él podrás además desayunar, merendar e incluso comer algo ligero mientras desconectas de la rutina. Sus desayunos son muy recomendables, así como su menú del día, sabroso y económico.

Barrio de las Letras

Diurno

Drugstore cultural y café minimalista y abierto todo el día a ritmo de chill-out. Además del ambiente perfecto para concentrarte con tu portátil o bloc de notas, una vez que descanses podrás echar un ojo a la fabulosa colección de películas que posee. Son conocidos sus riquísimos sándwiches, ensaladas y pasta, así como otros platos como las berenjenas fritas con miel de caña, la burrata trufada de búfala con tomate semiseco o el carpaccio de solomillo gallego. No te pierdas tampoco sus postres caseros y sus cócteles. Un lugar tranquilo, situado en pleno corazón de Malasaña, de horario amplísimo, en el que podrás empezar, pero también acabar el día.

Chueca
Advertising

Café Pepe Botella

No son pocos los escritores e intelectuales que acuden a este café para buscar, a través de sus ventanas, con vistas a la Plaza del Dos de Mayo, la inspiración. Del mismo modo, sentado sobre alguna de sus bonitas mesas de mármol, podrás trabajar mientras tomas su delicioso desayuno y disfrutas de la paz infinita que se respira en este clásico de Malasaña. Su excelente trato es otro de los puntos fuertes de este bonito local, en el que te sentirás como en el hogar y muy probablemente querrás repetir. Además de entre semana, es idóneo para gozar del placer de un buen desayuno en compañía de un periódico los fines de semana.

Malasaña

Críticas y valoraciones

0 comments