Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Madrid icon-chevron-right 12 lugares de Madrid que nadie llama por su verdadero nombre
Pirulí
Gregorio Puga Bailón

12 lugares de Madrid que nadie llama por su verdadero nombre

De la plaza de los Cubos a Neptuno o las Torres Kio, ¿sabes en realidad cómo se llaman todos estos sitios?

Por Marta Bac
Advertising

Si os decimos que visitéis la plaza de Santa María Soledad Torres Acosta o la Puerta de Europa... ¿sabríais decirnos dónde os estamos mandando? En cambio, si os decimos que quedamos en la plaza de la Luna o en las Torres KIO, seguro que muchos de vosotros nos entenderéis perfectamente. En Madrid hay muchos lugares e incluso barrios (Malasaña es Universidad, Chueca es Justicia, La Latina es Palacio, etc) que nadie llama por su nombre original, sino que con el paso del tiempo se han ido conociendo con apodos o han tomado el nombre de alguna construcción. ¿De cuántos de estos lugares conocéis su denominación original? 

RECOMENDADO: Los nombres más curiosos de calles de Madrid.

Plaza de la Luna
Luis Garcia

1. Plaza de la Luna

Nombre real: Plaza de Santa María de Soledad Torres Acosta.

¿Por qué se llama así?: A pesar de estar dedicada a una religiosa, a esta plaza situada a pocos pasos de la Gran Vía se la conoce en realidad por el nombre de los cines Luna que estaba ubicados aquí, ahora convertidos en un amplio gimnasio con terraza y restaurante. 

Piscina de Lago
Ayuntamiento de Madrid

2. Piscina de Lago

Nombre real: Centro Deportivo Municipal Casa de Campo.

¿Por qué se llama así?: Como su nombre original es demasiado largo, y si algo se nos da bien a los madrileños es acortar palabras, a esta piscina (por cierto, recién remodelada) y polideportivo público situado en la Casa de Campo se la conoce por el nombre de la parada de metro más cercana: Lago (L10).

Advertising
Torre KIO
Archivo

3. Torres KIO

Nombre real: Puerta de Europa. 

¿Por qué se llama así?: Estos dos rascacielos inclinados de 114 metros de altura y pertenecientes a Bankia y Realia, fueron construidas por la promotora Kuwait Investment Office, cuyo acrónimo es KIO. Forman parte indiscutible del skyline madrileño, con permiso de las Cuatro Torres. 

 

Neptuno
Shutterstock

4. Neptuno

Nombre real: Plaza Cánovas del Castillo.

¿Por qué se llama así?: Esta plaza, situada en pleno Paseo del Prado, rinde homenaje al político español conservador, pero todo el mundo la conoce por el nombre de la fuente que la preside. Obra de Ventura Rodríguez, el conjunto escultórico representa a Neptuno, dios del mar, y junto a él celebran sus triunfos los atléticos. 

Advertising
Pirulí
Gregorio Puga Bailón

5. Pirulí

Nombre real: Torrespaña.

¿Por qué se llama así?: Con 232 metros de altura, esta torre de comunicaciones es conocida más por la forma que tiene que por su auténtico nombre. Está ubicada en la calle O'Donnell con Alcalde Sainz de Baranda y desde aquí se emiten una veintena de canales de la TDT, 14 frecuencias de radio y más de una decena de canales de radio digital, además de funcionar como un repetidor. 

Atocha
Luis Garcia

6. Glorieta de Atocha

Nombre real: Plaza del Emperador Carlos V.

¿Por qué se llama así?: Esta amplia intersección de calles fue conocida como plaza o glorieta de Atocha hasta 1941, año en el que se cambió el nombre por el del emperador para evitar confusiones con la calle Atocha. Sin embargo, la gente sigue llamándola así o "scalextric de Atocha" hasta los años 80, por todos los pasos elevados que se cruzaban en esta ubicación hasta su reforma en 1986. También dio nombre a la estación del Mediodía, hoy conocida como Atocha.

Advertising
Cerro del Tío Pío
Archivo

7. Parque de las Siete Tetas

Nombre real: Cerro del Tío Pío.

¿Por qué se llama así?: Desde este parque de Vallecas se puede contemplar uno de los atardeceres más bonitos de Madrid. Construido sobre los escombros de las chabolas que se edificaron sobre este terreno, es conocido como "las tetas de Vallecas" por las colinas que lo forman. Pero en realidad debe su nombre a Pío Felipe Fernández, el que fuera propietario de gran parte de los terrenos y constructor de la primera viviendad de la zona. 

Arcos Barrio del Pilar
Luis García

8. Los Arcos

Nombre real: Glorieta de las Reales Academias. 

¿Por qué se llama así?: Seguro que cualquier vecino del Barrio del Pilar sabe dirigirte perfectamente hasta los Arcos, pero si le pides que por favor te indique cómo llegar hasta la Glorieta de las Reales Academias, donde se sitúa la Puerta de la Ilustración (la gran escultura de acero inoxidable contruida por Andreu Alfaro que recuerda a unos arcos), es probable que no tenga ni idea de lo que le hablas. 

 

Advertising
Plaza de los Cubos
César Astudillo

9. Plaza de los Cubos

Nombre real: Plaza de Emilio Jiménez Millás. 

¿Por qué se llama así?: Fue uno de los aviadores militares más reconocidos de finales del siglo XIX, principios del XX, pero todo el mundo conoce esta plaza, contigua a la calle Princesa, por el monumento abstracto con forma de cubos metálicos creado por Gustavo Torner de la Fuente que ocupa su centro. 

Plaza de Ópera
Barcex

10. Ópera

Nombre real: Plaza de Isabel II.

¿Por qué se llama así?: En esta monumental plaza, donde desemboca la calle Arenal, entre otras, y donde se sitúa el Teatro Real de Madrid, se encuentra también el metro de Ópera (L2), así que es más fácil reconocerla así que por el nombre de la monarca a la que rinde homenaje. 

Advertising
Plaza Vázquez de Mella
©Jorge Miente

11. Vázquez de Mella

Nombre real: Plaza de Pedro Zerolo.

¿Por qué se llama así?: Los cambios nos cuestan, tanto que todavía hay gente que llama Pryca al Carrefour. Por eso no es de extrañar que a esta plaza de Chueca se le siga conociendo por su denominación anterior, a pesar de que lleva el nombre del político socialista y activista LGBTI desde el año 2016. 

Edificio Capitol
Shutterstock

12. Edificio Schweppes

Nombre real: Edificio Carrión o Capitol. 

¿Por qué se llama así?: Se trata de una de las construcciones más emblemáticas de la Gran Vía. Situado en la plaza de Callao y declarado como Bien de Interés Cultural, hoy alberga el cine Capitol, un hotel y una tienda de ropa, aunque lo más reconocible es el mítico neón de Schweppes que decora su fachada. 

Recomendado

    También te gustará

      Advertising