La Charla

Restaurantes Chamberí
4 de 5 estrellas
La Charla
1/3
La Charla
2/3
La Charla
3/3

Lo del 'ponzaning' ya es deporte nacional (nos hemos pasado, pero al menos sí de Madrid capital), y en él el Grupo LaLaLa va siempre en cabeza, es como el Usain Bolt de cañeo. Y eso es porque ha sabido montar sus restaurantes con los cuatro pilares que ya definen al grupo: sitio bonito, ambiente agradable, cocina cuidada y platos que funcionan. Violà, exitazo al canto. Así lo confirma La Charla (además de La Lianta y La Malcriada), el último que hemos visitado y al que muy probablemente volveremos.

Vamos por partes. Sitio bonito, efectivamente, porque según entras quieres subirlo a Instagram, a Pinterest, a Tumblr, a donde sea, y remodelar tu casa de cabo a rabo para meter diseño industrial, maderas, taburetes, platos diferentes y focos de antiguo plató de cine. Ambiente agradable, distendido, perfecto para La Charla (permitidnos el juego de palabras) alegre en barra y sentada en la parte en la parte de arriba, mientras suena toda una suerte de música acústica, y siempre picando, por supuesto, porque ahora viene la comida.

Cocina cuidada, y hacemos hincapié en esto porque aunque parece el típico sitio de “gente guapa” como se suele decir, la cocina merece mucho la pena. Todo es casero, hasta los postres, y todo se hace al momento, según lo pide el comensal. Muestra de ello es el Ceviche de gambón con una salsa de color anaranjado en la que echamos de menos más sabor a sus cabezas (lo eclipsa los cítricos y el cilantro), pero el gambón está de diez y en su punto justo de macerado. También la Pizza de masa árabe con queso de cabra, cebolla caramelizada, jamón ibérico y tomate seco, bien de umami en un solo bocado, con razón es uno de sus ‘hits’. 

Y a colación de esa cocina cuidada, salen platos que funcionan y conquistan a todos los públicos. Desde el que pide sabores nuevos y se pide las Patatas bravas japo con salsa kimuchi (son bravas pro no pican, ahora la salsa kimuchi está para mojar y el copete de algas wakame con pimentón es un puntazo), hasta el clásico que quiere una ensaladilla de las de siempre. Con los postres seguro te vas feliz, la Cookie con helado casero de vainilla sale calentita y sabrosa, y la Tarta de limón cubierta de un ligero merengue con toque de soplete es un escándalo de buena.

Por María G. Aguado

Publicado

Nombre del lugar La Charla
Contacto
Dirección Santa Engracia, 76
Madrid
28010
Horas de apertura De do. a ju. de 12.30 h a 1.30 h. Vi. y sá. de 12.30 h a 2.30 h.
Transporte Iglesia (M: L1), Alonso Cano (M: L7)
Static map showing venue location
LiveReviews|0
1 person listening