La familia no

Teatro
3 de 5 estrellas
Escena de 'La familia no'
©Kendosan Producciones Escena de 'La familia no'

Time Out dice

3 de 5 estrellas

Una familia formada por el padre, la madre y cuatro hijos sale de viaje. En un punto del camino, se detienen en una gasolinera. Los padres bajan y quedan los cuatro hijos esperando. Ahí se suspende el tiempo y en ese paréntesis poético es cuando el público entra en la sala y comienza a ver una obra de teatro cuyo principio y cuyo final los marca, precisamente, la llegada del público y su salida. Porque aunque hay un final, porque tiene que haberlo (de lo contrario sí sería revolucionario), ya no es que sea abierto, es que podría ser ese o cualquier otro. 

Esa misma sensación recorre toda esta función, que lo que vemos en escena podría no estar, podrían ser episodios sustituidos por otros que partieran de la misma situación y no cambiaría nada. Es demasiado evidente (y no porque yo lo sepa, que lo sabía de antemano) que la obra está construida a base de juegos de improvisación sobre un tema dado (lo de los padres que se van y los hijos que se quedan solos). Todo esto, aunque parezca una queja, no lo es, no resta para nada calidad a la pieza, aunque quizás dependiendo del momento el interés fluctúa. Y que tampoco un montaje se puede sustentar solo en alardes interpretativos, que los hay, porque el cuarteto protagonista es realmente bueno, sobre todo porque pasan por distintos estadios de la niñez con sorprendente soltura. 

Gon Ramos ha querido trasladar la naturaleza del proyecto y del proceso creativo al resultado final. Valiente es, siempre lo ha sido el joven director, hay que probar, desde luego. Está apoyado en un elenco intachable, como decíamos, y en un trabajo escenográfico y de iluminación (firmado por Javier Alegría) que merece la pena destacar, porque el coche que ha metido en el escenario es como un baúl mágico del que salen historias, canciones, recuerdos, sueños, deseos de futuro y amor fraternal. El coche como símbolo familiar es muy potente y posibilita la reflexión en torno a cómo nos relacionamos con esa gente que nos toca al nacer y que, dicen, es para toda la vida.

Gon Ramos. Fabia Castro, Eva Llorach, Jacinto Bobo y Emilio Gómez

Detalles

Los usuarios dicen

LiveReviews|0
1 person listening