Time Out en tu buzón de entrada

Buscar

Shock. 1 El cóndor y el puma

  • Teatro
  • 5 de 5 estrellas
  • Crítica de Time Out
Shock
Publicidad

Time Out dice

5 de 5 estrellas

Tenían ante sí una difícil tarea todos los integrantes del equipo artístico de este espectáculo: tomar un libro como 'La doctrina del shock', de Naomi Klein, que cabalga entre el periodismo, la historia y el ensayo, y convertirlo en un hecho escénico. El riesgo era mayúsculo: Klein sostiene en su libro una tesis controvertida, que hablando exclusivamente en términos lógicos, a veces se sostiene sola y otras con ayuda ideológica. Todo eso había que transformarlo en un espectáculo.

Prueba superada con creces. 'Shock (El cóndor y el puma)' es un show de gran formato, interesante, entretenido (en el sentido más profundo de la palabra), complejo técnicamente y con una dramaturgia que articula el discurso de Klein combinando rupturas de la cuarta pared con escenas de corte clásico. El efecto es brillante. Incluso para los que ya conozcan las teorías de Klein o hayan visto el documental basado en el libro, les resultará apasionante “conocer” al economista Milton Friedman, a los Chicago Boys o a Donald Cameron, el responsable del programa MK Ultra.

La escenografía es limpia: para favorecer la visibilidad a cuatro bandas, el director Andrés Lima ha optado por una plataforma giratoria (como ya hiciera, con quizá menos acierto, en 'El jurado'), que imprime un dinamismo suave a toda la función. Los objetos de atrezo son mínimos. Donde Lima ha apostado todo es en el trabajo con los audiovisuales (presentes de manera estética o informativa durante el show), y en el trabajo con los actores, que es sencillamente brillante. Desde Paco Ochoa, sutil y convincente en todas sus caracterizaciones, hasta Natalia Hernández, emocionante en el final, todos tienen momentos de gloria: María Morales y Juan Vinuesa son uno de los mejores dúos cómicos de la temporada; Ramón Barea conmueve cuando nos recuerda la clarividencia de Allende; Ernesto Alterio es un histrión, una de esas raras avis, que resulta igual de convincente moviendo las caderas a lo Elvis que relatando una tortura.

Texto: Albert Boronat. Dirección: Andrés Lima. Intérpretes: Ernesto Alterio, Ramón Barea, Natalia Hernández, María Morales, Paco Ochoa y Juan Vinuesa

Escrito por
Pilar G. Almansa

Detalles

Dirección
Publicidad
También te gustará