Ice Bar

Bares y pubs, Bodegas Sol
1 Me encanta
Guárdalo
Ice Bar
Ice Bar

No hacen falta  trineos tirados por perros groenlandeses como los que usó Amundsen para llegar por primera vez al Polo Sur. Tampoco emplear 90 días para el viaje, ni una expedición de científicos tras cargarse la mochila de provisiones. Para pisar la Antártida solo necesitas una noche, un grupo de amigos y una incursión al centro de Madrid. Ice Bar (Conde de Romanones, 3) baja la temperatura de Madrid con barras cristalinas, esculturas heladas y vasos extremadamente fríos para refugiarse del calor del verano en la capital.

Su nombre no engaña. Es, literalmente, un bar de hielo. Su entrada desde la calle es discreta, muy parecida a un garaje de coches en pleno centro. Un espectacular oso polar recibe a las visitas a pocos metros de la entrada. Este particular ‘portero’ anuncia el principio de la expedición. De los 400 metros del local, 70 son completamente de hielo y los otros corresponden a un bar situado poco antes de entrar a la cámara frigorífica. Un coqueto espacio con botas de explorador colgadas por sus paredes, fotos  y una gran vitrina con gin tonics y vodkas. Aquí podrás beber algo y comer wraps o sandwiches por un precio razonable.

Antes de subir a este paraíso helado, deberás pagar la entrada y enfundarte en un traje azul, propio de un TEDAX, un astronauta o un científico nuclear. Lo apreciarás más cuando entres en el bar. Dentro te esperan leones de hielo, cisnes cristalinos y una barra helada donde podrás pedirte la bebida de siempre pero a temperaturas bajo las que nunca has bebido. Los muebles también son de hielo. Las mesas, la barra y los bancos te harán sentir como si estuvieras de botellón en la película Ice Age. Por tanto, no pierdas la oportunidad de hacerte selfies, instagramear o subir algunas fotos a Facebook. Necesitarás congelar (nunca mejor dicho) cada instante que pases en este bar único.

Acudir a este local es muy buena idea para echar un vistazo, sorprender a alguien con una cita original o reservar en un evento especial como un cumpleaños deluxe o una despedida de soltero. Eso sí, a los 20 minutos helándote y una vez te has acabado la consumición que viene con la entrada, comienzas a tener ganas de salir al exterior y que tu nariz roja recupere su color original. Tienen packs especiales para celebraciones, momentos “románticos” o carísimas sesiones fotográficas.

También ofrecen espectáculos de “auroras boreales” en temperatura real con los efectos de su fotógrafo y su cámara, aunque tendrás que informarte para saber a qué hora puedes ir a ver este fenómeno meteorológico. Desde TimeOut, este verano te deseamos unas noches muy frías con finales muy calientes.

Por Sara Montero

Publicado

Nombre del lugar Ice Bar
Contacto
Dirección Conde de Romanones, 3
Madrid
28012
Horas de apertura De do. a ju. de 16 a 2.30 h. Vi. y sa. hasta las 3 h.
Transporte Tirso de Molina (M: L1)
Precio 15 € (con consumición) aproximadamente
LiveReviews|0
1 person listening