Buns&Bones

Restaurantes, A la brasa Lavapiés
  • 4 de 5 estrellas
4 Me encanta
Guárdalo
Buns&Bones
1/2
Buns&Bones
2/2

No sabemos qué harán en invierno para cerrar el local ante el descenso de las temperaturas para que no salgas oliendo a parrilla, pero estos días y los primeros del otoño se antojan como una animada parada si andas por la parte alta de Lavapiés.

Lo que fuera una pescadería en el área exterior del mercado de Antón Martín se ha transformado en un espacio donde la carne a la brasa y el cacareado bun (una especie de sándwich asiático de pan de trigo al vapor), tan de moda estos días, atraen una clientela constante. Es muy fluido el reguero de gente que se aposta en la barra corrida para comer unos baos (o buns), tomarse una cerveza y seguir. No admiten reservas pero hay quien prefiere esperar –salvo que te acerques a primerísima hora- y coger sitio en su mesa grande o en alguna de las altas para aprovechar esa comodidad que exige zamparse un chuletón. Un modelo a camino entre el street food (todo tiene esas formas INdustriales de almacén abierto a la calle) y un asador improvisado. De carnes de primera, eso sí, acompañadas de patatas asadas o ensalada de quinoa y procedentes, como otras materias primas, del mercado contiguo.

El servicio, muy simpático y atento, novel pero esforzado. No había churrascazo, nos dijeron, y vimos claro apostar únicamente por una parte de su ecuación: buns. Cada uno tendrá sus preferidos y dependerá del día, pero el de costillas a las 5 especias chinas y el de cangrejo superaron al resto. Bocados frescos, agradables, jugosos, logrados. Es fácil entrar en la rueda y acabar pidiendo varios para compartir. Tienen incluso una opción vegana.

La oferta también incluye salmón marinado en la casa, dos ensaladas, tempura de verduras (bien presentada de punto y nada aceitosa), varios metzes… y en la parrilla se atreven con un bogavante; dudamos que sea el sitio ideal para este producto. Si no eres muy carnívoro, el pulpo quizás sea más acertado y más acorde a la naturaleza del local.

La gente va a cañas (solamente dobles) pero sirven un par de vinos que, además de cumplir el expediente, tienen su interés. Anécdota: Te muestran la cuenta en un Ipad. Medioambiental sí, pero si has de pedirla, te la escriben a mano (¿un sistema poco práctico?).

Por Gorka Elorrieta

Publicado

Nombre del lugar Buns&Bones
Contacto
Dirección Santa Isabel, 5
Madrid
28012
Horas de apertura Lu. a sá. de 20 a 1 h.
Transporte Antón Martín (M: L1)
LiveReviews|0
1 person listening