Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Trànsit
Shutterstock

5 consejos para evitar coger el móvil mientras conducís

Uno de cada cuatro accidentes de tráfico están causados ​​por las distracciones al volante, la mayoría de ellas por culpa de los teléfonos. Pero entre todos podemos resolver el problema

Time Out en colaboración con Generalitat de Catalunya
Publicidad

Los teléfonos móviles forman parte indisociable de nuestra vida, esto es un hecho y no se puede cambiar. Muchos ya no los utilizamos para llamar, sino para mantener la agenda, jugar, efectuar compras, mantener el control de nuestra salud, enviar mensajes y, en definitiva, para seguir conectados a la vida moderna, tanto la profesional como la social o la familiar. Esto es lo que hace que estemos muy pendientes del móvil, y que se haya convertido en un accesorio necesario cuando salimos. Ahora bien, debemos tener en cuenta que los teléfonos inteligentes son unos insaciables vampiros de nuestra atención, y eso puede darnos unos cuantos sustos. Algunos tienen solución –como no bajar en la parada del autobús que nos toca–, pero otros pueden derivar en accidentes, incluso mortales, si utilizamos el móvil cuando conducimos. Uno de cada cuatro accidentes con víctimas en las carreteras catalanas están causados ​​por falta de atención.

El Servei Català de Trànsit ha comenzado una extensa campaña de información que lleva por lema 'Cuando conduzcas, aparca el móvil', y que tiene como objetivo concienciar a todo el mundo –no sólo a los conductores, sino también a quienes les acompaña en el vehículo– de que la mezcla de volante y móvil puede ser fatal y es necesario hacer todo lo posible para reducir a cero las distracciones. No sólo porque es una infracción grave –que supone una multa económica de 200 euros y el sustracción de seis puntos en el carné a partir del próximo mes de marzo–, sino porque ponemos nuestra vida en peligro y la de los demás. Podéis pensar que lo tenéis todo bajo control, que responder a un mensaje es inofensivo, pero nunca se sabe qué puede pasar en un segundo de distracción en la carretera. Por eso, os daremos cinco consejos prácticos para aparcar el móvil. La seguridad, y la vida, son aquí los temas principales.

Resistir la tentación
Shutterstock

1. Resistir la tentación

Sabemos que es difícil, pero con un poco de voluntad y un simple gesto que no requiere mucho esfuerzo –pulsar dos botones y basta– podemos hacer lo más fácil: desconectar el móvil y mantenerlo completamente inactivo. La mejor manera de evitar las distracciones es anular la fuente primera, y todo sería muy sencillo si, antes de arrancar el motor, apagáramos el teléfono. Nos consta que no es fácil, por lo que la solución intermedia pasa por tener la fuerza de voluntad para resistir la tentación. Si el móvil suena, nosotros debemos ignorarlo. Seguramente lo que nos llega no es urgente y puede esperar. Con un sencillo entrenamiento, lo tendríamos.

Usar el modo avión
Shutterstock

2. Usar el modo avión

Quizás no es necesario ser tan drásticos y desconectar el dispositivo. Existe la opción del modo avión, que es la que utilizamos cuando volamos, pero que podemos aplicarla a muchas circunstancias de la vida: cuando vamos a dormir –así, el móvil deja de sonar y vibrar cuando entra un Whatsapp o una app nos pide una actualización–, cuando estamos en una reunión... En el coche debemos hacer lo mismo: podemos mantener el teléfono vivo, pero que no nos disturbe. El efecto psicológico es beneficioso, porque sabemos que el móvil está ahí, pero como no entrarán avisos, pensaremos que nadie necesita nada de nosotros. Cuando bajemos del coche, ya lo miraremos todo.

Publicidad
Que alguien utilice el móvil por nosotros
Shutterstock

3. Que alguien utilice el móvil por nosotros

Si vas sólo tú solo al volante, esta solución no es posible. Pero a veces vamos en familia, con amigos, o clientes. Si es así, podemos tener el móvil activo, pero que nos lo gestione la pareja o los hijos: si entra un mensaje o una llamada importante, siempre pueden decir por nosotros 'estoy conduciendo, te contacto en una hora' –así seremos educados y eficientes a la vez, además de responsables–, o informarnos de la última notificación de las redes sociales, en la que una prima nuestra ha subido una nueva foto. ¿Realmente lo necesitamos saber al momento?

Limitar el uso a las paradas
Servei Català de Trànsit

4. Limitar el uso a las paradas

En trayectos largos, es necesario realizar paradas. En ese momento, podemos coger el móvil, mientras echamos gasolina, vamos a comprar comida o estiramos las piernas. En ciudad, es un tema más delicado. La excusa de que uno sólo mira el teléfono en los semáforos no es buena, puesto que todavía tenemos el motor en activo, hay tráfico y también es motivo de multa. Pero si estacionamos un momento, estas paradas fuera de los carriles de circulación son ideales para atender a otras cuestiones.

Publicidad
Mantenerlo lejos
Servei Català de Trànsit

5. Mantenerlo lejos

Por último, tenemos el método expeditivo: esconder el móvil. Que suene, que vibre, pero lejos de nuestro alcance. Lo podemos dejar dentro de una chaqueta en el asiento trasero, en la guantera, en el maletero... No es la mejor solución, porque no anula ni los ruidos ni los reclamos, pero nos puede servir de entrenamiento para terminar ejerciendo el primer consejo, el de resistir por completo la tentación, que es la mejor manera de evitar distracciones y no sufrir accidentes.

Recomendado
    También te gustará
      Publicidad