Cine

La cartelera, los estrenos de la semana, las críticas de todas las películas y las listas cinéfilas más divertidas

Los estrenos de cine de la semana
Cine

Los estrenos de cine de la semana

Para que estéis al día de lo más nuevo de la cartelera

Ciclo Puttanesca
Cine

Ciclo Puttanesca

Cine feminista y de animación gratis en el Raval

Gandules 2017: cine al aire libre en el CCCB
Cine

Gandules 2017: cine al aire libre en el CCCB

Las 'femmes fatales' son las protagonistas de las Gandules'17

10 helados de película
Cine

10 helados de película

Las mejores películas para ver degustando un Calipo, un Frigopie, un almendrado...

Últimas críticas

Dunkerque
Cine

Dunkerque

Los libros de historia ya nos explican cómo fueron las cosas durante la evacuación de Dunkerque en mayo de 1940, el día en que 300.000 soldados, la mayoría británicos, se escaparon de la playa y los muelles de un puerto del norte de Francia mientras los nazis los bombardeaban. Pero Christopher Nolan nos pone en el ojo del huracán, en el centro de una guerra terrible que no se parece a ninguna otra película bélica que hayamos visto antes. Huyendo de los tópicos, nos coloca en una perspectiva desconcertante, extraña, que pertenece a todos aquellos que vivieron el ataque arrastrando el vientre por tierra. En menos de dos horas –breve recorrido, teniendo en cuenta que hablamos del hombre que hizo 'El caballero oscuro' e 'Interstellar'–, reduciendo los diálogos a la mínima expresión, 'Dunkerque' nos da una dosis reconcentrada y cruda del terror, con una fotografía espectacular que se ha de vivir en una pantalla tan grande como sea posible. Y esta es la voluntad del director, que rodó la película en Imax y 70 mm, para multiplicar el impacto de la estética de la pesadilla, que se balancea entre el ruido del estallido de la granada y el olor de carne quemada que paulatinamente se va reduciendo a cenizas. La propaganda nacionalsocialista va cayendo de las nubes, la espuma del mar lame la arena con un color diabólico y unos planos aéreos dislocados del conjunto nos hacen perder el equilibrio. Nolan divide el drama en tres capítulos, que ofrecen tres puntos de vista diferentes del cam

Time Out dice
  • 4 de 5 estrellas
Asuntos de familia
Cine

Asuntos de familia

En su debut como directora, Maha Haj ha intentado simbolizar a través de imágenes el singular conflicto con el que ha tenido que convivir: ser palestina a pesar de haber nacido en una ciudad israelí como Nazaret. Y lo hace a través de una familia y la descripción de diferentes generaciones que han aprendido a relativizar la tensa situación para centrarse en cuestiones más banales como los diferentes conflictos personales. La política, aquí, aparece como telón de fondo. Un matrimonio que ya no tiene nada que decirse, una anciana que se niega a olvidar una parte de su pasado aunque no es consciente del presente y una serie de jóvenes desorientados y atrapados en un mundo en el que saben que no pueden ser del todo libres. Tres generaciones diferentes en una cinta coral. La directora plasma con especial sensibilidad algunos pasajes (la historia del hombre que nunca ha visto el mar) para contrarrestar la incomodidad del contexto (la discusión en el control fronterizo con los guardias armados), pero en general aunque con un tono ligero, unas veces más cómico, otras más melancólico, incluso también poético, para hablar de la incomunicación y el estancamiento vital. Temas que, si bien es cierto que son universales, aquí cobran un sentido diferente. Lo cierto es que tiene una gran potencia metafórica.

Time Out dice
  • 4 de 5 estrellas
Sieranevada
Cine

Sieranevada

Si Buñuel hubiera dirigido 'El ángel exterminador' o 'El discreto encanto de la burguesía' en Bucarest, siguiendo el libro de estilo del nuevo cine rumano, el resultado se parecería bastante a 'Sieranevada'. El reto que se plantea Cristi Puiu es articular una disección de la clase media de su país –y, por extensión, de la civilización del primer mundo– alrededor de una comida familiar que nunca llega a celebrarse, en un apartamento de donde parece imposible salir y desde una óptica realista que el rigor de la puesta en escena radicaliza hasta acercarse a una abstracción casi fantasmagórica.Tal vez la mirada de la cámara, escrutadora en su presunta objetividad, es la del espíritu del patriarca muerto, motivo de la reunión y agujero negro del relato, que nos sitúa 'in media res', desubicados, en un piso que es a la vez mapa y árbol genealógico de un cierto estado de las cosas. Las puertas se abren y se cierran como en una comedia de Lubitsch, pero siempre nos dejan en el umbral del mundo.No se trata de convertir el espacio fílmico en una metáfora social sino de utilizarlo, sin que notemos el virtuosismo con que se despliega, como foro de debate, como motivo liminar entre las paradojas y contradicciones de la condición humana. Los límites de la fe, las teorías conspiranoicas sobre el 11-S y los atentados del Charlie Hebdo, la mentira como método infalible para sobrevivir en el entorno familiar, las cicatrices sangrantes del pasado comunista, el consumismo enfermizo como signo de

Time Out dice
  • 5 de 5 estrellas
Todo sobre el asado
Cine

Todo sobre el asado

¿Qué representa por encima de todo la argentinidad? ¿El fútbol? ¿El tango? ¿La política? El nuevo título de Gastón Duprat y Mariano Cohn tiene otra respuesta: la parrillada. 'Todo sobre el asado' explora la institución gastronómica y social por excelencia de la cocina argentina, la comida alrededor de la carne de ternera en cualquiera de sus cortes, como expresión última de la cultura popular del país. El film se adentra en la imagen de la carne asada desde múltiples perspectivas, desde la histórica hasta la sanitaria, de la mano del humorista El Negro Alvarez. Llena de curiosidades para los profanos, sin embargo resulta más superficial de lo que pretende y no se atreve a explorar a fondo las contradicciones que plantea sobre cuestiones como el machismo inherente a esta tradición.

Time Out dice
  • 3 de 5 estrellas
Todas las críticas de la semana

Nuestras favoritas

Estiu 1993
Cine

Estiu 1993

Siempre hay un momento en la infancia, decía Graham Greene, en el que una puerta se abre y deja entrar el futuro. Frida (excelente Laia Artigas) mira a través de la rendija y sólo ve una realidad que, de un día para otro, se ha dado la vuelta como un calcetín. Carla Simón sabe que, para entender a un niño, tenemos que percibir lo que le rodea a su altura, sobre todo si el momento que atraviesa es el de asumir la pérdida, la orfandad y la muerte como una certeza. El futuro es, pues, aprender a admitir lo que sientes, a superar el duelo con la ayuda de los demás. En fin, la madurez.Así pues, 'Verano 1993' sale victoriosa de construir esta mirada desubicada y sensible, que declina un cierto espíritu documental –es la infancia de la directora la que está en juego– en una película que nunca intenta ser complaciente con su heroína, que atiende a su descubrimiento del mundo vinculándolo con la cristalina transparencia de sus imágenes, que trabaja con sus actores con una delicadeza extraordinaria, y que consigue transmitir el misterio de ser niño –la sensación de extrañamiento, la crueldad inconsciente, el dolor disfrazado de capricho emocional– sin olvidarse de qué relación establece con los adultos y, sobre todo, sin caer en el sentimentalismo siendo profundamente conmovedora.

Time Out dice
  • 5 de 5 estrellas
Baby Driver
Cine

Baby Driver

Edgar Wright se dio a conocer junto al tándem cómico formado por Simon Pegg y Nick Frost en aquella hilarante comedia protagonizada por muertos vivientes titulada 'Zombies party'. Al director, siempre le ha gustado jugar con los géneros, subvertir sus códigos para configurar películas con un alto espíritu lúdico y muy poca vergüenza.Tras probarlo con los zombis, las 'buddy movies' y el advenimiento del Apocalipsis, ahora recurre a otro tópico cinematográfico como son las películas de robos, persecuciones y huidas a toda velocidad. Y lo hace inundando la pantalla con el mismo espíritu pop naïf que impregnaba 'Scott Pilgrim', su gran homenaje al mundo de los cómics.En esta ocasión, la fórmula no puede ser más triunfadora y cool: chicos guapos jugando a ser malos, música a todo volumen y set pieces configuradas a partir de la combinación entre música y montaje. El resultado, un ejercicio de estilo abrumador, magistralmente ejecutado a través de unas imágenes que provocan un aumento de endorfinas adecuado al espíritu 'millennial' de nuestros tiempos.Los hay que se dejarán embaucar por toda esta parafernalia visual y sonora. Otros pensarán que la historia no es más que una acumulación de clichés sin coherencia. En cualquier caso, será inevitable que el espectador salga de la sala intentando recordar la selección de canciones que conforman la banda sonora.

Time Out dice
  • 4 de 5 estrellas
Colossal
Cine

Colossal

Como sucede en todas las películas de Nacho Vigalondo –quizás ahora mismo uno de los cineastas más interesantes del panorama español–, 'Colossal' no es lo que podría parecer. Está filmada en los EUA y en inglés, pero no tiene nada que ver con estas operaciones quirúrgicas que quieren trasplantar el espíritu de los géneros hollywoodienses a nuestro contexto. No. 'Colossal' es un experimento, una comedia generacional que se transforma en un ejercicio en torno al cine fantástico y que a la vez se convierte en una fábula sobre el crecimiento emocional.Anne Hathaway interpreta a una chica perdida que retorna a su pueblo para reponerse y allí se reencuentra con su pasado, con todas las consecuencias: un pasado hecho de amores truncados y sueños perdidos, que ahora vuelve de una manera 'siniestra', como diría Freud, a partir de unos extraños acontecimientos que, aunque se desarrollen en Seúl en forma de atrevida trama de ciencia ficción, tienen mucho que ver con la deriva de los protagonistas, con su imposibilidad de acceder a la madurez.No añadiré más, no quiero romper la esencia de este film emotivo, reflexivo, de un rigor inusitado, que habla de nuestra dependencia de la ficción, a la vez estimulante y peligrosa. Todo un discurso sobre el cine y su capacidad vampírica a partir de un relato absorbente, de un tono melancólico que emerge misteriosamente de este puñado de imágenes tan turbadoras como reconfortantes.

Time Out dice
  • 4 de 5 estrellas
The Love Witch
Cine

The Love Witch

Anna Biller es una autora total: ella dirige, escribe, produce, monta, musica, decora y viste unos discursos feministas que recrean las formas del Hollywood en Technicolor. Todo esto se encuentra presente en 'The love witch'. Pero el film no sería lo mismo sin Samantha Robinson como Elaine, una joven que se ha construido una imagen hecha de medias sonrisas y caídas de ojos, y que utiliza pociones y hechizos para encontrar al hombre de su vida... con un efecto secundario: sus amantes mueren consumidos por la pasión. Por debajo de los colores fastuosos y los rituales mágicos, Biller y Robinson canalizan la desesperación de una mujer autoconvertida en fetiche para complacer la mirada masculina, y de esta manera dan la vuelta a los mecanismos del deseo que han marcado el cine heteropatriarcal.

Time Out dice
  • 4 de 5 estrellas
Más películas recomendadas

Las pelis para ver en familia

Dos colegas al rescate
Cine

Dos colegas al rescate

En un momento de 'Dos colegas al rescate', los mismos protagonistas se sorprenden de lo que está pasando y entonces nos hacen notar que esta es una película europea. Sin duda, deben estar pensando que la trama y la factura del film en que viven son propias de una película norteamericana. No les falta razón: 'Dos colegas al rescate' acerca la animación nórdica a algunas de las propuestas más sólidas del cine para niños elaborado en Hollywood. No estamos ante una inventiva volcánica como la de Pixar, pero sí ante una película que sabe explotar sus puntos fuertes: la diversión, la acción imaginativa, la fantasía y unos personajes simpáticos y singulares. En 'Dos colegas al rescate' encontramos dos colgados que viven en el interior del túnel de un tren, con la compañía de un tejón, y que pronto se verán inmersos en una aventura para salvar una chica y el su padre científico, que están en peligro. Es cierto que a estas alturas cansa que toda película para niños deba tener su princesa y su malo, como es el caso, pero al menos, aquí, la historia de siempre funciona.

Time Out dice
  • 3 de 5 estrellas
Bebé jefazo
Cine

Bebé jefazo

¿Tenéis un niño de seis años en casa? ¿Se le da bien el análisis político? ¿Le gusta la literatura experimental con mensaje existencialista que se extiende páginas y páginas con tramas que no llevan a ninguna parte? Si es así, daos prisa a llevarlo a ver esta comedia familiar de animación, que queriendo ser extraña resulta demasiado insípida.

Time Out dice
  • 2 de 5 estrellas
Richard, la cigüeña
Cine

Richard, la cigüeña

Richard es un gorrión que ha sido adoptado y criado por una familia de cigüeñas, y está convencido de ser una de ellas. Pero surgen problemas cuando las cigüeñas, aves migratorias, parten hacia África para pasar el invierno. Richard quiere partir también, y empieza a hacer autostop por toda Europa.

Los pitufos: la aldea escondida
Cine

Los pitufos: la aldea escondida

Un misterioso mapa lleva a Pitufina y a sus mejores amigos, Pitufo Filósofo, Pitufo Torpe y Pitufo Fortachón, a una emocionante e intrigante carrera a través de El Bosque Prohibido, lleno de mágicas criaturas.

La Bella y la Bestia
Cine

La Bella y la Bestia

Es exactamente lo que habíamos previsto, la película que ya vimos hace un cuarto de siglo, ahora actualizada en una mezcla de acción real y fantasmagoría digital, que tiene mucho cuidado de no frustrar nuestra capacidad de anticiparnos a cada escena. Eso sí, los años la han hecho más ostentosa, más siniestra incluso. Veremos los hilos de oro que caen del techo para bordar las gasas de un vestido amarillo y la sonrisa de un candelabro que parece esculpido por el mejor orfebre del mundo. Y nos acercaremos al lecho de muerte de dos madres con la cara blanca como una vela que no aparecían en la versión animada. La escena en la que los objetos van perdiendo el alma es de un lirismo romántico que dignifica el relato de Perrault. Y aunque Emma Watson parezca la proyección de una de aquellas niñas que hacían ver que eran una princesa Disney en el patio de la escuela, cantando 'Ésta es mi pequeña aldea' mientras se cogían el borde de la bata, hemos celebrar que el escudero del malo de la historia sea abiertamente gay. En la escena final, incluso sale bailando con otro hombre.

Time Out dice
  • 3 de 5 estrellas
Todas las películas de la cartelera infantil