Cine

La cartelera, los estrenos de la semana, las críticas de todas las películas y las listas cinéfilas más divertidas

Los estrenos de cine de la semana
Cine

Los estrenos de cine de la semana

Para que estéis al día de lo más nuevo de la cartelera

Las películas de caníbales más bestias de la historia
Cine

Las películas de caníbales más bestias de la historia

Esperamos que no os resulte demasiado indigesto

El TOP 5 de la cartelera
Cine

El TOP 5 de la cartelera

Las películas que no os podéis perder

Cartelera de cine infantil
Cine

Cartelera de cine infantil

Los estreno, y también los clásicos, que querréis ver con los pequeños

Últimas críticas

Piratas del Caribe: La venganza de Salazar
Cine

Piratas del Caribe: La venganza de Salazar

Han pasado 14 años desde que el primer 'Piratas del Caribe' aterrizó en la cartelera veraniega con toda la fuerza de una apuesta ganadora. Aventuras marítimas con un regusto clásico, escenas de una espectacularidad tan aparatosa como vibrante y una caracterización de Johnny Depp para no olvidar. Su Jack Sparrow se convirtió en un icono pop de manera inmediata, y sin duda ha sido este personaje el encargado de articular y exprimir una saga que ya parecía no dar más de sí.Después de cuatro entregas cada vez más deslucidas, los directores noruegos responsables de 'Kon-Tiki' se ponen al frente de este mastodóntico proyecto para recuperar el espíritu que latía en la película original: el de gincana de parque de atracciones capaz de conducirnos por un 'non-stop' de emociones a ritmo frenético a través de una imaginación desbocada.'Piratas del Caribe: La venganza de Salazar' consigue subsanar algunos de los problemas que arrastraban los anteriores capítulos: el escaso dinamismo se transforma en una mayor fluidez narrativa, las escenas de acción rutinarias se tiñen de fantasía e inventiva visual y se renuevan los personajes para aportarles una dimensión emocional decisiva, porque esta entrega termine por resultar entrañable para los fans.Además, contiene un malvado a la altura de las circunstancias, interpretado por Javier Bardem. Todo el universo de 'Piratas del Caribe' se concentra en esta película totalmente autoconsciente y referencial que parece cerrar el círculo de la franquici

Time Out dice
  • 3 de 5 estrellas
Las confesiones
Cine

Las confesiones

Roberto Ando está decidido a encontrar la fórmula para lograr el equilibrio justo entre la sátira de desafío político y el espectáculo cinematográfico, con gancho para el público. De hecho, estuvo muy cerca de conseguirlo con 'Viva la libertad', donde la fuga de un primer ministro era maquillada cuando sustituían por su hermano gemelo, un filósofo de ideas incendiarias.Ahora lo vuelve a intentar con 'Las confesiones', donde recupera el actor protagonista de aquel filme -Toni Servillo, el Jep Gambardella de 'La gran belleza', todo él carisma tranquilo- porque encarne un monje que es invitado a una cumbre del G8 y que, accidentalmente, se convierte en la última persona que vio vivo el director del Fondo Monetario Internacional.La desaparición de este personaje es el detonante de una intriga que toma la forma de thriller contemplativo, donde la denuncia de los abusos que cometen los líderes de Occidente de la mano del misticismo. Esto rebaja la acidez, pero también es cierto que lleva la propuesta a territorios inesperados.

Time Out dice
  • 3 de 5 estrellas
Wilson
Cine

Wilson

Saliendo de las viñetas de Daniel Clowes, las desafecciones cotidianas del entrañable Wilson abandonan su esencia pictográfica y llegan a la gran pantalla, en una película de acción real que no es, ni mucho menos, tan brillante. Woody Harrelson da vida al outsider simpático de las historietas, con una expresividad insólita, propia de la caricatura de línea clara. Es como si hiciera honores al pasado del personaje, como si nos quisiera recordar que, antes de un tipo de carne y hueso, fue una ilustración. Por desgracia, durante su transformación, Wilson pierde ese carácter ácido e inoportuno que tenía en el original -con tiernos excepciones, como cuando mira el pene al hombre que mea en el urinario del lado-. Si los adoramos la novela gráfica nos arrancamos la mitomanía de las retinas, no encontraremos mucho más que uno de esos productos del cine indie que tanto gustan al público de Sundance, y que pocas veces tienen una factura tan fresca e informal como nos quieren hacer creer.

Time Out dice
  • 3 de 5 estrellas
Paula
Cine

Paula

Una de las virtudes de 'Paula' es rescatar la figura de una artista aplastada por el patriarcado de principios de siglo XX, arrinconada en las notas a pie de página del expresionismo naíf a pesar de ser la primera pintora de la historia con un museo exclusivamente dedicado a su obra. Carla Juri encarna a Paula Modersohn-Becker con una energía veraniega, de temperamento volátil e impulsivo, con una vivacidad que contagia una película que, narrativamente, respeta todo detalle el canon de los biopics clásicos. Sorprende, como es habitual, que su acabado formal, cuidadoso y convencional, contraste con el espíritu libre y espontáneo de su objeto de estudio, pero al menos se esfuerza en demostrar que a veces los círculos artísticos han sido tan castradores como los políticos.

Time Out dice
  • 3 de 5 estrellas
Todas las críticas de la semana

Nuestras favoritas

Z, la ciudad perdida
Cine

Z, la ciudad perdida

Este es un relato de conquistas imposibles, de aventuras insensatas que limitan con el abismo de los infiernos. James Gray, el director de 'Two lovers', nos cuenta la historia de Percy Fawcett y su obsesiva búsqueda de El Dorado, aquella Arcadia imaginaria que se decía que brillaba como una aurora boreal en un rincón perdido de la selva amazónica. Es el sueño de un individuo, un militar sin ninguna medalla en la casaca, que decide depurar el alma embarcándose hacia tierras vírgenes. En el coraje de su héroe hay un reflejo de los 'holy fools' de Herzog, de aquel Klaus Kinski que navegaba río arriba por la jungla, esquivando las flechas de los indígenas, arrastrando una tripulación tocada de muerte. Y también es cierto que el puesto de explorador romántico es el de un Barry Lyndon que, cegado por la codicia, se crea un camino hacia la perdición. Pero, al mismo tiempo, el personaje tiene unas ansias científicas de encontrar la verdad bajo el mito, como aquel primate de Platón que se escapó de la caverna desmarcándose del rebaño. De cacería en Inglaterra o luchando en la batalla del Somme, entre la niebla que engulle los cadáveres de los soldados enfriándose en las trincheras, el explorador atisba las palmeras de aquel paraíso agreste donde juega un pulso con una naturaleza salvaje que esconde peligros invisibles. Gray concibe el filme en forma de tríptico: tres partes que corresponden a las tres expediciones que Fawcett lideró, lidiando con tribus de caníbales que asaban los c

Time Out dice
  • 4 de 5 estrellas
Los demonios
Cine

Los demonios

El universo infantil también esconde su parte oscura. El director canadiense Philippe Lesage debuta en la ficción con esta película, un ejercicio insano en el que se introduce en los pliegues de la conciencia de un niño y escarba en su intimidad. Así pone sobre la mesa temas como la formación de la propia identidad. Más de la mitad de la narración se sitúa a la altura de la mirada de un chico de 10 años, Felix, y a través de sus ojos accedemos no sólo a la visión que tiene del entorno, sino también a sus pulsiones más instintivas, a los miedos e inseguridades y, sobre todo, al despertar sexual. El director utiliza una perspectiva profundamente inquietante a la hora de retratar a los personajes. Los sitúa en escenarios cotidianos, donde se puede percibir un peligro constante, como si el espectador estuviera alerta de que algo malo puede pasar en cualquier momento. Porque hay un depredador que anda suelto. Esta es la cara más desasosegante y también terrorífica de la narración: la manera en la que la inocencia puede verse manchada por culpa de una mente desequilibrada. El resultado es una película gélida en la forma, con planos de observación, en los que se va creando una profunda incomodidad. El conjunto recuerda el cine de Michael Haneke, por su manera de escudriñar la trastienda de una sociedad enferma en la que los niños continúan mostrándose demasiado frágiles cuando llega el momento de enfrentarse al final de la infancia.

Time Out dice
  • 4 de 5 estrellas
La alta sociedad
Cine

La alta sociedad

Para entender esta historia, tenemos que ir a los orígenes. Un buen día, Bruno Dumont encontró una colección de postales con imágenes de la burguesía francesa que a principios del siglo XX veraneaba en la bahía de Slack. Entre recolectores de mejillones y chiringuitos con toldos rayados junto al mar, aparecían mujeres con faldas largas y pamela, cruzando los humedales en brazos de algún barquero de brazos gruesos, mientras el marido se distraía midiendo la dirección del viento, levantando un dedo lamido. Combinado con un sabor escatológico, nació 'La alta sociedad'. Hace tres años, Bruno Dumont rodó 'P'tit Quinquin', una miniserie para la cadena Arte, que comenzaba con la imagen de un niño con la nariz chata y el labio leporino que seguía con la mirada el recorrido de una vaca suiza que flotaba colgada de un helicóptero. A Dumont le encanta recrearse en la exhibición de rostros contrahechos, afectados de rictus muscular y tics nerviosos, espaldas jorobadas y muecas exageradas. Todas estas malformaciones le proporcionan un placer cómico perverso. Por eso 'La alta sociedad' tiene esta apariencia de sátira repulsiva, sucia. La acción pasa en 1900 y pico en el norte de Francia, en una región de acantilados. Bruno Dumont sitúa una historia de amor imposible, un romance de verano entre un pescador caníbal con la cara muy larga y una niña bien que se viste de niño y se rapa la cabeza. Alrededor de los dos amantes clandestinos acumula un abanico de personajes grotescos que proviene

Time Out dice
  • 4 de 5 estrellas
La bella durmiente
Cine

La bella durmiente

El cineasta veterano Ado Arrietta convierte 'La bella durmiente' en una fábula de pequeño formato, donde las hadas ejercen de arqueólogas de la Unesco, los nobles bailan la conga y los príncipes hacen fotos con el teléfono móvil a los infelices que han sido convertidos en estatuas. ¿Significa esto que nos encontramos ante una lectura iconoclasta del cuento? No necesariamente, ya que todos los detalles que se fugan del canon responden a la personal sensibilidad de Arrietta, que los introduce de manera que nos resulten tan naturales como la magia que rodea una historia contada con la complicidad de amigos como Mathieu Amalric y Ingrid Caven, y tocada por la fotografía irreal y atmosférica que consigue Thomas Favel.  

Time Out dice
  • 4 de 5 estrellas
Más películas recomendadas

Las pelis para ver en familia

Dos colegas al rescate
Cine

Dos colegas al rescate

En un momento de 'Dos colegas al rescate', los mismos protagonistas se sorprenden de lo que está pasando y entonces nos hacen notar que esta es una película europea. Sin duda, deben estar pensando que la trama y la factura del film en que viven son propias de una película norteamericana. No les falta razón: 'Dos colegas al rescate' acerca la animación nórdica a algunas de las propuestas más sólidas del cine para niños elaborado en Hollywood. No estamos ante una inventiva volcánica como la de Pixar, pero sí ante una película que sabe explotar sus puntos fuertes: la diversión, la acción imaginativa, la fantasía y unos personajes simpáticos y singulares. En 'Dos colegas al rescate' encontramos dos colgados que viven en el interior del túnel de un tren, con la compañía de un tejón, y que pronto se verán inmersos en una aventura para salvar una chica y el su padre científico, que están en peligro. Es cierto que a estas alturas cansa que toda película para niños deba tener su princesa y su malo, como es el caso, pero al menos, aquí, la historia de siempre funciona.

Time Out dice
  • 3 de 5 estrellas
Bebé jefazo
Cine

Bebé jefazo

¿Tenéis un niño de seis años en casa? ¿Se le da bien el análisis político? ¿Le gusta la literatura experimental con mensaje existencialista que se extiende páginas y páginas con tramas que no llevan a ninguna parte? Si es así, daos prisa a llevarlo a ver esta comedia familiar de animación, que queriendo ser extraña resulta demasiado insípida.

Time Out dice
  • 2 de 5 estrellas
Richard, la cigüeña
Cine

Richard, la cigüeña

Richard es un gorrión que ha sido adoptado y criado por una familia de cigüeñas, y está convencido de ser una de ellas. Pero surgen problemas cuando las cigüeñas, aves migratorias, parten hacia África para pasar el invierno. Richard quiere partir también, y empieza a hacer autostop por toda Europa.

Los pitufos: la aldea escondida
Cine

Los pitufos: la aldea escondida

Un misterioso mapa lleva a Pitufina y a sus mejores amigos, Pitufo Filósofo, Pitufo Torpe y Pitufo Fortachón, a una emocionante e intrigante carrera a través de El Bosque Prohibido, lleno de mágicas criaturas.

La Bella y la Bestia
Cine

La Bella y la Bestia

Es exactamente lo que habíamos previsto, la película que ya vimos hace un cuarto de siglo, ahora actualizada en una mezcla de acción real y fantasmagoría digital, que tiene mucho cuidado de no frustrar nuestra capacidad de anticiparnos a cada escena. Eso sí, los años la han hecho más ostentosa, más siniestra incluso. Veremos los hilos de oro que caen del techo para bordar las gasas de un vestido amarillo y la sonrisa de un candelabro que parece esculpido por el mejor orfebre del mundo. Y nos acercaremos al lecho de muerte de dos madres con la cara blanca como una vela que no aparecían en la versión animada. La escena en la que los objetos van perdiendo el alma es de un lirismo romántico que dignifica el relato de Perrault. Y aunque Emma Watson parezca la proyección de una de aquellas niñas que hacían ver que eran una princesa Disney en el patio de la escuela, cantando 'Ésta es mi pequeña aldea' mientras se cogían el borde de la bata, hemos celebrar que el escudero del malo de la historia sea abiertamente gay. En la escena final, incluso sale bailando con otro hombre.

Time Out dice
  • 3 de 5 estrellas
Todas las películas de la cartelera infantil