Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right 14 recetas creativas de pan con tomate que os dejarán con la boca abierta

¡Atención! Nos esforzamos para informar con precisión, pero estos son tiempos inusuales, así que comprueba siempre antes de salir.

14 recetas creativas de pan con tomate que os dejarán con la boca abierta

Albert Adrià, Nandu Jubany, Carme Ruscalleda, Joan Roca y hasta 14 chefs nos dan su receta creativa del pan con tomate para que la hagamo en casa. Descubre todos los detalles en la exposición 'Sapiens. Comprender para crear' del CosmoCaixa.

Advertising

Hasta el 31 de mayo, el CosmoCaixa ofrece esta exposición que os dará la oportunidad de experimentar, en esta ocasión de la mano del gran Ferran Adrià y su equipo de elBulliLab. 'Sapiens. Comprender para crear ' nos hará reflexionar sobre la aparente simplicidad de la elaboración del pan con tomate y nos mostrará, después de aplicar una metodología sistemática, cómo podemos llegar a unos resultados sorprendentes e innovadores. ¡Esta es una muestra de lo que encontrareis allí!

Carles Abellan. Pa amb tomàquet.

1. Pan con sashimi de tomate de Carles Abellan

Para hacer la masa ponemos la levadura (5g), con un poco de agua tibia, en el cuenco de la KitchenAid. Añadimos 100 g de harina y 3 de sal y 55 g de agua, y trabajamos con el gancho hasta lograr una masa homogénea. La acabamos de trabajar a mano si es necesario refinarla, y la dejamos reposar 24 horas. Sacamos la masa de la nevera 2 horas antes de utilizarla. La estiramos a 0,2 cm y la cortamos en rectángulos de 4,5 x 14 cm. La cocemos entre papeles sulfurizados y dos placas de horno, para que quede plana y no suba, a 200 ºC durante 4 minutos. Damos la vuelta a la placa y cocinamos la masa durante 4 minutos más. La reservamos en recipientes con gel de sílice. Después preparamos la marinada de tomate mezclando 20 g de salsa de soja, 5 de vinagre de arroz, 30 de aceite virgen extra y 3 g de aceite de sésamo. Sacamos los pétalos de los tomates y cortamos cada tomate en cuadrados de 4 x 4 cm. Marinamos los tomates con la elaboración anterior durante 15 minutos. Lo escurrimos y reservamos hasta emplatar. Abellan os recomienda que acabéis el plato con un poco de wasabi encima de cada tomate, una línea de cebolleta y otra de cebollino. ¡Buenísimo!

Pa amb tomàquet Romain Fornell

2. Pan con tomate (amuse bouche) de Romain Fornell

Esta receta resulta tan sencilla como deliciosa y sorprendente. Cortamos el pan con el molde circular de 3 cm, lo pintamos con aceite suave y lo colocamos en los moldes. Lo horneamos durante 6 minutos a 180 °C. Escaldamos el tomate en abundante agua caliente durante 8 segundos y lo refrescamos en agua helada. Lo pelamos. Lo colocamos, junto con el ajo y las hierbas aromáticas, en una bandeja de horno; lo salpimentamos y lo cubrimos con el aceite de oliva suave previamente templado. Lo confitamos durante 25 minutos a 80 °C. Una vez preparados los ingredientes, disponemos el tomate confitado, acompañado de la aceituna liofilizada y la hoja de albahaca, sobre una tostada de pan. ¡Listo!

Advertising
Pa amb tomàquet Carme Ruscalleda cullera

3. Pan con tomate 'de plato hondo y cuchara' de Carme Ruscalleda y Raül Balam

Pelar las costras de una barra de pan y cortar a laminas finas en la máquina. Poner en el horno a 100 ºC durante 15 minutos para secarlas levemente, y reservarlas. Lavar los tomates (500 g), partirlos por la mitad y retirar las semillas interiores, pero solo de la mitad de los tomates. Rallarlos con un rallador de agujero grueso. Aliñar los tomates rallados con el aceite y el puntito de sal y repartirlos en 4 platillos hondos. Justo en el momento de presentarlo en la mesa, añadid el pan seco y recomendad mezclarlo y comerlo con cuchara. ¡Delicioso!

Pa amb tomàquet Ada Parellada
©Xavier Solanas

4. Sopa de pan con tomate de Ada Parellada

Para hacer la sopa cortamos los tomates (1 kg), los ponemos en un bol junto con el pan desmenuzado (100 g de pan de molde) y el agua (medio litro). Lo dejamos todo en remojo un buen rato y lo trituramos hasta conseguir una crema fina, y añadimos el azúcar, la sal y la pimienta. Lo refrescamos bien. Cortamos la baguette en la máquina cortadora de embutido, bien fina. Tostamos las rebanadas en el horno, unos 5 minutos, a 180ºC. Para el acompañamiento, rallamos el queso de Mahón y el chocolate a la piedra. Rompemos las avellanas. Mezclamos el queso de Mahón, el chocolate a la piedra y les avellanas. Picamos el cebollino y también lo mezclamos. Batimos bien el queso de untar y lo ponemos en un biberón. ¡Exquisito!

Advertising
Pa amb tomàquet Sergio Humada
© Picasa

5. Raviolis de pan con tomate y aceite de oliva de Sergio Humada

Pelamos 24 tomates pequeños sin hacer marcas ni romperlos. Para ello, los freímos en aceite bien caliente durante unos segundos y los enfriamos rápidamente en agua helada con cubitos de hielo. Añadimos los tomates, la sal y el azúcar, y los colocamos sobre papel de horno separados unos de otros. Los secamos a 90 °C durante 4 horas, dándoles la vuelta a mitad de la cocción. Una vez fríos, y con la ayuda de una jeringa, los rellenamos con aceite de oliva. Los reservamos en frío. Para hacer la masa del pan-ravioli necesitamos 100g de harina de fuerza, 2 g de sal, una de impulsor, 10 g de miel, 10 g de aceite de Arbequina y 45 g de agua mineral. Mezclamos los ingredientes amasando la masa durante 10 minutos. La dejamos reposar media hora. Estiramos la masa bien fina y la cortamos en discos de 6 cm de diámetro. Cerramos los tomates con estos discos formando una especie de cresta. Los volvemos a enfriar en la nevera y los horneamos a 200 °C durante 8 minutos. Estos raviolis son deliciosos y muy fáciles de hacer.

Pa amb tomàquet Carme Roscalleda

6. Merluza con pan con tomate de Carme Ruscalleda y Raül Balam

Limpiad la merluza (se debe manipular con cuidado ya que es un pescado muy delicado y blando). Cortad la cabeza y la cola, y el cuerpo central hacedlo en dos trozos grandes, casi de un palmo cada uno. Quitad la espina central (comprobaréis que es una operación muy fácil). Dispondréis de 4 cortes rectangulares, con lomo y ventresca. Repelad la peletería negra que hay en el interior del vientre. Cortad las rebanadas gruesas de pan y haced los cortes rectangulares sin la corteza, a la longitud de los lomos del pescado. Aliñad con tomate rallado, aceite y sal; os debe quedar un pan bien empapado. Colocad las lonchas de pan aderezadas dentro de cada corte de merluza, salad el pescado y atad los cortes con hilo. Procurad que el pan quede dentro y bien comprimido. Freíd el pescado enharinado con aceite abundante y a 185 ºC. Se ha de freír 1 minuto por cada cara. El pescado solo lo queremos sellar por los bordes para conseguir una costra tostada. Lo acabaremos de cocer en el horno, en el momento de servir el plato. Para hacer la salsa, cortad las verduras en juliana muy fina. Utilizaremos un puerro, una cebolla, una zanahoria, cuatro dientes de ajos, un trocito de apio, una punta de laurel, tomillo y perejil. En una olla, con un hilo de aceite sofreíd ligeramente todas las verduras, hasta que estén bien cocidas pero no doradas. Salad. Agregad a la olla la cabeza y la espina de la merluza en trozos, junto con la punta de laurel, el tomillo, el perejil y el jerez seco. Dejad cocer 3 minutos más. Poned en la olla el agua hirviendo y dejad cocer 15 minutos a fuego medio. Afinad el punto de sal, colad y reservad. Preparad una mayonesa con el huevo, los 200 ml de aceite y el diente de ajo. ¡Y ya lo tenemos!

Advertising
Pa amb tomàquet Paco Perez

7. Pan con tomate de Paco Pérez

Esta es una receta muy técnica, para la cual es necesaria una Pacojet o una máquina de hacer helados. Pulverizamos 125 g de agua de tomate y 80 gramos de aceite de oliva sobre la miga de pan (250 g). Introducimos el muelle en el vaso de la Pacojet y lo congelamos. Una vez congelado, hacemos polvo en la Pacojet. Calentamos el isomalt (70g) junto con el agua de tomate y dejamos enfriar. Añadimos el aceite de oliva (50g) y lo emulsionamos. Disponemos la mezcla en una montadora con varilla y la batimos, añadiendo el nitrógeno líquido poco a poco, hasta que obtenemos la textura de helado. Finalmente, extraemos con mucho cuidado la carne de los tomates cherry (40g), y ponemos puntos de aceite sobre la carne de tomate cherry.

Pa amb tomàquet de Fina Puigdevall
albadanes

8. Pan con tomate liofilizado de Fina Puigdevall

Disponemos 4 rebanadas de pan en una bandeja, las mojamos con el tomate partido por la mitad y añadimos un buen chorro de aceite de oliva en cada rebanada. Las introducimos dentro de la liofilizadora y las dejamos liofilizar durante 2 días. Pasado este tiempo, las conservaremos en un ambiente al vacío. ¡Una delicia muy fácil de hacer!

Advertising
Pa amb tomàquet Joan Roca

9. Pan de pasta de hojaldre de tomate de Joan Roca

Para hacer la masa de este plato ideado por Joan Roca necesitamos 6000 g de harina floja, 6000 g de harina de fuerza, 360 g de sal, 360 g de azúcar, 8 litros de leche, 240 g de levadura fresca y 2000 g de manteca de tourage. Es un plato bastante elaborado pero no muy difícil: en un solo día se puede hacer mucho material que puede guardarse para distintas ocasiones. Ponemos todos los ingredientes secos en el bol de la amasadora. Los mezclamos muy bien a velocidad baja durante un par de minutos. Calentamos un litro de leche hasta 35 °C y disolvemos la levadura fresca. Agregamos toda la leche a la masa manteniendo una velocidad baja. Cuando la leche se haya absorbido, aumentamos la velocidad hasta que sea media alta. Seguimos trabajando la masa hasta que el gluten se haya desarrollado. La dividimos en 8 masas de 2,6 kg, que trabajaremos para uniformar la foto. Formamos bolas, las ponemos en placas cubiertas con film transparente y las guardamos en la nevera durante 5 o 6 horas. Llevamos la manteca de tourage a temperatura ambiente. Cortamos cada bloque de mantequilla en 4 porciones de 250 g. Estiramos la masa hasta que formamos un cuadrado un poco más grande que la porción de mantequilla. Acercamos los cuatro extremos de la masa para cubrir la mantequilla y darle una vuelta doble. La reponemos y damos una vuelta sencilla. Rellenamos la masa con aceite, sal Maldon y Crutomat. Formamos rollos, que congelamos y cortamos en trozos de entre 40 y 45 g. Los dejamos en la nevera durante la noche. Por la mañana los fermentamos a 33 °C, con humedad al 10% y en modalidad mixta durante 1 hora. Los cocemos a 180 °C, con humedad al 10% y en modalidad mixta entre 12 y 15 minutos. Como veis, esta receta es un poco larga, ¡pero seguro que le sacáis mucho provecho!

Albert Adrià pa amb tomàquet
©Moisés Torne Biayna

10. Pan con tomate y aceite texturizado de Albert Adrià

Este plato espectacular se hace envolviendo una barra metálica con una lámina de pan de coca precocinada de 4x8 cm. Horneamos durante 5 minutos a 170º, la desmoldamos y la reservamos en un recipiente hermético con gel de sílice. En un cazo, juntamos el Glice con el aceite de oliva y lo calentamos hasta que lleguel a los 45 ° C y el Glice quede bien diluido con el aceite. Vertemos la mezcla en un recipiente hermético y la dejamos solidificar en la nevera durante 12 horas. Cortamos el tomate por las partes superior e inferior y hacemos una incisión. Abrimos la carne y, con la ayuda de un cuchillo pequeño, extraemos la semilla. Reservamos en la nevera hasta la presentación que haremos en una bandeja donde ponemos la lámina de pan y la untamos ligeramente con el aceite texturizado. Seguidamente, colocamos encima la semilla del tomate. Acabamos con unos granos de sal gris. ¡El estilo de los Adrià en tu cocina!

Advertising
Disfrutar pa amb tomàquet

11. El pan con tomate del Disfrutar de Oriol Castro y Eduard Xatruch

Esta es una receta larga y elaborada que hará que triunféis en cualquier cena. Lavamos X kg de tomates y sacamos el pedúnculo. Los troceamos y pasamos los trozos por la licuadora. Una vez licuado todo el tomate, introducimos el recipiente con el jugo, sin moverlo, en el congelador durante 20 minutos para que el líquido se decante. Retiramos la parte más pulposa, que se habrá formado en la parte superior del recipiente, y pasamos el jugo clarificado de tomate que queda en la parte inferior por un colador con papel. Lo guardamos en la nevera. Después juntamos 300 gramos del zumo de tomate con la clara de huevo (25 g) y lo trituramos todo hasta que no queden grumos. Añadimos la sal y la goma xantana, volvemos a triturar hasta que no queden grumos, y lo guardamos en la nevera durante 12 horas. Para hacer las rebanadas de pan aéreo de tomate montamos la base de pan que acabamos de hacer en la montadora a velocidad media durante 10 minutos hasta que obtenemos una textura similar a la de un merengue. La introducimos en una manga pastelera con boquilla lisa. Distribuimos, encima de un Silpat para deshidratador, 10 cuadrados con las dimensiones de una rebanada de pan de molde. Con la ayuda de una espátula, alisamos la superficie para que la rebanada quede plana. La deshidratamos a 40 ºC durante 24 horas, hasta que consigamos unas rebanadas de pan aéreo de tomate. Con la ayuda de una espátula, cortamos ligeramente la parte superior de la rebanada para hacer los alvéolos de pan más visibles. La guardamos en un recipiente hermético en un lugar fresco y seco. A continuación haremos el sorbete blanco de tomate con 500 g de zumo de tomate que ya tenemos hecho y al que le añadiremos un punto de sal y azúcar. Calentamos 1/4 parte del jugo y fundimos la gelatina bien escurrida. Añadimos el resto del jugo de tomate y lo guardamos en la nevera durante 24 horas. Un ratito antes del acabado, lo pasamos por la sorbetera para conseguir un sorbete de tomate, que guardamos en el congelador a unos -8 ºC. Finalmente, tostamos un poco de pan y sacamos la corteza, que rompemos en trocitos de unos 0,4 cm. La guardamos en un recipiente hermético. Para presentarlo, repartimos dos cucharadas soperas de sorbete de tomate encima de una rebanada de pan de tomate, yendo con cuidado de no romper el pan. La alisamos con una espátula pequeña y repartimos la costra de pan por la superficie. La aliñamos con unas gotas de aceite virgen y la tapamos con otra rebanada de pan de tomate. Con la ayuda de un cuchillo de sierra, le recortamos los bordes para obtener un cuadrado perfecto. Cortamos este cuadrado de modo que tenga una forma triangular similar a la de un sándwich. ¡Y ya está listo para servir!

Pa amb tomàquet de Nandu Jubany

12. Tortilla del revés con pan con tomate de Nandu Jubany

Para la receta de Nandu Jubany necesitaremos dos sifones que llenaremos con 1 kg de huevo, incorporando dos cargas a cada uno. Cortaremos el pan de molde artesano en trozos de 5 cm de largo por 1,5 cm de ancho. Rebanaremos el jamón ibérico en la máquina de cortar embutido y la acabaremos de picar con cuchillo. Partiremos los tomates por la mitad y sacaremos las semillas. Los rallaremos y los aliñaremos con el aceite de oliva virgen extra y la sal. Cuando tengamos la plancha caliente, la frotamos con un poco de aceite de oliva virgen y añadimos el huevo con el sifón encima. A continuación, pondremos el pan de molde en el centro del huevo y añadiremos una cucharada pequeña de tomate aliñado y un poco de jamón encima, y lo salaremos. Cuando la tortilla se haya cocido por debajo, la terminaremos con la ayuda de una espátula y dejaremos que se acabe de cocer por dentro. ¡Listo para servir!

Advertising
Pa amb tomàquet Jordi Vilà
@ANNA SOLER

13. Chupito de pan con tomate de Jordi Vilà

Cortamos los tomates (1 kg) por la mitad y los exprimimos bien fuerte con las manos dentro de un recipiente. Sobre un colador, colocamos paños húmedos e incorporamos los tomates y el agua que hayamos extraído. Cerramos los trapos haciendo un fardo y aplicamos peso encima. Los dejamos reposar 8 horas. Añadimos sal y azúcar al gusto. En un vaso de chupito que sea un poco alto, ponemos unos 30 g de agua de tomate y, encima, unos 8 g de aceite de oliva. En el último momento, justo antes de servir, ponemos la corteza de pan, que deberá estar crujiente. Con un kilo de tomates tienes para varios chupitos, ¡así que prepárate para disfrutar!

Pa amb tomàquet d'Orio Rovira

14. Pan con tomate líquido y longaniza de Oriol Rovira

Para hacer esta agua de tomate tan especial cogemos 1 kilo de tomates, los lavamos y los cortamos en trozos. Los pasamos por la trituradora hasta obtener un picadillo y añadimos sal al gusto (10 g por litro, aproximadamente). Con la ayuda de un colador chino forrado de papel de cocina dejamos colar el picadillo toda la noche, dentro de la nevera. Al día siguiente, por la mañana, se habrá formado agua de tomate transparente. En un vaso estrecho y alto ponemos 3 dedos de agua de tomate, una capa de aceite de oliva virgen extra y el pan tostado. Tapamos el pocillo con el salchichón, ¡y ya podemos disfrutar!

Recomendado

    También te gustará

      Advertising