¿Arte sonoro?

Arte
3 de 5 estrellas
'Beethoven's Trumpet (With Ear) Opus # 133' (2007), de John Baldessari
Foto: John Baldessari. Cortesia de l’artista, Marian Goodman Gallery i Sprueth Magers

Time Out dice

3 de 5 estrellas

¡Ojo! Nos esforzamos para informar con precisión. Pero estos son tiempos inusuales, así que, por favor, confirma que esta actividad aún se hace.

¿Existe el arte plástico sonoro? Esta es la pregunta que formula -sólo el título ya plantea la duda- la última apuesta de la Fundación Miró. Es evidente que la pintura es, sobre todo, una cuestión visual. Sin embargo las artes no son campos cerrados y desde el siglo XIX y hasta la actualidad los artistas se han visto seducidos por la música, el sonido, y la han tomado como fuente de inspiración. A través de obras de artistas del nivel de Delaunay, Rolf Julius, Beuys y Joan Miró, la muestra comisariada por Arnau Horta analiza como la sonoridad ha dejado huella en el arte de los últimos siglos tanto en el ámbito visual, como el temático y conceptual. Ya sea como fuente de inspiración, con títulos tomados de términos musicales -fuga, nocturno, etc.-, incorporando el sonido a la obra de arte a través de mecanismos o grabaciones sonoras o bien empleando recursos visuales como pueden ser, por ejemplo, partituras y los gráficos de ondas sonoras.

La exposición, muy interactiva, pide a menudo la intervención del espectador y nos demuestra que no sólo podemos escuchar con los oídos sino que, en ocasiones, tenemos que hacer uso de todo el cuerpo. Pone el punto final a un ámbito dedicado al concepto de silencio con obras de John Cage y otros artistas que, del mismo modo que nos cuestionan la sonoridad del arte, ponen en duda la existencia del silencio.

Por Bernat Puigdollers

Detalles

También te gustará
    Últimas noticias