El Víbora. Comix contracultural

Arte
Disseny a partir d’un detall de la il·lustració de Martí Riera per a la coberta d’El Víbora, núm. 35, Ediciones La Cúpula
Disseny a partir d’un detall de la il·lustració de Martí Riera per a la coberta d’El Víbora, núm. 35, Ediciones La Cúpula

Time Out dice

¡Ojo! Nos esforzamos para informar con precisión. Pero estos son tiempos inusuales, así que, por favor, confirma que esta actividad aún se hace.

El lema de la revista de cómics 'El Víbora' era "Comix para Supervivientes". Y ya ves si era cierto. Desde la aparición del primer número, en diciembre de 1979, hasta la agonía del último, en diciembre de 2004, han pasado 40 años, que el MNAC y FICOMIC celebran con la exposición 'El Víbora. Comix contracultural', donde se exponen 100 portadas, 38 originales y documentación complementaria.

La exposición recorre todo los tres primeros años de la revista, y un rosario de nombres que son historia viva del cómic de autor (y el arte español) reciente: Max, Gallardo, Pérez Vernetti, Ceesepe, Martí, Mariscal, Nazario... "'El Víbora' eran los autores, era una revista con un grado muy alto de colectivización y en 1979 asumieron la necesidad de contar historias nuevas. Recogió el underground norteamericano y con ello redefinió la historieta en España. Aquella época marca la filosofía de la exposición", valora Antoni Guiral, el comisario de la muestra. El paso del tiempo no ha erosionado su importancia –llegaron a vender 40.000 ejemplares al mes!– sino que la pone en valor. Como con los originales del número especial dedicado al 23F: "Tuvieron los cojones de hacer una reflexión sardónica sobre el golpe de estado, fueron los únicos que se atrevieron", alaba el comisario.

La segunda etapa, de 1990 hasta la muerte, también fue gloriosa. Jaime Martín, autor bisagra entre las dos edades, lo resume así: "'El Víbora' fue muy bestia. Gracias a ellos, los de entre 40 y 50 años pasamos de los superhéroes al erotismo, la política y el arte".

Detalles

También te gustará