Time Out en tu buzón de entrada

Buscar

La Barcelona de Pilar Aymerich

  • Arte
  • 3 de 5 estrellas
Publicidad

Time Out dice

3 de 5 estrellas

Pilar Aymerich hace 40 años que se dedica a la fotografía. Casi tantos como tiene la galería Eude. Ambas son, pues, hijas de una misma época. Una época que parece que vuelve, como decía Marx, disfrazada de farsa.
Pilar estudió en el Instituto del Teatro, con Maria Aurèlia Capmany y Ricard Salvat de maestros, y Montserrat Roig de compañera. Se fue a Londres, a perfeccionar estudios; y allí, ante el estallido 'beatnik' y anti-Vietnam, empuñó la cámara... a estas alturas todavía lleva una pequeña en el bolso. Nunca se sabe.
Sin embargo, Pilar no es una cazadora de imágenes. Es, más bien -como decía Robert Desnos-, una pescadora. Ella no llega corriendo a una manifestación y dispara. Ella se funde con la manifestación y, como una más, retrata una situación colectiva. La mayoría de las fotos que aparecen en el Eude corresponden a la segunda mitad de la década de 1970: Maria Aurèlia Capmany, Montserrat Roig, Ovidi Montllor, feminismo, reivindicaciones sindicales, actores y actrices, intelectuales... Un poco como después del 11-M, en blanco y negro y sin redes sociales. Ahora bien, la incertidumbre, intacta.
Para Pilar, una fotografía es una especie de agresión. Por eso trata de hacer olvidar a los retratados que la cámara está allí. Me cuentan en Eude, ante una foto de Josep Pla, que Pilar fue un día a ver al escritor en su masía de Llofriu, acompañada de Roig. El escritor las esperaba acicalado. Aquel no era el Plan que Pilar quería. Volvió al día siguiente y le sorprendió en batín: contra lo que cabría esperar, el ampurdanés no protestó. Se le ve bastante feliz, en la foto. Y es que Pilar -pícara- se había presentado con minifalda.

Escrito por
Ricard Mas

Detalles

Dirección
Publicidad
También te gustará