Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Casa Batlló
Casa Batlló

¡3 motivos para vivir las Noches Mágicas de la Casa Batlló antes de que acaben!

¿Queréis vivir una noche de conciertos bajo el cielo de Barcelona en uno de los edificios más emblemáticos de Gaudí, y con descuento? Pues apresuraos, que acaban el 4 de noviembre

Time Out en colaboración con Casa Batlló
Publicidad

Contemplar la Casa Batlló ya es como soñar despiertos. Ahora, imaginad descubrirla vestida de noche, con burbujas de cava entre los labios y un concierto a la luz de la luna… ¡Creeréis que el sueño se ha tragado la realidad! Hace unos meses que la Casa Batlló ofrece esta experiencia, ‘Noches Mágicas’, y ahora podéis aprovechar los descuentos que hacen para disfrutar de las últimas sesiones de la temporada, que finalizan el 4 de noviembre. La entrada os costará 20 euros menos por persona. Eso sí, tenéis que ser residentes en España y hay un número limitado de entradas a este precio, ¡ya podéis correr!
Os explicamos cómo se llevará a cabo el recorrido gaudiniano: primero haréis una visita inmersiva en la Casa Batlló, después os acompañarán hasta la azotea, donde os invitarán a una copa de cava y donde podréis disfrutar de la música en directo. Os hacemos una ‘previsita’ imaginaria, presentándoos todas las opciones posibles para que podáis elegir qué tipo de sesiones queréis que decanten del sueño a la realidad… Leed, leed, ¡qué os abrimos las puertas!

Música mientras cae la noche

Como la arquitectura modernista de este edificio, rompemos con los esquemas… empezamos la visita por el final. Dependiendo de la noche que decidáis ir, el tour culmina en la azotea con un músico u otro y empieza a las 21h. Elegidla en función del grupo que más os apetezca escuchar, en el link de reserva de entradas encontraréis un calendario que específica quién es el artista del día.
Escucharéis jazz, soul, rumba, y muchos estilos musicales más de la mano de 15 artistas diferentes. Os presentamos algunos de ellos: El Mar de Rumba es una mezcla de jazz, bossa nova, y rumba; Luna Llena, un dúo de guitarra española y danza flamenca cargado de pasión; swing y jazz de la mano de Gisela Novais; la cantante y compositora catalana Monica Guech; o el versátil cantante inglés Lexter. También, el trío Summers Lovers, que sacan a la luz la cara más bailable de estilos como Jazz, Blues, Swing y Boogaloo. Y más tríos: el de Nika Mijos, que incluye teclado y percusión y alternan entre clásicos del Jazz y del Soul con temas propios de Pop y Dance.
Estos son solo algunos ejemplos, pero podéis descubrir toda la gama de artistas en la página web del acontecimiento. Lo que está claro es que estilos, sobran, y que podréis vestir la noche del ritmo que más os plazca.

La visita inmersiva

Os ponemos en contexto. La Casa Batlló es una parte indispensable del denominado cuadrado de oro, o isla (o mansana) de la discordia, del modernismo catalán. Es una de las transformaciones arquitectónicas radicales que Gaudí y su colaborador, Josep Maria Jujol, llevaron a cabo para el magnate textil Josep Batlló entre 1902 y 1906.
El recorrido para descubrir las entrañas de esta joya gaudiniana empezará a las 20h. Las ondulaciones escamosas y surrealistas de la fachada solo son una puerta de entrada a la genialidad de Gaudí, que explota dentro del edificio. Lo pasearéis escoltados por la voz del guía y el juego de luces y sombras propio del anochecer; podréis apreciar los colores, formas, materiales y trencadís con otros ojos. Pasaréis por la planta noble, el gran salón de la Casa Batlló, el comedor principal que se complementa con un patio modernista precioso; los vestíbulos y las escaleras, llenos de cerámica y maderas; el desván, con forma de sombrero; y, finalmente, la espectacular azotea del dragón.

La guinda de la noche

La ‘Noche Mágica’ acabará en la terraza del dragón de 300 m², desde donde se contempla la Barcelona más encantadora en el horizonte y se aprecian los cuatro grupos de chimeneas decoradas con la técnica del trencadís que enmarcan el espacio, además del perfil del dragón ante la fachada del Paseo de Gracia. Es en este espacio privilegiado es donde os espera la guinda del sombrero modernista: la terraza en sí misma -para el arquitecto, la parte más alta del edificio eran como los sombreros de época para los hombres, el elemento que dotaba de personalidad-, una copa de cava y un concierto de lujo.
Ahora que ya podéis imaginaros la noche a la perfección… ¿qué melodía queréis que suene la noche que vayáis? Aprovechad el descuento y haceos con una entrada para disfrutar de este tesoro gaudiniano en la nocturnidad tan pronto como podáis.

Recomendado
    También te gustará
    También te gustará
    Publicidad