Pablo Picasso, Paul Eluard. Una amistad sublime

Arte
Recomendado
4 de 5 estrellas
Paul Eluard per Georgette Chadourne
Foto: Saint-Denis - Musée d’Art et d’histoire Paul Eluard. © Georgette Chadourne, VEGAP, Barcelona, 2019. © Successió Pablo Picasso, VEGAP, Madrid 2019

Time Out dice

4 de 5 estrellas

Pablo Picasso y Paul Eluard, dos grandes artistas que, más allá del nombre, compartieron época, gustos artísticos y literarios e incluso opciones políticas. Se conocieron en 1935 y desde entonces sus vidas y sus obras se vieron íntimamente ligadas. Eluard fue quien presentó Picasso a Dora Maar, con quien mantuvo una relación desde el 1936 al 1944. La exposición se adentra en la constelación de amistades y en el ambiente intelectual que compartían ambos artistas a través de fotografías, cartas y dibujos que reconstruyen el panorama de la élite cultural de la Europa de entreguerras, pero también su implicación política común –Eluard convenció Picasso de afiliarse al partido comunista– ante los duros acontecimientos que estaban viviendo.

La amistad entre Picasso y Eluard fue muy fructífera en muchos aspectos. Ambos artistas se admiraban mutuamente y seguían de cerca sus trayectorias. Se intercambiaron, regalaron y dedicaron cuadros y poemas. Pero además colaboraron estrechamente en más de una ocasión fusionando pintura y poesía. Las obras expuestas –muchas procedentes de la antigua colección del poeta– y muchos de los libros y manuscritos de la muestra –en gran parte inéditos– evidencian este trasvase plástico e intelectual. Su amistad se vio truncada por la muerte prematura de Eluard 1952, un hecho que marcó profundamente a Picasso. En definitiva, dos nombres fundamentales de la cultura mundial del siglo XX unidos por una gran amistad que revive inalterable. Picasso y Eluard se unen de nuevo en las salas del Museu Picasso de Barcelona para cantar juntos y otra vez en nombre de la libertad.

Detalles

Los usuarios dicen

LiveReviews|0
1 person listening