Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Bar Bodega Bartolí

Bar Bodega Bartolí

Bares y pubs Sants
3 de 5 estrellas
Bar Bodega Bartolí
1/2
© Maria Dias Bar Bodega Bartolí
Bar Bodega Bartolí
2/2
Bar Bodega Bartolí© Maria Dias

Time Out dice

3 de 5 estrellas

¡Ojo! Nos esforzamos para informar con precisión. Pero estos son tiempos inusuales, así que, por favor, confirma que este local aún está abierto.

Quedan pocas tabernas 'de siempre' y, de las que quedan, no todas pueden mantener la calidad y la oferta, desviándose hacia novedades que a menudo chocan con el espíritu de estos sitios emblemáticos. La señora Marina cocina desde hace 54 años, que se dice pronto, en la Bodega Bartolí. Sigue al frente, con ayudantes que la siguen al pie de la letra y la admiran. Vicente y Albert, sus hijos, se encargan de que el momento que se pasa a la mesa sea lo más agradable posible.

La oferta es impresionante, por precio y calidad. El menú diario, a muy buen precio, con catorce primeros y veinte segundos para escoger. La carta, sencilla, queda corta, pero se encuentran auténticas perlas, como el fricandó, que la Marina borda como pocos. En nuestra última visita pusimos en marcha con un inevitable: la ensaladilla, exquisita. Pero luego optamos por esta carne melosa, con setas, a la que se le nota el buen trato dado a la cocina (durante más de 50 años, atención!) Y de la que no querrías nunca que se vaciara el plato: un plato que alarga el placer.

Y qué decir de la tripa, firme institución en las mesas de manteles cuadriculados y frecuentada por una fidelísima clientela de años. La sepia con alcachofas es la mejor entre muchas y disfrutamos muhco compartiendo unos huevos revueltos de trompetas de la muerte y una morcilla provista por un amigo y productor. Suave, con el huevo cuajado en su punto, para chuparse los dedos. Los calamares con judías, la cola de buey y todo tipo de casquería están tratados con cuidado y son muy recomendables.

Afortunadamente, además de un buen servicio, de la excelente oferta culinaria y del ambiente agradable, la taberna dispone de una equilibrada carta de vinos. Este lugar emblemático de Sants comenzó como una cafetería y los desayunos son también algo muy serio. Además de la ensaladilla rusa y de la tripa, las anchoas y los calamares pueden iniciar lo que puede ser un gran día, como cantaba Serrat. Los bocadillos son lo más demandado durante las mañanas de invierno.

Por Marcelo Aparicio

Publicado

Detalles

Dirección Vallespir, 41
Barcelona
08014
Transporte M: Sants-Estació (L3-L5)
Contacto
Horas de apertura Cada día de 7 a 21.30 h. Sá. de 8 a 15 h. Do. cerrado.
También te gustará
    Últimas noticias