Crodino
Crodino

Una ruta de fin de verano para saborear un aperitivo sin alcohol

Nada mejor para aprovechar los últimos días de buen tiempo que una terraza y una copa burbujeante de Crodino. Si ese es vuestro plan, os proponemos visitar estos bares fabulosos

Time Out en colaboración con Crodino
Publicidad

El final del verano es un momento mágico en el calendario, en el que se mezclan la tristeza por dejar atrás el tiempo excelente, los largos días de sol y las noches frescas, con la excitación por la entrada del otoño, que también tiene sus cosas buenas. De hecho, ya sabemos que en Barcelona el tiempo caluroso siempre se extiende hasta bien entrado el mes de octubre, así que todavía tenemos muchos días para apurar y disfrutar de esa actividad comúnmente conocida como ‘terraceo’, y que tiene su momento mágico entre el mediodía y la hora de comer, el momento del aperitivo. Si aún tenéis planes para sentaros al sol en bares cómodos, amables, en buena compañía y con una buena copa en la mano, habéis llegado al lugar adecuado, porque os vamos a proponer una selección –que se puede convertir en ruta a recorrer durante varios días– de terrazas con encanto.

Terrazas que, además, tienen en común el haber apostado por Crodino como una de sus bebidas estrellas. Crodino es un aperitivo italiano sin alcohol inconfundible: de color amarillo –y siempre acompañado de una rodaja de naranja–, burbujeante y con un sabor agridulce característico, se ha convertido en una opción favorita, cada vez para más gente, de disfrutar de una bebida con carácter e intensidad que no contiene alcohol. En la ruta de terrazas que os proponemos el factor diferencial está en que, además de servir este néctar sabroso, cada local ha creado una tapa especial para maridarla con Crodino. Si ya se os hace la boca agua, podéis ir tomando nota.

1. 4 Latas en cuatro ubicaciones

La franquicia 4 Latas puede ser un buen punto de partida para ir ubicándose en el mapa y comenzar a trazar líneas de acción. Las cuatro ubicaciones elegidas para acompañar una tapa especial con Crodino son las de Diagonal (en la calle Tuset, 3), la de Enric Granados, la de Poblenou y la situada en la calle Dr. Fleming, en Sarrià. Estos son locales amplios, concurridos, con buen ambiente, ideales para aperitivos largos y grupos entusiastas.

2. Aventuras en Paseo de Sant Joan

El Paseo de Sant Joan es una de las zonas más interesantes y agradables para terracear en Barcelona. Allí encontraréis locales como el Kook (número 85), La Foga (número 32) o, un poco más abajo, y entrando en la zona siempre atractiva del Born, el Jardinet del Born, situado en la calle Princesa, 33 –hay otro Jardinet que participa de esta misma iniciativa, en la calle Aribau 133). Para llegar allí, una manera interesante de alargar la ruta es acercarse al centro y parar en Trafalgar Pizza Club, donde estamos seguros que la tapa os sorprenderá. Ahora bien, este lugar es crucial, porque también os acerca a otra zona de terraceo inexcusable, como es el barrio de Sant Antoni.

3. Sant Antoni y otros barrios molones

En Sant Antoni está la Bodega Santo Porcello (Sepúlveda, 151) y también una de las dos franquicias de Las Vermudas que participan en esta propuesta de Crodino, la situada en la calle Calabria, 39. El otro local lo encontraréis en la calle Robí, 32, en Gracia, otro de esos barrios que siempre apetece cuando se trata de ir a tomar algo. Esta ruta barcelonesa por terrazas tremendas también nos lleva por Poblenou, donde está el bar Figo (Joncar, 3), y tiene también una parada deliciosa en Les Corts, en una de las terrazas más amplias y tranquilas cercanas a la Diagonal, el del bar OXID La Tertulia (calle Morales, 15).

Si os apetece descubrir terrazas con gusto y saborear una propuesta sin alcohol deliciosa, esta es vuestra ruta. ¡Animáos a recorrer la ciudad maridando vuestro Crodino con una buena tapa!

Recomendado
    También te gustará
    También te gustará
    Publicidad