Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Olímpic Bar

Olímpic Bar

Bares y pubs El Raval
Recomendado
4 de 5 estrellas
Olímpic Bar

Time Out dice

4 de 5 estrellas

El Olímpic Bar es un vórtice en torno al cual giran en espiral bohemios, hipsters, crust, freaks del Raval, grupos de universitarios borrachos que quieren ver el fútbol, ​​parejitas con poca pasta en los bolsillos... Este dinosaurio, revivido recientemente para felicidad de los arqueólogos del buen beber, conserva su encanto primigenio, pero ha vuelto con un lifting de espíritu tan bestia que se ha convertido en un delicioso contraste viviente: es un bar de viejos que vuelve locos a los jóvenes.

Con un despliegue inhumano de baldosas de los setenta y un mobiliario de madera cromada de lo más kitsch, el Olímpic recuerda al clásico bar rancio del Raval, y en esencia lo es, pero sus reanimadores han conseguido darle una pátina de modernidad reciclada y una personalidad de clara influencia hipster que funcionan muy bien.

Intentad relajaros en sus butacones de la entrada -dignos del recibidor de la Pantoja de Puerto Rico-y desde allí podréis tener una visión privilegiada del tráfico- y del tráfico- de la calle Joaquín Costa. No hay puerta, el bar está abierto del todo a este escaparate Raval.

Si miráis hacia dentro, veréis que el local, con las paredes pintadas de azul cian, se estira siguiendo una barra metálica provista de un escaparate de charcutería de barrio lleno de frutas de todo tipo (hacen unos zumos cojonudos). Podréis pasar el día entero matando el gusanillo con aperitivos, tapas, ensaladas y picoteo a precios de barrio, disfrutando de un buen mojito o saboreando una caña de Moritz a 1,20 € tirada con sapiencia cervecera. Como dicen los de Coca-Cola: bendito bar.

Impresionantes son las ya famosas patatas bravas de la casa. Además de un buen jamón para iniciar la comida, hubo la posibilidad de deleitarse con tártars, el de filete y caviar y el de tomate, con una gamba de Arenys de Mar soberbio. El cabrito deshuesado a baja temperatura es emblemático, y no puedo dejar de mencionar el canelón de setas y foie gras, el iglú de pulpo o el cóctel de marisco con erizos.

Por Òscar Broc

Publicado

Detalles

Dirección Joaquín Costa, 25
Barcelona

Transporte Paral·lel (M: L2-L3)
Contacto
Horas de apertura De 12 a 1 h. Vi. y sá. hasta las 2 h.

Los usuarios dicen