Time Out en tu buzón de entrada

Buscar

B-eat edición cero

Por
Maria Junyent
Publicidad

Hay gente que organiza fiestas para llenarse los bolsillos de billetes y otros que lo hacen por el puro placer de divertirse y de hacer que los demás se diviertan. B-eat es una nueva propuesta de fiestas inesperadas -aparecen como una seta y los organizadores no anuncian la dirección concreta hasta pocos días antes del día X- que mezclan música, gastronomía e intervenciones artísticas. Pondría la mano en el fuego para asegurar que aquí nadie se cubre de oro y que todos lo disfrutan.

El sábado 9 celebraron la primera fiesta y la montaron en un barco. 'Fiesta y barco' suena a yate, bikinis minúsculos y Moët a discreción pero B-eat no tiene nada que ver con todo esto. El barco en cuestión era una especie de 'golondrina' con todo el encanto de la decadencia que a principios de los 90 debió flotar a la deriva por costas del mediterráneo. El resto, buena música programada por el sello discográfico Rhythm Cult, delícias de la plataforma gastronómica Foodterfuge, y un aforo limitado para cien personas. Buen ambiente, tiempo de espera en la barra razonable, precios-amigos y mucha primavera. No sabemos dónde, cuándo, con quién ni con qué excusa anunciarán la próxima sesión de B-eat pero estaremos atentos a sus noticias.

Últimas noticias

    Publicidad