Time Out en tu buzón de entrada

Buscar

Del escenario a la pantalla

Por Begoña García Carteron
Publicidad

Son pocos los dramaturgos y directores de escena que se atreven con el reto cinematográfico, pero parece que el fenómeno va en aumento. Carol López es una de las valientes que lo intenta. Le gusta mezclar lenguajes y sabe hacer cinematográfico el teatro y teatral el cine. Debutó tras la cámara con Hermanas, la comedia con la que alcanzó un gran éxito nacional, y ahora repite experiencia con Res no tornarà a ser com abans, el último texto propio que dirigió en la Villarroel, hace tres años. Una historia que habla de dos parejas que rondan los 40 y sufren la crisis, la económica, la sentimental y sobre todo la emocional, la que les enfrenta al miedo de hacerse mayores. Para la producción televisiva ha contado con los mismos actores que dieron vida a los personajes en el escenario: Dolo Beltrán, Andrés Herrera, Olalla Moreno y Andrew Tarbet. “Hemos hecho cosas muy chulas…”, explica. “Toda la peli está rodada con cámara al hombro o con plano secuencia, para ver las escenas completas”. Unas escenas que salen de los interiores y recorren Barcelona por terrados, playas y rincones tan emblemáticos como el Liceo.

El autor y director Llàtzer García también se ha lanzado tras la cámara. Lo hace con La pols, el montaje de pequeño formato estrenado en la Sala Flyhard que ganó el premio de la Crítica 2014 como mejor texto catalán del año y que ahora traslada al cine debutando como director. Una historia que empieza con la noticia del padre muerto y acaba con su entierro. Él también mantienen el equipo que dio vida a sus personajes en el escenario, Marta Aran, Laura López y Guillem Motos, y los mueve por una Barcelona que hace de telón de fondo.

De trasladar los éxitos teatrales a la pantalla (aunque no propios), quien más sabe por estas lares es Ventura Pons, que se inició allá por los noventa con éxitos como Actrices, de Benet i Jornet, o Caricias, de Sergi Belbel. Ahora está finalizando El virus del miedo, la versión cinematográfica de El principio de Arquímedes, una obra que toca desde una perspectiva valiente el espinoso tema de los abusos sexuales, y que consagró al dramaturgo y director teatral Josep Maria Miró en el Grec 2012, con Rubèn de Eguia y Roser Batalla de protagonistas de ambas producciones.

Historias, protagonistas y equipos todo terreno que nos emocionaron en la intimidad del teatro y que ahora esperamos con ganas reencontrar en la gran pantalla.

Últimas noticias

    Publicidad