Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right El Saló del Manga recuerda el bombardeo de Hiroshima y Nagasaki

El Saló del Manga recuerda el bombardeo de Hiroshima y Nagasaki

Advertising

El 6 de agosto de 1945 el bombardero estadounidense B-29 Enola Gay lanzó una bomba atómica sobre Hiroshima, la primera que impactaba sobre un núcleo habitado. Tres días más tarde, el B-29 Bock s Car lanzaba un segundo artefacto nuclear sobre Nagasaki. Los dos ataques atómicos devastaron estas ciudades japonesas: causaron 250.000 muertes y las consecuencias de los efectos de la radiación nuclear durarían décadas.

Después de los bombardeos, Japón capitulaba ante los aliados, un desenlace para la Segunda Guerra Mundial que, según defiende el Museo del Memorial de la Paz de Hiroshima, con documentos que apoyan esta tesis, se hubiera producido igualmente sin necesidad de la bomba H. Los ataques nucleares habrían servido para justificar ante los ciudadanos norteamericanos la gran inversión que su gobierno había hecho en la investigación y el desarrollo de una bomba pensada inicialmente para atacar a Alemania y acabar con la guerra, que llegó tarde para este propósito y se lanzó igualmente.

El XXI Saló del Manga de Barcelona, ​​que se celebrará del 29 de octubre al 1 de noviembre en Fira Barcelona Montjuïc, conmemorará el 70 aniversario de los bombardeos atómicos sobre Hiroshima y Nagasaki, con la exposición 'Mangas nucleares'. La muestra exhibirá obras claves del cómic nipón sobre el ataque nuclear de 1945, como el manga 'Pies descalzos, una historia de Hiroshima', de Keiji Nakazawa (Random House), superviviente del bombardeo de Hiroshima, y ​​'Infierno' (Ediciones la Cúpula), de Yoshihiro Tatsumi, el maestro del gekiga, el manga para adultos. La exposición también abundará en la cultura postnuclear de Japón, películas, mangas o animes que muestran los peligros de la energía nuclear y los conflictos armados en general, con ejemplos como el monstruo Godzilla o mangas como 'Akira'.

El Salón contará con la participación de un 'hibakusha', un superviviente del ataque nuclear en Hiroshima, que compartirá su experiencia, y con la colaboración del Museo del Memorial de la Paz de Hiroshima, ubicado a pocos metros del hipocentro de donde impactó la bomba.

Share the story
Últimas noticias
    Advertising