Time Out en tu buzón de entrada

Buscar

¿Eres adicto a los escape rooms?

Por Mónica Boixeda Möller
Publicidad

¿Qué nos está pasando en Barcelona que tenemos tantas ganas de que nos encierren? ¿O son más bien ganas de escapar? ¿A qué viene esta nueva fiebre de los escape rooms, room escapes o juegos de escape?

Si estas últimas palabras te suenan a chino, entonces despreocúpate: estás a salvo. Pero si, en cambio, eres de los que hasta se encierran en el lavabo en busca de enigmas ocultos en los botes de champú, entonces prepárate: tienes 60 segundos para resolver este test y averiguar si realmente has sido contaminado por el virus del escapismo que se ha expandido por nuestra ciudad estos últimos años. ¿Te atreves?

1. ¿Cuántas veces has participado en un juego de escape?
a. Una, y para ver si ligaba.
b. Más de 3 veces. Por comparar y criticar.
c. Ya llevo unos 10. Necesito mi dosis semanal o no respondo de mis actos.

2. ¿Qué piensas cuando ves un candado?
a. Les tengo fobia. Me he llevado muchas palizas de mi hermana por intentar abrir el de su diario, así que ni lo toco.
b. Coño, otro más… qué desconfiada es esta gente.
c. ¡Tengo que abrirlo cueste lo que cueste! McGyver a mi lado es un aprendiz de chatarrero.

3. ¿Qué significa para ti una puerta cerrada?
a. Que habrá una ventana abierta por alguna parte. Eso dice el dicho, ¿no?
b. ¡Qué manía con limitar los espacios! Vivimos en un mundo libre y sin fronteras. ¡Abrazo colectivo!
c. Un desafío extremo que conduce a otro espacio lleno de sorpresas.

4. Si te quedases encerrado en un ascensor…
a. ¡Pánico! ¡Que alguien llame a los bomberos! No tengo claustrofobia, pero me la invento.
b. Mierda, ¿por qué no subí por las escaleras? Mucho más eco-friendly, healthy y trending topic.
c. Es un reto. En los botones de los números se esconde una combinación que encenderá un láser que nos indicará una salida oculta.

5. Cuando vas a una fiesta…
a. Intento ligar. Para eso están, ¿no?
b. ¿Por qué siempre preguntan esto en los test?
c. Trato de reclutar nuevos participantes porque mis amigos ya no quieren volver a escuchar la palabra “escape”. De hecho, mis amigos ya no me invitan a sus fiestas porque siempre intento escaparme.

Si has obtenido mayoría de C en tus respuestas…

Sentimos comunicarte que, efectivamente, has sido infectado, abducido, contaminado, contagiado por el peligroso virus del escapismo. Tu vida se ha convertido en un enorme enigma que no puedes evitar resolver recurriendo a cualquier elemento a tu alcance: cucharas multiusos, combinaciones alfanuméricas en tus conversaciones de grupo en Whatsapp, jeroglíficos ocultos en las señales de tráfico… Ahora tienes dos opciones: tomarte unas vacaciones en un espacio abierto, al aire libre, lejos de armarios, cajas y puertas, o bien combatir el virus con una buena sobredosis de lo mejorcito en Escape Room en Barcelona:

Cronologic: ‘Viajes en el tiempo’ (Av. Meridiana, 129)


Uno de los primeros escape room de Barcelona. La experiencia es un grado y por eso este juego de escape está tan bien posicionado entre los entendidos en la materia. Si eres adicto, seguro que ya lo has probado. La pena, como siempre, es no poder repetir. 48 € por grupo.


Habitación 73 (Torrent de les Flors, 96)

Con un espacio y una ambientación muy cuidados, en Habitación 73 en seguida entras a formar parte de la historia. Enigmas originales y un misterio paralelo para resolver. 45 € por grupo.


Enigma: ‘El virus’ (Acàcies, 38)

Divertido y muy trabajado. Una sorpresa tras otra con una escenografía muy creíble y un equipo muy involucrado en hacer que lo pases bien. 60 € por grupo.


Enigmik: ‘The bunker’ (Roselló, 508)


Tensión y trabajo en equipo. Una historia jugosa, detalles muy cuidados y algún giro inesperado. Precio variable según el número de participantes (hasta 6).

Questory: ‘Prison Break’ (Galileu, 158)


Requiere agilidad mental y física. Ambientación muy lograda, con disfraces incluidos. 60 € por grupo.

Últimas noticias

    Publicidad