Time Out en tu buzón de entrada

Buscar

Glifosato: herbicida cancerígeno en Barcelona

Por
Pau Roca
Publicidad

Hace unos días nos despertábamos con la noticia que la Organización Mundial de la Salud (OMS) había declarado el glifosato como un herbicida potencialmente cancerígeno. El glifosato es un producto que se aplica a hierbas, arbustos y plantas para suprimir la capacidad de generar aminoácidos aromáticos. Vaya, que los mata. En Barcelona y en muchos ayuntamientos de Cataluña hace más de 30 años que se utiliza este herbicida. Es un producto autorizado por el Gobierno español que se usa en calles, parques y jardines de la ciudad y ahora que la OMS lo ha declarado potencialmente cancerígeno han estallado las alarmas.

Varias entidades civiles han pedido eliminar el glifosato e incluso el comité de empresa de Parques y Jardines ha dicho que las medidas preventivas e informativas por parte de la administración pública no son las adecuadas. También denuncian que es un tratamiento innecesario a la vez que se está vulnerando el derecho de información al no informar con claridad sobre el uso del glifosato. Entonces, hemos estado más de 30 años utilizando (y respirando) un herbicida cancerígeno? Es cierto que si empezáramos a enumerar la cantidad de productos cancerígenos a los que estamos expuestos no saldríamos de casa, pero en el caso del glifosato hasta qué punto nos tenemos que preocupar y lo que es más importante, por qué no se nos ha informado bien sobre su uso? El glifosato, que fue comercializado por la multinacional estadounidense Monsanto a principios de los años 70, es uno de los herbicidas más usados -y criticados- del mundo. Quizás ya es hora de buscar un sustituto, no?

Últimas noticias

    Publicidad