Time Out en tu buzón de entrada

Buscar

Las Spice Girls cumplen 20 años y las cosas han cambiado

Por Mónica Boixeda Möller
Publicidad

Las Spice Girls cumplen veinte años. Veinte años, casi nada. Veinte. Todo lo que has hecho y has dejado de hacer desde que bailaste el 'Wannabe' en el patio del colegio por última vez cabe en esta palabra. Hoy ya no te peleas por quién es Geri o Mel B (a Mel C no la quería nadie), porque hoy casi ni tienes tiempo de quedar con tus amigas, si es que todavía las conservas.

Te has hecho mayor y tu mejor consuelo es pensar que aquella banda de chicas picantes ahora tienen más celulitis y estrías que tú (olvida a Victoria Beckham, ella no es humana). Pero si abres el baúl de los recuerdos, te das cuenta de que no solo tú has evolucionado hacia una vida más seria donde no hay lugar para patadas voladoras o muecas sacando la lengua (¿no? ¿seguro?). Aquí tienes una lista con todo lo que acompañó a la fiebre Spice Girls y que hoy en día ha quedado obsoleto, o no:

spice girls casette

Radiocasete: el complemento indispensable a la hora del patio. Quien lo llevaba era inmediatamente la reina y mandaba en prácticamente todo: 'Tía, el radiocasete es mío, así que si digo que vas detrás, te pones y punto.' Hoy en día, con mp3 y altavoces de alta potencia no sería lo mismo. Eso de bailar sin escuchar casi la música, afinando el oído y con máxima concentración seguro que nos ha aportado algún beneficio que todavía desconocemos.

spice girls plataforma

Plataformas: vaya, parece que de estas no conseguiremos deshacernos del todo nunca. De modernas pasaron a horteras y ahora vuelven a hacerse un hueco en el armario de muchas, quizá en un intento de volver a aquellos días de Girl Power. Los esguinces de tobillo también son muy Girl Power.

spice emma

Los dos moñitos: Emma fue la criatura maligna que los introdujo como símbolo de ingenuidad e icono Lolita, sin plantearse ni por un momento el mal que podía hacer. En breve, muchas ya nos paseábamos con un par de bultos en la cabeza, dos mechones engominados rodeándonos la cara y a veces incluso teníamos el valor de hacernos la ralla en zig-zag. Emma no ha pagado nunca por este crimen, quizá sería hora de llevarla a juicio.

spice girls

Enseñar la barriga: ahora sí, ahora no, ahora me encanta, ahora ni de coña. Nunca acabaremos de saber si enseñar la barriga mola o no. Quizá también depende de qué barriga hablemos. En veinte años nuestras barrigas han sufrido muchos cambios, algunas incluso han alojado a pequeñas bestias que ahora van por el mundo sin tener ni idea de quién es Geri Halliwell.

Coleccionar fotos: si no era la 'Súper Pop' era la 'Bravo' o la 'Vale', pero el caso es que todas las revistas adolescentes de la época se pusieron de acuerdo en llenarnos las casas de fotografías con las mil y una posturas y combinaciones posibles de las cinco estrellas picantes. Hoy se necesitarían tres cuentas de Instagram para poder recogerlas todas.

geri halliwell

Mechas rubias: no, las rubias no han pasado de moda y dudo que lo hagan nunca. Pero es de agradecer que el gremio de los peluqueros haya dado un paso hacia adelante y nos haya liberado de los 'pelos zebra', aquellos a base de rallas con unos contrastes que brillan en la oscuridad.

spice girls 5

Grupos de 5: sí, en Facebook los amigos los cuentas por decenas, pero seamos honestos: ¿con cuántas amigas te ves regularmente (una vez por semana o más)? Un estudio a cargo del antropólogo Robin Dunbar dice que cada uno tiene una media de 4,1 amigos cercanos. Así que si la quinta de vuestro grupo Spice se ha perdido por el camino durante estos veinte años, no sufráis, es ley de vida.

mel c

Tatuaje en el brazo: probablemente, los tatuajes tampoco desaparecerán nunca, pero es evidente que sí que pasan de moda, y mucho. De hecho, un tatuaje puede ser el mejor indicativo de que nada es para siempre, que el ser humano evoluciona y cambia mucho a lo largo de su vida y que no hay ninguna frase que nos pueda gustar para siempre. O quizá sí. Esta: 'If you want my future, forget my past'.

 

Últimas noticias

    Publicidad