• Noticias
  • Teatro y Artes Escénicas

Lluïsa Cunillé, la autora que huía de los flashes

Lluïsa Cunillé, la autora que huía de los flashes
© TNC

La foto de Lluïsa Cunillé que tienen aquí arriba es de las pocas que verán de ella. Hagan un Google y lo podrán comprobar. A pesar de ser uno de los autores más representados y con más trayectoria nacional e internacional, poco sabemos de Cunillé. Nunca ha dado ninguna entrevista, ni cuando ha tenido que hacer una rueda de prensa para recibir el premio teatro de la Nit de Santa Llúcia. Se esconde de los flashes, pero no vive apartada como Salinger o como Bauçà. Va a los estrenos, a los ensayos de sus obras, pero defiende su derecho al anonimato. Ahora tendremos una buena oportunidad de disfrutarla, puesto que estrena 'Islàndia' en el TNC, con dirección de su gran valedor Xavier Albertí, el hombre que hace años que ejerce de portavoz de la dramaturga.

'Islandia' va de un chico de 15 años que marcha del país escandinavo para encontrar a su madre en Nueva York. ¿Es un Holden Caulfield, el triste y vagabundo protagonista de 'El guardián entre el centeno'?, le pedimos a Albertí. Él ha visto 'Amerika' de Franz Kafka y 'Poeta en Nueva York' de Federico García Lorca. Y la Biblia, cuando Dios le dice a Abraham: "Encuéntrame un hombre puro y salvaré la humanidad". También ha localizado la leyenda artúrica y Perceval. Poca broma. "Hace años que estamos reivindicando a Lluïsa, una autora de una calidad en la escritura que no frecuenta mucho en Europa –no hay ningún gran premio literario que no haya ganado–, hemos hecho últimamente su vertiente más popular, como 'El carrer Franklin', pero quizás nos habíamos olvidado de apostar por la gran Cunillé ", remata el director.

Esta obra, que tiene previsto viajar a Stuttgart y en Madrid en 2018, forma parte del epicentro Cunillé que viviremos en el TNC, donde también habrá la lectura de 'Boira' (24 de octubre) y una versión operística de 'Après moi, le déluge' (del 26 al 29 de octubre), una de las obras maestras de la dramaturga, estrenada hace una década en el Lliure. Además, nos dice Albertí, se leerán sus obras en instituciones de Chicago, Grenoble, Londres y Milán, entre otras ciudades. No debemos olvidar que Cunillé ha escrito obras tan importantes para el teatro catalán contemporáneo como 'Barcelona, ​​mapa d'obres' o 'Et diré sempre la veritat'. Es, además, de los pocos autores del estado que ha hecho una estancia en el Royal Court de Londres.

En 'Islàndia', todo el peso de la función cae en un actor muy joven, Abel Rodríguez, que no abandona nunca la escena, mientras se va encontrando a diferentes personajes en el camino que le llevará a su madre. Todos le tomarán el pelo, mientras canta: quiere ser cantante de ópera. "Abel es un debutante que trabaja desde la verdad, que ha hecho teatro amateur y no tiene los tics del teatro amateur", dice Albertí. El director añade que estos 15 años del chico protagonista dan la impresión de un espejo, en el que la autora nos pide que nos pongamos delante, para recuperar los sueños de la adolescencia. "Es un chico que nos dice que no tiene miedo; que sólo tiene miedo cuando él quiere ", remarca el director.

Le comento a Albertí si el viaje de Abel es como el de Dante por el Purgatorio, donde se encuentra un retablo de la humanidad. Y el director huye de la visión desesperanzadora, recordándonos que el concepto 'apocalipsis' también tiene que ver con el inicio de un nuevo mundo.

Advertising
Advertising

Críticas y valoraciones

0 comments