Time Out en tu buzón de entrada

Buscar

'Nochecita Sanjuanera' con Soleá Morente, Los Planetas y La Bien Querida

Por Marta Salicrú
Publicidad

Soleá, la hija pequeña de Enrique Morente, publica hoy, coincidiendo con la verbena de San Juan el doble sencillo 'La ciudad de los gitanos / nochecita Sanjuanero'.

Es el primer adelanto de 'Tendrá que haber un camino', lo que será el debut como solista de Soleá después cantar en los dos álbumes de Los Evangelistas, el proyecto que une J, Florent y Eric de Los Planetas con Antonio Arias de Lagartija nick para recordar la música de Enrique Morente.

Previsto para septiembre, 'Tendrá que haber un camino' no es un disco con Los Evangelistas, pero J y Antonio Arias firman algunas de las canciones con Soleá, además de La Bien Querida y Manu Ferrón, cercanos al universo Planetas. 'La ciudad de los gitanos' es una composición de J y Soleá, cuenta con las colaboraciones de su hermana Estrella Morente, y de Florent, Banin y Julián Checopolaco de Los Planetas. Mientras que 'Nochecita Sanjuanera' es una canción de Ana Fernández Villaverde, La Bien Querida.

'Tendrá que haber un camino' comparte el título con la canción que cantaba Enrique Morente cerrando 'La leyenda del espacio' (2007) de Los Planetas, y que el grupo granadino dedicaba a la memoria de su amigo, el barcelonés Aleix Vergés, DJ sideral, muerto en 2006.

Solo la impresionó la letra: "Tendrá que haber un camino que me lleve donde pueda estar. Otros prefieren quedarse aunque no puedan vivir". Se identifica con el mensaje inconformista, y en este camino "hacia la luz" ve no sólo la salida del luto por su padre: también la de la crisis social.

La primera vez que Soleá cantó como corista fue en la gira del 'Omega' (1996), la obra maestra con la que su padre y Lagartija Nick establecieron el puente entre el flamenco y el rock espacial por el que después transitarían Los Planetas. "Debía tener 13 años", explicaba Soleá a propósito de su concierto con Los Evangelistas en el festival Blues & Ritmos de Badalona de este año.

"Cada vez creo más en el destino", decía. El romance entre palos y distorsión de guitarras de aquella primera experiencia profesional con la música ha terminado marcando por casualidad su carrera. La muerte de Enrique Morente la dejó rota –"Perdí las ganas de cantar"– y con el que iba a ser su debut en solitario a medias, en el que estaba trabajando con su padre. Fue la colaboración con J, Arias y compañía en 'Homenaje a Enrique Morente' (2012), debut de Los Evangelistas, "versiones maravillosas" del legado del cantaor, lo que le devolvió "la ilusión por la música ". De gira con ellos surgieron las canciones que "compartir con el público" en 'Encuentro' (2013).

Últimas noticias

    Publicidad