Time Out en tu buzón de entrada

Buscar

Por qué el invierno es la mejor época para el teatro

Por
Andreu Gomila
Publicidad

No sabemos si hemos salido de la crisis, si las cosas empiezan a ir bien, si la gente vuelve a tener ganas de salir, de ir al teatro, pero lo cierto es que el 2016 ha comenzado como un trueno. Muchos teatros han colgado los carteles de entradas agotadas, desde el 'Rey Lear' a 'Rhum' del Lliure, 'El público' de TNC, 'Mar i cel' en el Victoria, 'La importància de ser Frank' en la Akademia , 'Hamlet' en el Atrium, 'El llarg dinar de Nadal' en el Maldà, 'Una hora en la vida de Stefan Zweig 'en la Beckett ... Pero también han conseguido resultados expecionals 'Mamma mia', 'Animals de companyia', 'Ozom', 'Els veïns de dalt', 'Sugar'... Hasta conseguir una ocupación media de los teatros del 71%. Un hecho que hacía tiempo que no se veía. ¿Será que las obras son mejores? Intentamos averiguar qué pasa.

1. Hace frío y en las terrazas, competencia real del teatro a partir de abril, no se está tan bien. Vamos, que entre estar calentito en una sala durante cerca de dos horas pasándolo bien y helarse el culo en una terraza, gana el teatro. Al salir, la gente prefiere o ir a cenar o meterse a cubierto de nuevo dentro de un bar.

2. Los teatros se reservan los platos fuertes para esta época. A partir de noviembre, se estrenan las grandes obras. Y ahora mismo llegarán 'Panorama des del pont' en el Romea, 'Maria Rosa' en el TNC, 'Rent' en el Casino de l'Aliança de Poblenou, 'Invernadero' en el Lliure... Cosas grandes para los teatros grandes. Antes, durante la temporada de Navidad, habremos visto como llegaban las reposiciones de los 'hits' de los años anteriores, platos seguros para días de fiesta.

3. No hay grandes festivales de música. En Barcelona, ​​los festivales de música son al aire libre y empiezan a saco a partir de mayo. Hasta septiembre, no hay tregua. Y la gente, a la hora de gastar, quizá prefiera ver las estrellas del Sónar, Cruïlla y Primavera Sound, que sentarse en un teatro y contemplar, ejem, las obras de siempre...

4. Se regala teatro para Reyes. Esto es un hecho. Si no sabes qué regalar a la prima, con dos entradas para el teatro quedas como un rey. Si, encima, sabes sus gustos, es un triunfo seguro. Los teatros, además, hacen muchas promociones al respecto durante la temporada de Navidad.

5. La oferta es más variada. Hay de todo, es cierto. Circo, musicales, espectáculos infantiles, danza, monólogos, comedias, grandes actores, dramas, Shakespeare... Durante estas fechas, Barcelona parece una capital teatral. La lástima es que la fiesta dura poco. En mayo, volvemos a la realidad.

Últimas noticias

    Publicidad