Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Vacaciones de aislamiento extremo en una isla. ¿Quién se atreve?

Vacaciones de aislamiento extremo en una isla. ¿Quién se atreve?

Advertising

Perderse en una isla desierta, sin recursos, sin ayuda. A priori no suena muy apetecible...o sí. Hay gente que adora la aventura, y querría ser Robinson Crusoe por un día, por una semana o por una vida entera, y eso es lo que ofrece Álvaro Cerezo. Este economista español fundó hace siete años Docastaway, una empresa dedicada a ofrecer viajes de aislamiento extremo en islas paradisiacas. Para muchos una pesadilla. Para otros, un sueño hecho realidad.

 

Docastaway nos propone dos tipos de vacaciones: la primera opción, la más normal y cómoda, ofrece alojamientos en preciosas cabañas nativas de bambú en Filipinas o cabañas de cemento situadas en una isla desierta de Indonesia. Los precios van de los 80 euros al día a los 188 euros. Hasta aquí todo normal, ya que son alojamientos magníficos pero bastante típicos.

La sorpresa llega en el 'Modo Aventura', una modalidad para los más atrevidos que deseen experimentar las vivencias más intensas en sus propias carnes. "Estos intrépidos aventureros tendrán que estar preparados para vivir un tipo de experiencia cuasi-náufrago en algunas de nuestras playas más vírgenes". Y no es ninguna tontería, ya que una de las opciones, la Devil's Island en Oceanía, está reservada para vivir "una experiencia de aislamiento extremo y en solitario".

 

 

Se trata de una isla volcánica sin alojamiento en medio del océano, y a decenas de quilómetros de la civilizacion. "Esta isla es sólo apta para los muy amantes de las dificultades y para aquellos a los que nos les importa ser realmente abandonados durante un largo periodo de tiempo. Probablemente se trata de la experiencia más extrema que Docastaway ofrece", explican desde la agencia.

Devil's Island es la opción más dura, pero hay grados de dificultad. En Tando Island, en Indonesia, podéis alojaros en una cabaña básica de madera con duchas y baño occidental en una isla desierta. "Posee una interminable playa virgen de arena blanca, es una de las más playas más largas en islas paradisíacas del mundo y existen unas tribu que habitan en su interior". O por ejemplo, en The Private Lake (Filipinas) podréis vivir en una cabaña en un precioso 'lago' de agua salada, arrecifes de coral y con salida directa al mar. Muy idílico, si no fuera porque "la entrada a este será bloqueada por lo que los docastawayers serán los únicos seres humanos en el lugar", con lo que ello comporta.

Los precios de estas aventuras extremas oscilan entre los 80 euros por día a los 250. Y bien, ¿quién se anima a hacer el náufrago en los lugares más bellos del planeta?

 

 

 

 

 

 

 

Share the story
Últimas noticias
    Advertising