Bañadores y biquinis de cine

Repasamos los bañadores que han protagonizado las escenas más alocadas, sexys y memorables que nos dejaron enganchados a la pantalla
Carrie Fisher Bikini
Advertising

Si no fuera por el cine, el biquini no se hubiera popularizado hasta mucho más tarde, y probablemente ahora mismo estaríamos hablando de un verano muy distinto. Los bañadores y las estrellas de Hollywood han tenido una capacidad especial para llamar la atención. Si Brigitte Bardot no hubiera paseado por las playas de Cannes en biquini durante el festival de 1953, con diecinueve años, ante los periodistas y antes del estreno de su primera película, 'Manina, la fille sans voiles', ¿habría acabado teniendo tanto éxito? Nunca lo sabremos, pero lo único claro es que aquel paseo, aquel biquini y aquella película, la lanzaron a la fama tan rápido cómo si hubiera tuiteado chistes de humor negro en su Twitter personal. Os presentamos nuestra selección.

Buster keaton

Public pool (1928)

Buster Keaton, uno de los payasos más amistosos que se han visto nunca, fue a una piscina pública masculina, en 1928, y entre jóvenes atletas en pleno triple mortal y morsas con las arterias llenas de colesterol que perdían el aliento en cada brazada intentando reducir peso, perdió el bañador. ¡Y las pasó muy canutas! Ni a Mr.Bean le habría ido peor.



Tarzan Johnny Weissmuller

Tarzán de los monos (1932)

Johnny Weissmuller ya era un tipo con experiencia en eso de ir con bañador todo el día: fue nadador olímpico y compitió diez años como profesional sin perder ninguna carrera. Una vez se retiró de las piscinas, hizo un buen negocio encarnando a Tarzán, el hombre que vive en la selva en harapos, luciendo pectorales de bronce.


Advertising
esther williams

Escuela de sirenas (1944)

Reconocida como la sirena americana, Esther Williams llegó a protagonizar 26 títulos de musicales acuáticos. Cualquier excusa era buena para hacer un baile en el agua, y el público siempre lo agradecía. Tanto era así, que durante la Segunda Guerra Mundial sus películas se visionaban en los campamentos para levantar los ánimos de los soldados.


les vacances de mr hulot

Las vacaciones de monsieur Hulot (1953)

Maestro del 'slapstick' francés, clown de la vida cotidiana, Jacques Tati se presentó en 1953 en una playa llena de turistas, con su pipa cargada y el ademán de pescador. El equipaje era ligero: tan sólo llevaba una gabardina estilo Colombo y un maillot 'vintage' de los que llevaban los hombres cuando enseñar un pezón se consideraba pecado de nivel avanzado.



Advertising
casarse millonario Marilyn Monroe

Cómo casarse con un millonario (1953)

Marilyn Monroe será recordada por el magnetismo que desprendía y el modo en el que se comía la cámara. Lució un montón de trajes de baño a lo largo de su carrera. En 1951 hizo una sesión de fotos con un 'deux pièces' de círculos granates y tacones de medio palmo. Pero este maillot rojo satinado con pedrería de la foto es de los más espectaculares.



Cary grant

Atrapa a un ladrón (1955)

A pesar de rondar los 50 años, Cary Grant no tiene miedo de enseñar su tableta, con ese tartán de cintura alta que lleva para taparse mientras se remoja en las playas de Niza. En este clásico de Alfred Hitchcock borda un papel inolvidable, el de un ladrón de joyas buscado en todo el mundo. ¿Os imagináis encontraros uno así paseando por la playa de la Barceloneta?


Advertising
brigitte bardot

Y Dios creó a la mujer (1956)

Antes de hacer de Bonnie para Serge Gainsbourg, antes de que Jean-Luc Godard nos enseñara su culo en 'Le mépris' como si fuera un pastel de frutas, Brigitte Bardot despertó más de un estandarte cuando en el 56 apareció tomando el sol en la cubierta de un velero. El Vaticano emitió un comunicado diciendo que las formas de esta mujer las cargaba el diablo. Por cierto, sólo llevaba la parte baja del biquini. ¡El resto... al aire!



Liz Taylor - De repente el último verano

De repente, el último verano (1959)

Entre los años 50 y 60, la Costa Brava enamoró a la plana mayor de Hollywood, y no era extraño pasear por Tossa de Mar y encontrarse a Ava Gardner tomando el sol. Este film de Elizabeth Taylor, rodado en Begur, S'Agaró y otras poblaciones gerundenses, provocó un gran revuelo debido a sus enfrentamientos con la censura. Por su interpretación en este film, Taylor ganó un Globo de Oro y la nominación a los Óscar.


Advertising
a plein soleil

A pleno sol (1960)

Antes de que Matt Damon nos enseñara sus piernas de lechal en 'El talento de Mr. Ripley', Alain Delon ya protagonizó una adaptación de la novela de Patricia Highsmith, la mejor que se ha hecho. Pasaba en un yate, en un crucero mediterráneo, y nos enseñó bastante carne. A pesar de que, pobre chico, a media película lo dejaban colgado en una barca en medio del mar y cogía una buena insolación. ¿Quién se apunta a hacerle unas friegas con aloe vera?



Elvis Blue Hawaii

Blue Hawaii (1961)

A pesar de que Elvis era el rey del rock, acumuló unos cuantos fracasos en el mundo del cine. En 1961 estrenó dos películas ('Flaming star' y 'Wild in the country'), pero la taquilla fue muy floja. Fue entonces cuando los productores se dieron cuenta que lo único que quería el público era verlo cantar. Ese mismo año, en 'Blue Hawai', cantó catorce canciones enfundado en un traje de baño blanco. Es el film más taquillero de su carrera.


Advertising
Ursula y Halle

007 contra el Dr. No (1962) y Muere otro día (2002)

Úrsula Andress se hizo famosa por ser la primera 'chica Bond' con Sean Connery en el papel de agente secreto, pero sin duda se hizo mucho más famosa por lucir este biquini con un cuchillo atado a la cintura. Una amazona en estado puro. Años más tarde, Halle Berry le hizo un homenaje.


Sue Lyon LOLITA

Lolita (1962)

Fue la película más controvertida de Kubrick, la historia de un profesor que se enamora de su hijastra menor de edad. Sue Lyon tenía trece años y hacía su primera aparición en un jardín, tomando el sol con un biquini estampado. Al año siguiente, John Huston la convirtió en una joven ninfómana que se arrimaba a Richard Burton en 'La noche de la iguana', entre las olas de la costa mexicana.



Advertising
Marisa Solinas

Boccaccio '70 (1962)

Esta película es un juego de episodios entre cuatro grandes directores italianos: Vittorio De Sica, Luchino Visconti, Federico Fellini y Mario Monicelli. A través de estos capítulos, sus artífices tratan de atacar y reírse del puritanismo y moralismo de la época. El de Monicelli da más picores que una plaga de hongos en las partes nobles. Pasa en una piscina repleta de bañadores.



Hoffman banyador

El graduado (1967)

Ahora puede parecer más blanda que una galleta Maria mojada en leche, pero en esa época supuso una ruptura de los estereotipos. El guión estaba basado en una novela semidesconocida de Charles Webb, y su banda sonora significó la consagración de Simon & Garfunkel. Pero la imagen por excelencia es la de Dustin Hoffman en bañador corto y con gafas de sol flotando sobre un colchón hinchable en la piscina.



Advertising
El nadador

El nadador (1968)

Aquí unos que no se gastaron mucho presupuesto en vestuario. Burt Lancaster se pasa los 94 minutos que dura al film con el torso desnudo y un bañador azul marino minúsculo... y de vez en cuando se lo quitaba y enseñaba el culo. El argumento está basado en un relato de John Cheever, rozando lo absurdo, sobre un tipo que decide llegar a su casa cruzando el barrio saltando de piscina en piscina para acabar entrando en una espiral de tiempo muy jodida.



Las vampiras Jess Franco

Las vampiras (1971)

Nos falta un poco de destape ibérico para completar el juego. También conocida como 'Vampyros lesbos', esta película del gran Jess Franco, maestro español del terror gótico de serie B, era una auténtica pasión turca. Trataba de dos vampiras que estaban como los cañones del Somme. Desafiando el mito, tomaban el sol en el estrecho del Bósforo, con bañador, o sin, y por más que fueran criaturas de la noche no se encendían como un fogón de gas.



Advertising
Grace Kelly Alta societat

Alta sociedad (1971)

El último film que protagonizó Grace Kelly antes de convertirse en princesa de Mónaco es una adaptación musical de 'Historias de Filadelfia'. A pesar de que no brilló por su voz (sólo canta una canción a dúo con Bing Crosby), su 'look' marcó tendencia. El diseño del bañador gustó tanto a la actriz que encargó el vestido de su boda a la misma diseñadora.


Mort a venecia

Muerte en Venecia (1971)

Piero Tosi, director de vestuario del film, ya había trabajado anteriormente con directores de la talla de Pasolini o Fellini. Para el mítico film de Visconti, intentó recopilar todas las prendas de ropa que encontró de la época de Thomas Mann. Y se ganó una nominación a los Óscar. El bañador de Björn Andrésen, el joven Tadzio, mezcló el estilo del alta sociedad con un rollito más deportivo y elástico, que destacaba su forma andrógina.


Advertising
Bo Derek

10, la mujer perfecta (1979)

Bo Derek representó la encarnación del estilo californiano del siglo pasado. Eran los 70 y su bañador dorado, sus trenzas con conchas y aquella carrera por la playa la convirtieron en el mito erótico de la época. Aunque como actriz no hizo gran cosa: ganó tres veces el Golden Raspberry, el premio a la peor interpretación. Mucha carne, pero...



Biquini Leia

El retorno del Jedi (1983)

Cualquier adolescente de los 80 tendrá todavía la imagen de una joven Carrie Fisher en biquini grabada en su retina. 'Star wars' marcó a una generación de adolescentes que todavía hoy recuerda las primeras sensaciones cuando repasa los viejos clásicos de ciencia-ficción. Incluso 'Friends' le dedicó un gag a este fenómeno.



Advertising
the hot spot

Labios ardientes (1990)

Eran los tiempos de 'Corrupción en Miami', y Don Johnson levantaba pasiones. Dennis Hopper lo convirtió en el seductor recién llegado de un pueblecito de Texas, donde Jennifer Connelly enloquecía a todos los hombres. La química entre ambos es casi palpable y el erotismo que desprende el film resulta vigorizante. Más todavía cuando llevan poca ropa.



Abierto hasta el amanecer SALMA HAYEK

Abierto hasta el amanecer (1995)

Esta peli supuso el lanzamiento al estrellato de Salma Hayek. Nadie diría que la pobre tenía un pánico espantoso a las serpientes, pero por miedo a que la echaran de la producción, tuvo que superar sus temores. Gracias a esto y sea como fuere, ha acabado protagonizando la escena más erótica y recordada de Robert Rodríguez como director. ¡Menudo ombligo!



Advertising
Belleza robada

Belleza robada (1995)

Bernardo Bertolucci dio la oportunidad de iniciarse en esto del mundo del cine a dos actrices como Liv Tyler y Rachel Weisz. Después de aquella ópera en tres actos que es 'Novecento', el cineasta volvió a los temas de sus primeros films, como la familia, las relaciones personales y la intimidad. Quien haya visto el film siempre recordará la escena de las dos protagonistas en la piscina.



Ludivine Saigner

Swiming pool (2003)

En 2003 François Ozon decidió hacer una reinterpretación libre de una película de 1969 que se llamaba 'La piscina'. Causó poco revuelo, y eso que los mitómanos sabrán apreciar la colaboración especial de Charles Dance, Twyin Lannister en 'Juego de truenos'. Otra curiosidad: el papel de Ludivine Sagnier, la chica del biquini, estaba pensado en un primer momento para un chico.



Advertising
Mankini Borat

Borat (2006)

No podíamos hacer una compilación de los bañadores más memorables sin hablar de Borat y su alocado 'look'. Somos conscientes que no es el más sexi, ni el más útil, ni el que encontrarás en todas las playas a las que vayas, pero nos gusta mucho y siempre que oímos hablar de Borat nos viene esta imagen a la cabeza. ¿A ti no?



Daniel Craig banyador

Casino Royale (2006)

Cuando se trata de bañadores y películas de agentes secretos, lo más probable que nos venga a la cabeza es un montón de chicas Bond. Pero por suerte, esto empieza a cambiar. La escena de Daniel Craig saliendo del agua fue un revulsivo, y más todavía cuando años más tarde se vendió el bañador que llevaba en la película en una subasta por más de 50.000 dólares. Una locura.



Advertising
Gran Gatsby

El gran Gatsby (2013)

Hace casi un siglo que Hollywood trata de hacer una adaptación exitosa de la novela de Scott Fitzgerald. Después de un primer intento que fracasó en 1926, un 'remake' aburrido de 1949 y una insípida versión de Robert Redford, fue Baz Luhrman, el director de 'Moulin rouge', quién lo consiguió. ¿Recordáis a Leonardo Di Caprio haciendo braza en la piscina de West Egg? ¡Qué maillot tan bien llevado!



Spring breakers

Spring breakers (2013)

En 2013, Harmony Korine cogió a cuatro mosquitas muertas del 'star system' de Disney Channel y las convirtió en unas estudiantes universitarias muy poco católicas. Salidas, temerarias, con ansias de machos sucios y unos biquinis fluorescentes diminutos, rompieron su imagen de niñas buenas para siempre. A ritmo de Britney Spears, nos quedó claro que les gustaba la fiesta salvaje.


Advertising
Plats bruts La Tanga

El baile de 'la tanga' de Lopes y Ramon (Plats bruts, 2001)

Pero por mucha revisión que hagamos, el bañador que siempre recordaremos en Cataluña es el tanga de Lopes y Ramon en esta mítica serie.

Advertising