Christopher Lee: cómo se hace un mito

Repasamos la trayectoria cinematográfica de uno de los grandes actores de Hollywood de todos los tiempos
Christopher Lee, Dràcula
Christopher Lee com a Dràcula
Advertising

Christopher Lee es uno de los pocos actores que todas las generaciones conocen: desde los años 60 y sus primeros pasos en el cine de terror, hasta la generación más actual y su papel de Saruman. Su muerte ha supuesto, también, la desaparición de una de las pocas leyendas del Hollywood dorado todavía vivas. Ahora ya solo quedan entre nosotros Kirk Douglas, Olivia de Havilland, Maureen O'Hara y Doris Day.

Christopher Lee, Laurence Olivier

Inicios modestos

Cuando acabó la Segunda Guerra Mundial y Christopher Lee dejó su papel de espía (sí, si, era un espía de verdad; pero no busquéis información, las misiones en las que participó todavía son material clasificado), decidió utilizar esta capacidad innata para mimetizarse con el entorno y reconducir su carrera profesional como actor.

Debutó en el cine con un pequeño papel en 'La extraña cita' y compartió proyectos (siempre como secundario, eso sí) con grandes actores reconocidos. Entre otros, compartió escena – una, concretamente, la que veis en la foto– con Laurence Olivier en la adaptación cinematográfica de 'Hamlet' de 1948 que dirigía el propio Olivier. Su carrera siguió siendo secundaria hasta que entró en la Hammer, productora de cine británica enfocada al cine de terror.

De esta primera etapa podemos destacar 'El hidalgo de los mares' (1951) de Raoul Walsh con Gregory Peck y Virgina Mayo y 'Moulin Rouge' (1952) de John Huston con José Ferrer y Zsa Zsa Gabor.

Dràcula

El hombre que se encasilló en el género

Poco se imaginaba Christopher que el primer papel que interpretaría con la Hammer acabaría por marcar su carrera: el monstruo de 'Frankenstein' fue el primer personaje de una larga vida como referente del terror, el suspense y la magia. La momia, Sherlock Holmes o incluso Rasputín fueron algunos de los personajes que le dieron la fama a Lee a finales de los 50 y durante la década de los 60.

De esta etapa hay que destacar su interpretación en 'La momia' de 1959, que según la crítica es una de sus mejores interpretaciones si tenemos en cuenta la época en la que se filmó y la limitación del vestuario a la hora de gesticular. Y, sobre todo, su interpretación de Drácula en la película de Jess Franco, rodada en Madrid, a finales de la década de los 60. Pere Portabella y Joan Brossa participaron en la producción, y filmaron lo que se conoce como el primer 'making of' de la historia, 'Vampir cuadecuc'. Lee, claro, también era el protagonista.

Advertising
Sherlock Holmes, Christopher Lee

La mejor etapa de su carrera y una retirada prevista

Llegados a los años 70, Lee ya es una estrella consolidada en el mundo del terror, se lo lleva todo y encima funciona en taquilla. Es en esta época cuando trabaja con Billy Wilder (ya tenía los dos Óscars); rueda en Madrid, Aranjuez y Toledo 'Los tres mosqueteros', y hace la que según él sería “la mejor película de su vida”: 'The wicker man'.

Pero a finales de los 80 su carrera parecía que caía en picado. Lee ya llevaba muchos años actuando en el mismo tipo de perfil y los directores ya no lo imaginaban fuera del terror, el misterio o la aventura. En esta década trabajó en 'Gremlins 2' (sí, sí, la dos) y otros títulos tan estrepitosos como 'Loca academia de policía: Misión en Moscú' y un capítulo de la serie 'Las aventuras del joven Indiana Jones'. No corrían buenos tiempos.

Christopher Lee, Saruman

De Burton a Saruman

La amistad que le unía con Tim Burton lo revivió. El excéntrico director reclamó su imponente presencia en 'Sleepy Hollow', 'Charlie y la fábrica de chocolate' y 'Eduardo Manostijeras', entre otras. Lee se hizo habitual también de la gran pantalla gracia a dos macrosagas: 'El señor de los anillos', en la que va dio vida al mago Saruman, y los primeros tres episodios de 'Star Wars', como el malvado conde Dooku.

Advertising
Esta página ha migrado a nuestro nuevo diseño de modo automático. Si ves algo que te parece raro, avísanos a feedback@timeout.com