Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Las 5 mejores películas de la cartelera
Boyhood
Boyhood

Las 5 mejores películas de la cartelera

Estas son las películas que no os podéis perder: las favoritas de los críticos

Advertising

 

 

1. La canción del mar

5 de 5 estrellas
Cine Animación

Lo peor que podría pasarle a 'La canción del mar' sería que fuera percibida como una rareza apta sólo para 'connaisseurs' del cine de animación, y no como lo que realmente es: una historia magnífica, que apela a un público universal. Como ya sucedía en 'Brendan y el secreto de Kells', Tomm Moore se resiste a glosar una mitología difusa, profundizando en la especificidad de sus raíces irlandesas para explicar la leyenda de las 'selkies' (criaturas mágicas entre el mar y la tierra, hadas que se convierten en focas) desde la perspectiva de un niño; una mirada empática con la de los espectadores más jóvenes. Y, aunque prefiriendo la belleza a la espectacularidad, el autor vuelve a jugar con la aparente limitación de un universo bidimensional para convertir la pantalla en un tapiz de gran riqueza iconográfica, que recoloca con diáfana maestría nuestra percepción de profundidad y movimiento.

2. Princesa (Han Gong-ju)

4 de 5 estrellas
Cine Drama

En la línea de los mejores títulos de Lee Chang-Dong ('Poetry') o Bong Joon-ho ('Mother'), 'Princesa' presenta la fuerza interior de un personaje femenino que lucha contra su destino: transformarse en paria en una sociedad egoísta y violenta, más preocupada por guardar las formas y castigar las víctimas que para imponer justicia contra los verdugos. En un cuidadísimo trabajo de punto de vista, todo lo que vemos en 'Princesa' es a través de los ojos de una adolescente exiliada en la nada, inmersa en el desenfoque del mundo, que pasa de no entender el rechazo social que la hunde en la miseria a buscar maneras de adaptarse a su querida invisibilidad. Dosifica la información para que el espectador se identifique con su heroína, con una sensibilidad y un rigor admirables. Ni una sola concesión al tremendismo de un Kim Ki-duk.

Advertising

3. A cambio de nada

4 de 5 estrellas
Cine Drama

A veces las películas más pequeñas y humildes están tocadas por un halo de grandeza. 'A cambio de nada', como buena 'opera prima' que es, tiene sus carencias, es imperfecta, pero al mismo tiempo desprende generosidad y autenticidad por todos lados. Daniel Guzmán retrata la vida de barrio, la adolescencia conflictiva, el desarraigo emocional, y construye un relato heredero del neorrealismo impregnado de sencillez, pero también dotado de una fuerte personalidad. Tiene, 'A cambio de nada', un carácter episódico y nos sumerge en las aventuras cotidianas de un par de chavales que, entre trapicheos y peripecias, emprenderán un camino iniciático que el director consigue llevar de manera ejemplar entre la comedia y el drama. ¿Lo mejor? Su sencillez, el dúo picaresco que la protagoniza y una emoción sin aditivos, que fluye de primera.

4. Vengadores: La era de Ultrón

4 de 5 estrellas
Cine Acción y aventura

Es un buen momento para recordar que el estreno de Joss Whedon en la saga de los 'Vengadores' supuso, también, un final épico para la llamada 'phase one' del universo cinemático de Marvel. Había comenzado en 2008 con 'Iron Man' y se despedía de repente por la puerta grande con una estampida tan ambiciosa como emocionante de todos los elementos de la franquicia. Se me pone la piel de gallina sólo de decirlo, porque aquella película marcó el fin de una época. Y porque es obvio que 'La era de Ultron' aparece en un contexto muy diferente.A la Marvel, esta producción le pilla a media etapa, cuando todavía no se ha decidido hacia dónde encarar el mástil de proa. Whedon nos cuenta una historia con entusiasmo y fruición. Pero no desafía las normas del juego, lo coherente con el software de la empresa: no hay prevista ninguna revisión de cimientos hasta 'Infinity war', que se estrenará el año 2018. Nos encontramos con una película trufada de MacGuffins, cristales mágicos, dioses de piel roja y alguna guarnición teórica extraída de los enrevesados dominios de la física cuántica, pero en el fondo es una propuesta de lo más simple.Aún así, sigue llevando la marca Joss Whedon estampada con hierro candente. Todavía hay dolor, secuencias de acción delirantes y una retórica pomposa pero bien acertada. Hay un gag sobre el martillo de Thor que se va repitiendo a lo largo de todo el metraje tan bien llevado que, ya sólo por eso, vale la pena el precio que cuesta una entrada. Porque 'La era de U

Advertising

5. Murieron por encima de sus posibilidades

4 de 5 estrellas
Cine Comedia

Es una tormenta, un banquete de pobres, un grito de auxilio y una risa enlatada, todo a la vez. La última de Isaki Lacuesta nació como broma una noche de porrón en una fonda mítica del casco antiguo de Girona y ahora se ha convertido en la gran españolada del siglo XXI, una lasaña de producto ibérico que trata de unos pirados que se escapan del manicomio y crean un grupúsculo terrorista para acabar con el presidente del Banco Central. No es un refrito de ideas castizas, no es un torrente al uso para subirte los jugos gástricos a la cabeza. 'Murieron' es 'El quinteto de la muerte' recalentada con sal gruesa por el Mendoza de 'El enredo de la bolsa y la vida'. O, si preferís, la película que debería haber hecho Alex de la Iglesia en vez de 'La chispa de la vida', con chistes casi metacinematográficos para el espectador entendido. Aquí hay de todo, desde la Ángela Molina que hizo la 'Lola' de Bigas Luna hasta una destrucción de lo que representa Imanol Arias, el Lute de Vicente Aranda y Antonio Alcántara de 'Cuéntame'. Tomadlo como un campeonato de disparates, en el que el gore cuenta con grandes cucharadas de salsa barbacoa y, cuando crees que ya no puede pasar nada más, llega Bárbara Lennie como un ángel exterminador con peluca rubia y pistola para acabar con todo y todos.

Ver más películas recomendadas

Más peliculones

Las altas presiones

4 de 5 estrellas
Cine Drama

He aquí una película humilde, modesta, que habla de cosas cercanas y a la vez de cuestiones que nos afectan a todos. Quiero decir que la peripecia de Miguel, que vuelve a su Pontevedra natal para filmar unas localizaciones, no podría ser más íntima: deambula un poco perdido entre los recuerdos, paisajes y personajes de su juventud. Y, en cambio, todo va tomando una resonancia inquietante: no sé si de una generación, pero lo cierto es que Ángel Santos habla también de los años perdidos, de la imposibilidad de instalar en una existencia que siempre parece ajena. ¿Y no podemos ver aquí igualmente, a la manera de una metáfora muy sutil, un cierto comentario sobre la España de la crisis y sus habitantes?Todo esto y mucho más contiene el film de Santos, su segundo largo tras la impecable 'Dos fragmentos / Eva'. Y todo en un estilo melancólico, sin levantar nunca la voz, que interroga cuerpos y paisajes con una serenidad esquiva, que en el fondo no deja de llevar en su interior una cierta rabia. En efecto, 'Las altas presiones' podría ser una de esas películas lloronas que hablan de la nostalgia y de las que alguien como Garci se hizo paladín hace unas décadas. Pero no.No hay condescendencia, ni falsa conmiseración. Santos observa a los personajes con una curiosidad no exenta de afecto, pero tampoco de crítica. Y así se instaló en una delicada historia de amor y en unas vidas mucho menos seguras y controladas de lo que parece, como le ocurre al film. Esta es también una historia sob

La oveja Shaun. La película

4 de 5 estrellas
Cine Animación

Ver el sello de Aardman encabezando cualquier producción es garantía de que estamos en buenas manos: el estudio británico nunca hace ningún paso en falso. Esta adaptación de la serie de 'La oveja Shaun' es modélica en su manera de estirar naturalmente una anécdota para ir enlazando gags '. Los autores extirpan los protagonistas de su escenario habitual, la granja, y los llevan a una gran ciudad donde todo parece ir muy deprisa, donde los granjeros pueden convertirse en gurús del estilismo capilar y donde los corderos se disfrazan con trapos vintage sin que nadie se dé cuenta del engaño. La confianza en el humor puramente visual lleva el relato a una liberadora dimensión no verbal, que invita a pasear la mirada, riendo con la expresividad de Shaun y sus colegas. Atención a las múltiples y sorprendentes acciones que ocurren en segundo o tercer plano. Impagables.

Advertising
Qué extraño llamarse Federico
cristina di paolo antonio

¡Qué extraño llamarse Federico!

3 de 5 estrellas
Cine Drama

A hores d’ara, què ens poden descobrir d’un cineasta que ha aconseguit adjectivar el seu cognom, guanyar cinc Òscars, una Palma d’Or i omplir folis i folis de tesis, assajos laudatoris i diatribes? Només algú que va conèixer Fellini abans de l’èxit clamorós, en l’època de dibuixant satíric, i el va acompanyar celebrant el carpe diem durant més de quatre dècades, pot tocar-nos la fibra amb anècdotes i ocurrències que il·luminin allò de la seva obra que tenia a veure amb la seva vida. A 'Qué extraño llamarse Federico', Ettore Scola evita l’anàlisi cronològica per endinsar-nos en una càlida evocació dels dies compartits. I, malgrat que les dramatitzacions d’aquests records semblin haver-se escapat d’un àlbum de fotos envellit prematurament, la sinceritat del conjunt –sobretot la crònica de les nits romanes a l’estil de 'La dolce vita'– sap commoure.

National Gallery

5 de 5 estrellas
Cine Documental

Sería interesante hacer conversar 'National Gallery' con otra película reciente, 'Museum hours' de Jem Cohen. Ambas transcurren en las estancias de un museo, adoptando un tono civilizado y observador que se traduce en un tempo gozosamente relajado. Son obras agradables de mirar y habitar. Pero si el film de Cohen entendía este escenario como marco del nacimiento de una amistad entre un vigilante del Kunsthistorisches Museum de Viena y una canadiense, 'National Gallery' multiplica la cantidad de figuras humanas y abre el plano hasta abarcar la totalidad de la institución británica que le da nombre.A lo largo de su trayectoria, Frederick Wiseman ha demostrado tener una mirada tan privilegiada como paciente, que le permite abordar entidades enormes y abstractas -el ballet de la Ópera de París en 'La danza', la universidad en 'At Berkeley'- como organismos físicos, que pueden ser comprendidos a través de una disección precisa. En 'National Gallery', el director sigue directivos y trabajadores del museo, y mientras los primeros cargan el peso conceptual del espacio, debatiendo maneras de abrirse al público sin perder prestigio, o la conveniencia de asociarse con un acontecimiento ajeno a la cultura, los segundos buscan maneras de restaurar pinturas degradadas, o tratan de localizar la luz que permita contemplar idealmente cada cuadro.Pero las secuencias más extraordinarias del filme son aquellas en las que los guías del museo interactúan con los visitantes: unos dotan de vibración

Advertising

Pos eso

4 de 5 estrellas
Cine

Estrella de los tablaos, Trini abandona su carrera cuando su marido, un torero famoso, muere en un accidente. A partir de entonces, se dedica a cuidar a su niño pequeño, que parece poseído, razón por la que la bailaora se pone en contacto con un cura, hijo de una pareja de rojos republicanos. El cóctel de referencias de 'Pos eso', que mezcla la historia española con la actualidad más cañí, sirve al debutante Sam para hacer una de las películas de animación más interesantes del cine europeo reciente. La mezcla que propone –sal gruesa, toros, flamenco, religión y telebasura– es explosiva. De hecho, el terror y el fantástico estatal más reciente han sabido sustentarse en los referentes más característicos y penosos de la sociedad y de la cultura de masas. Sam sigue esta línea, como si su voluntad fuera la de hacer una versión en plastilina y actualizada de 'El día de la bestia'.

Recomendado

    También te gustará

      Advertising