#OscarsSoWhite: la historia de la desigualdad y los Óscars

Diez momentos clave en la historia de la relación de los Óscars y la cuestión racial en los últimos 70 años
12 años de esclavitud
12 años de esclavitud
Advertising

Un año más, una nueva controversia relacionada con la raza en los premios de la Academia Americana de Cine. Y otra vez, es por la falta de representación de las minorías en las categorías principales: ni una sola persona de color ha sido nominada en ninguna de las categorías de actores o director, mientras que películas como 'Creed' y 'Straight outta compton' han sido, en gran parte, ignoradas. No es la primera vez que los Óscars se han enfrentado a la cuestión de la igualdad. Analizando la historia de los Óscars, aquí tenéis diez momentos clave en el recorrido hasta #OscarsSoWhite.

Lo que el viento se llevó

1940: 'Lo que el viento se llevó' gana el premio a Mejor Película

Es imposible obviar el hecho de que la novela de Margaret Mitchell, en la que se basa la película, endulza los inicios del Ku Klux Klan, formado (según Mitchell) para proteger a mujeres blancas 'decentes' de 'insolentes' esclavos después de la guerra civil. Y el lenguaje que utiliza en el libro para describir a los personajes negros es asombrosamente ofensivo. No transcribiremos ningún ejemplo aquí, pero si sois valientes hay muchos en internet. 

La versión cinematográfica atenúa estos diálogos con las repetidas imágenes de Vivien Leigh con su vestido revuelto por el viento, pero sigue siendo motivo de polémica. No menos importante es la representación de Hattie McDaniel como Mammy, la alegre, chillona y dedicada esclava de la casa. Así que el hecho de que McDaniel, la hija de dos antiguos esclavos, fuera la primera actriz de color en ganar un premio de la Academia es revelador: sí, fue un paso adelante para Hollywood, pero cuesta imaginar que pudiera dar uno más pequeño. El discurso que la emocionó hasta las lágrimas es indiscutiblemente conmovedor, pero se nota un cierto aire de malestar en él.

Sidney Poitier

1964: Sidney Poitier gana el Óscar al Mejor Actor

De nuevo, la Academia avanzó con pasos diminutos en lo referente a la igualdad al galardonar al gran Sidney Poitier por uno de los papeles más inocuos de su carrera: el de jornalero itinerante que enseña capintería a unas monjas en 'Los lirios del valle' (en comparación a, por ejemplo, su interpretación de preso a la fuga en 'Fugitivos', por la que le nominaron en 1959).

Contrariamente a lo que se cree, Poitier no fue el primer hombre negro en ganar un Óscar, pero probablemente la Academia prefiere no mencionarlo. Fue en 1948, cuando James Baskett fue galardonado con un premio honorífico por su papel de Tío Remus en 'Canción del sur', una fantasía de Disney sobre la era de la esclavitud, un híbrido entre dibujos y personajes de carne y hueso que Disney no ha contemplado sacar en DVD.

Advertising
Sacheen Littlefeather

1973: La reivindicación de Sacheen Littlefeather

No se trata, claro está, de una competición, pero se puede discutir que los nativos americanos son quien han tenido un particular y lamentable recorrido en la historia de Hollywood. En el cine americano de la primera mitad del siglo XX fueron villanos, una panda de salvajes violadores que emiten sonidos guturales que sólo están en condiciones de ser abatidos a tiros por los valientes colonos blancos.

Por aquel entonces, en 1973, este racismo era ya evidente y las cosas estaban cambiando lentamente. Marlon Brando decidió poner su voz en el asunto cuando ganó el Oscar como mejor actor por 'El padrino'. Se negó a aceptar el premio en persona y envió a Sacheen Littlefeather en su lugar, una actriz apache que aprovechó el discurso para protestar por la representación de los nativos americanos en las películas de Hollywood. Las credenciales de la activista se han cuestionado desde entonces, pero su valentía permanece incuestionable.

El color púrpura

1985: 'Memórias de África' vs 'El color púrpura'

Aquí hay una doble cuestión fascinante: dos películas suntuosas, prestigiosas y bañadas por la luz del sol, dos apasionados dramas, dos inocentes y sentimentales películas de respetables directores blancos abordando (a veces oblicuamente) elementos de la historia negra. Aunque intenta ser justa, 'Memórias de África', de Sydney Pollack, hace todo lo posible por evitar hacer mención sobre el sufrimiento de los africanos en la era colonial, poniendo el foco en sus personajes blancos, interpretados por Meryl Streep y Robert Redford, dos colonos europeos en Kenia.

'El color púrpura' de Steven Spielberg (a la derecha), por el contrario, destaca por ser una de las primeras películas 'mainstream' que aborda directamente el histórico asunto de la pobreza negra y, sea lo que sea que opines sobre Spielberg como director –¿era él la persona correcta para adaptar la novela de Alice Walker?– fue una atrevida y soprendente obra cinematográfica.

Las dos películas fueron nominadas a once Óscars, pero ¿cuál de ellas consiguió siete, incluyendo mejor película, y cuál se fue a casa con las manos vacías? Cuando preguntaron a Quincy Jones, coproductor y compositor de 'El color púrpura', sobre el resultado de esa edición de los premios su respuesta fue: "Así funcionan las cosas". Y añadió: "Algún día tendremos que cambiarlas".

Advertising

1990: 'Paseando a Miss Daisy' vs 'Haz lo que debas'

Cinco años más tarde del desastre de 'Memorias de África', la Academia tuvo la oportunidad de rectificar y la fastidiaron de una manera espectacular. De nuevo, dos películas estrenadas el mismo año mostraban distintas facetas de la realidad de los negros, pero esta vez las películas no podían haber sido más diferentes.

'Paseando a Miss Daisy' (izquierda) es una película amable y con buenas intenciones sobre la amistad entre un chófer negro y su irritante pasajera blanca, pero al lado de la innovadora 'Haz lo que debas' de Spike Lee, parece una simple pieza de museo agradable de ver.
Hoy, mirando atrás, la decisión de galardonar 'Paseando a Miss Daisy' a mejor película cuando 'Haz lo que debas' no se llevó ninguna estatuilla parece algo como de otra época. La película de Bruce Beresford se ha sumergido en la oscuridad mientras que la de Lee permanece como el perfecto clásico moderno.

Mientras tanto, el odio de Lee por los Óscars –y de hecho, por todo Hollywood en general– ha aumentado desde el rechazo de su película: puede que no haya querido boicotear la ceremonia este año, pero ha dejado muy claro que no va a asistir.

Halle Berry

2001: El año de los Óscars 'negros'

Y de repente, todo cambió. Halle Berry se convirtió en la primera mujer negra que ganaba el Oscar a la Mejor Actriz por 'Monster's Ball', e hizo un largo y emotivo discurso sobre lo bueno que era eso. Denzel Washington estuvo también presente, llevándose su segundo Óscar (el primero lo obtuvo como actor secundario en 'Tiempos de gloria') por el papel de policía malvado en 'Día de entrenamiento'. También hubo lugar para Sidney Poitier, a quien se le otorgó un premio honorífico por su contribución de toda una vida al mundo del cine.

Echando la vista atrás, es inevitable no sospechar que la Academia vio en la edición de los Óscars de 2001 la oportunidad de hacer borrón y cuenta nueva y seguir adelante: después de esto, ¡nadie se atreverá a acusarnos de racismo otra vez–. Pero, como se ha comprobado a lo largo del tiempo, en lo referente al camino hacia la igualdad las cosas no son casi nunca tan sencillas.

Advertising
Brokeback Mountain

2006: ¡Epic fail!

La historia de los actores y directores de cine asiáticos en los Óscars es compleja e inquietante, ya que a pesar del éxito de 'Gandhi' en 1982, prácticamente no han obtenido ningún premio de la Academia. Así que fue un placer ver a Ang Lee llevándose el galardón a mejor director en la edición de los Oscars de 2006 por 'Brokeback Mountain', una maravillosa película que resultó ser un éxito también en otras áreas, pero eso es otra historia.

Pero entonces todo se fue a pique cuando anunciaron el ganador a mejor película: otra vez se demostraron a sí mismos que son incapaces de conseguir una buena decisión; la Academia pasó por alto 'Brokeback' y le concedió el Oscar a 'Crash', la típica película mal hecha sobre relaciones de raza entrelazadas que debería haber muerto con Miss Daisy. Un ejemplo perfecto de hombres maduros blancos intentando férreamente hacer lo correcto hasta que se les va todo de las manos. Esta quedará como la metedura de pata más ridícula en la historia de los Óscars.

LA Times Oscars

2012: Cuando el LA Times se infiltró

Pero espera, pensarás. ¿No estás llegando a alguna conclusión? ¿Podría ser que la razón por la que la minoría negra es excluida de los Óscars no sea tanto por racismo en la Academia si no por un síntoma de un problema más amplio en la sociedad americana, un problema de educación y oportunidades? Y sí, hay mucho de que hablar sobre este argumento: es lo que apareció en el sondeo de los votantes de los Óscars del LA Times en 2012.

En un artículo titulado 'Desenmascarando los Óscars', el periódico descubrió que los votantes de la Academia eran 94% caucásicos y 77% hombres, con una media de edad de 62 años. Los votantes negros eran el 2% aproximadamente, con todavía menos latinos (que constituyen un 17% de la población total estadounidense). En algunas secciones –en especial los sectores de la Academia que votan premios específicos– la población blanca es de alrededor del 98%.

El hecho de que el único intérprete negro que ganó ese año fuera Octavia Spencer, que se llevó el premio por hacer de asistenta descarada en la película 'Criadas y señoras', es una ironía que preferimos pasar por alto.

Advertising
12 años de esclavitud

2014: Mejor película para '12 años de esclavitud'

Otro año en que la Academia lo hizo inesperadamente bien, no solamente porque premiaron una película arriesgada que hace una retrospectiva implacable de la historia reciente de América, sino también porque '12 años de esclavitud' era realmente la merecedora de la gala. Es una pena que Steve McQueen no obtuviera el premio a mejor director –con lo que se habría convertido en el primer realizador negro ganador de esta categoría–, pero como se le concedió al director mexicano Alfonso Cuarón por 'Gravity' es difícil quejarse.

Otra cosa notable de esa edición fue la aparición de Lupita Nyong'o en la alfombra roja, muy comentada en twitter: una de las pocas caras negras presentes en las calificaciones de 'mejor vestida', y que posteriormente le ayudó a convertirse en la primera afroamericana embajadora de Lancôme.

Sean Penn

2015: La broma desafortunada de Sean Penn

Otra comunidad que ha sido maltratada en la historia de los Óscars ha sido la numerosa población latina de Estados Unidos, aunque las cosas están empezando a cambiar poco a poco. Siguiendo la línea de Alfonso Cuarón, el guionista y director mexicano Alejandro González Iñárritu no solo ganó el premio como mejor director por su sátira entre bastidores 'Birdman', sino que también se llevó la estatuilla de mejor película (algo que puede que se repita este año con 'El renacido').

Pero este logro trajo consigo dos polémicas. La primera tuvo lugar antes de la ceremonia cuando la famosa activista negra Al Sharpton amenazó con una protesta pública por la ausencia de la película 'Selma' en las categorías de director y actores, lo que llevó a la creación del hashtag #OscarsSoWhite (la protesta fue cancelada más tarde por la misma directora de 'Selma', Ava DuVernay).

Entonces, mientras anunciaba que el ganador del premio a mejor película era para Iñárritu, Sean Penn preguntó: "¿Quién le ha dado a este hijo de puta su permiso de residencia?", una broma bastante floja que ofendió a millones. Iñárritu rió, Penn se negó a pedir perdón y el resto de la gente se sintó increíblemente incómoda. ¡Pero así son los Óscars!

Advertising
Esta página ha migrado a nuestro nuevo diseño de modo automático. Si ves algo que te parece raro, avísanos a feedback@timeout.com