Antikaraoke

Clubs

Time Out dice

Que levante la mano quien todavía no se haya quedado afónico una noche en la sesión de Rachel Arieff. Ya sabéis cómo va: escoged vuestro clásico rockero favorito de entre un imponente archivo, y lo escenificáis cantando en el escenario de La [2] ante un nutrido público que mueve la cabeza como si estuvieran poseídos. Y esto sucede tanto si ladráis un tema de Motörhead o Judas como de Michael Jackson, en paz descanse.

Detalles

También te gustará