Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Mercat Princesa: la mejor barra de la ciudad

Mercat Princesa: la mejor barra de la ciudad

Un palacio medieval con 16 restaurantes

Por Ricard Martín |
Advertising

Alegría para los sufridores residentes del Born y para el turista que día sí, día también reciben las infames estafas del plato combinado y la litrona; como avanzamos en el último Time Out del 2012, se ha abierto en el Born el mercado privado más grande de Barcelona. Con una orientación similar al fabuloso mercado de la Grand Central Station de Nueva York, el Mercat Princesa reúne, bajo un único techo, 16 propuestas de cocina de calidad. Eso sí, el hub gastronómico de la Gran Manzana no puede competir con el envoltorio de éste: un majestuoso palacete medieval (s. XIV) en la calle Flassaders, con paredes de piedra, arcos de vuelta redonda y luz natural.
 
Un 'hub' gastronómico
Acoge 16 boxes que se podrían parecer a una enorme barra, por oferta la más completa de Barcelona, donde antes se levantaba el multiespacio cultural y gastronómico Cafè de la Princesa. Justo Almendros, propietario del inmueble, explica que "con el Cafè de la Princesa vimos que el mundo había cambiado: la gente cada vez tenía menos poder adquisitivo y había que cambiar el modelo". La gran virtud de este hub gastronómico -con aspiraciones de convertirse en "el eje del barrio"- es que "la carta no te castiga y evitas la vergüenza de entrar en el restaurante y ver que el plato más barato cuesta 17 euros". Y que cada uno puede montarse el menú con lo que quiera.

Se puede comer con un nivel de calidad alto por unos 15 euros porque "lo que se ahorra en servicio lo ponemos en calidad": el comensal está en la barra o en un espacio con mesas. En dos meses abrirán un restaurante 'clandestino' de 270 m2 -se accederá por la cocina central - donde podremos probar las especialidades sentados a la mesa, y también habrá un espacio de exposición de fotoperiodismo. Desgranamos su oferta, que en la mayoría de casos es de cocina ininterrumpida de 9 a 24 h, cada día del año.

Dolç i salat
La gran virtud, me explican, es que ninguna de las barras se hace la competencia. Empezamos por el postre: en Dolç i salat encontramos pastelería en formato monodosis y vasitos, y también raciones normales. También hacen bocadillos de brioche y chocolate a la taza casero. Y me recomiendan el tiramisú y el borracho con limoncello. Toda la pastelería está hecha por los propietarios. Bocados dulces a 1 y 2 euros. Enfrente, Ibèrics & Formatges, producto de la tierra extremeña a buen precio.
 
Las Saladas
Este puesto es un delirio del vermut: latas y tapas de encurtidos deliciosas, como olivas rellenas con bacalao fresco o cucharilla de sardina con tomate asado. Todo el vermut es de Casa Mariol, una garantía. Al lado está Cafès i cerveses, que ofrece lo que dice, claro.  

Vins & Cocktails
Un bar de vinos la mar de competente, con unas 70 referencias de todas las DO y donde un buen vino a copas sale por tres euros. También preparan cócteles clásicos.

La Planxa
Butifarras de todo tipo: de sobrasada y miel, de pasas con pero ximenes, de cuatro quesos y de setas. Elo que queráis, vaya. Aunque la más sorprendente es la butifarra de gin-tonic. Acompañadas de ensalada o bocadillo. Porque todas las patatas se compran en Patates, un box con patatas fritas y bravas con 10 tipos de salsas.

Mekong by Indochine Ly Leap
Este virtuoso de las especies y de la cocina del sureste asiático, también tiene un puesto. Nos explica que de momento ofrece los dim sum (raviolis chinos), saquitos y rollitos, ya sea al vapor o a la plancha. La gran novedad es que los dim sum sólo los sirven con salsa de soja, y él los pone en la mesa con sala de mango, de pimienta y de fruta de la pasión, entre otros.

Por + Huevos
Refrescante. Un grupo de chicos de veinti pocos años han montado una parada donde con un par de huevos hacen de todo. Sobre todo tortillas, claro. De bacalao ajoarriero, de patata, con salsa brava, pero también brochetas de huevo de codorniz, o pintxos pantagruélicas con chistorra y un huevo. Tortilla como Dios manda: cremosa por dentro, con la cebolla bien confitada.
 
Pepe Fritz
Deliciosa esquina dedicada a los fritos al estilo andaluz. Muy buenos calamares a la andaluza por poco más de tres euros, pescadito frito y bocata de calamares, si sentís nostalgia de Madrid (la ciudad, no el concepto). También boquerones rebozados y croquetas.
 
Platillos y Pinxus
Justo enfrente, la especialidad es la hamburguesa, servida en raciones normales pero también en versión mini, además de tapas. Pero no choca con la oferta de Pinxu, especializada en montaditos gastro: el propietario es el mismo del Romaní de Lloret de Mar, que ofrece delicias como la de bacalao ahumado, pimiento verde y aceite de olivas negras.
 
El Japó
El chef brasileñojaponés Sauro Meirelles, asociado con Gemma Mengual en el restaurante Sugoi de Sant Cugat, ha puesto una pequeña barra de sushi, con los "mismos estándares de calidad que en Sant Cugat". Dos piezas por cinco euros. Disponen de un box de ostras en la entrada..

Italianos
Cocina tradicional italiana, que pasa por buena pasta y embutidos, además de bruschetta y pizza. En su box hermano, Toque de Sal, preparan risottos, a 4 € el plato.

Info práctica

Restaurantes, Cocina Internacional

Mercat Princesa

Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera
4 de 5 estrellas

Este marco-espacio, ubicado en el Born en un palacete del siglo XIV, ofrece dieciséis propuestas gastronómicas, cada una en una barra diferente, y el cliente puede optar por hacer codos en algunas o coger la comida y llevársela a una zona común. Las opciones son muy variadas: cocina vietnamita -tiene parada Ly Leap-, tortillas y huevos muy bien trabajados, plancha, sushi, vermut y latas, pinchos, cocina italiana, ibéricos, fritos andaluces ... Seguro que algo os gustarà, y os podéis gastar lo que os venga en gana.

Advertising