Grey Street

Amy Cocker ha abierto Grey Street en el Raval. Una tienda de regalos originales a precios justos

 (Maria Dias)
1/7
Maria DiasQuien no tiene una tote bag (o dos, o tres, o cuatro) no es nadie. Las de Grey Street sirven de lienzo para ilustradores locales. ¡Encontrad la vuestra! (16 €)
 (Maria Dias)
2/7
Maria DiasCavallini es una marca de papalería de San Francisco que recupera ilustraciones vintage para diseñar pósters, papel de regalo y libretas, como esta de mariposas (8 €)
 (Maria Dias)
3/7
Maria DiasHeartcore es la marca de Amy Cocker. Con tejidos estampados cose estuches, forra chapas y también espejos como estos, ideales para llevar dentro del bolso (4 €).
 (Maria Dias)
4/7
Maria DiasLas ilustraciones de las postales de Ask Alice atrapan por su aparente sencillez: una máquina de escribir, una manzana mordida, un zorro curioso... (3,90 €).
 (Maria Dias)
5/7
Maria DiasMirad que kits propone Ask Alice. Hay para escribir cartas, para estampar con tampones o, como este, para envolver regalos (30 €). ¡Viva la creatividad!
 (Maria Dias)
6/7
Maria DiasConvertid la puerta de la nevera en una selva: podría ser una zebra, una jirafa, un pájaro o un león, pero nos hemos quedado con el imán de elefante (1 €).
 (Maria Dias)
7/7
Maria Dias¿Habéis perdido la costumbre de borrar? Con estas gomas ilustradas que recuerdan los guijarros lo recuperaréis rápidamente (3 €).  

Cinco letras de madera blanca para escribir su nombre. D A V I D. Un póster de Cavallini lleno de carteles y rótulos vintage de San Francisco. Una robusta libreta de tapas duras y hojas blancas de Ask Alice. Total: 42 euros. El regalo de cumpleaños gustó. Así que unos días más tarde volví a repetir la fórmula. Tres letras de madera blanca. M A R. Una cajita metálica con la ilustración de un pájaro de Portico. Un cuaderno de holas cuadriculadas con dibujos de mariposas en las tapas. Total: 24 euros. El regalo de cumpleaños también sorprendió. Y sí. Lo confieso. Yo també me autoregalé. El primer sábado cayó un jersey vintage de crochet dorado y, el siguiente, un póster de pájaros y plumas. Total: 17 euros. Autoregalarse viene del verbo regalar, ¿no?
Estas cosas son el pan de cada día en Grey Street, una bonita tienda de regalos del Raval regentada por una chica australiana, Amy Cocker. Cuando lleguéis a su puerta que  no os despiste el cartel de Novedades. Es el de la antigua mercería. Grey Street debe su nombre a una calle de Canberra que le trae muy buenos recuerdos a Amy. Era donde vivían sus abuelos, en una casa antigua con suelos de madera que crujían. Crec, crec, crec. Amy se pone nostálgica, pero reconoce que le encanta Barcelona. Ya hace seis años que vive aquí. Se define como una emprendedora. Le viene de familia, recalca. Le encanta coser y experimentar con telas estampadas. Buscaba un espacio donde crear y también donde trabajar. Porque ella es la distribuidora en España de dos marcas australianas: Zip Zip, que hacen pen drives con piezas de Lego, y Ask Alice, una firma de papelería preciosa. A esta le tiene un afecto especial. No sólo porque los diseños sean sublimes y utilicen papel reciclado. También porque es el proyecto de su hermana.
En Grey Street se respira un ambiente muy familiar. Los amigos de Amy entran y salen con naturalidad. "¿Quedamos para comer? What are you doing tonight?" En un rincón de la tienda, su colega Marcos ha montado una mini cafetería. El Satan's Coffee Corner. Esto es muy típico en Australia, aclara Amy. También venden té inglés y tazas de cerámica para servirlo. Qué chulas son las de Vicente Rivera, pienso. Pero Grey Street también se nutre de una interesante selección de ropa y accesorios vintage, de sombreros, de bisutería de creadores locales y de un montón de cosas pequeñas: gomas de borrar, lápices de madera, pegatinas, postales, imanes para la nevera... Todo muy bien escogido. Y a precio ínfimos. 50 céntimos, 1 euro, 3 euros... Me gusta que los niños vengan y puedan comprar un regalito a su madre, dice Amy. Y, claro, una se emociona y le promete amor eterno a esta casita de los regalos.

Info práctica

Grey Street

Bajo el cartel Novedades Perfumería –y encarados a otra Novedades– podéis degustar el café que sirve Marcos, responsable del Satan Cafè Corner, un showroom para descubrir nuevos productos cafeteros. Si cruzáis la puerta de Grey Street, hallaréis desde papeles antiguos hasta cerámica con DO granadina, las libretas de Ask Alice, la ropa 'vintage' de Bonitas del Norte, joyas, retales de ropa colorista, imanes para la nevera, fotografías, litografías... Una preciosa tienda de regalos a partir de 1 euro.

Leer más
El Raval

Críticas y valoraciones

0 comments