Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Ce qui reste..., en el Mercat de les Flors

Ce qui reste..., en el Mercat de les Flors

Así nació el espectáculo de la compañía O ultimo momento

Ce qui reste
Milan Szypura
Por Bàrbara Raubert |
Advertising

Cuando les robaron la escenografía, la compañía O ultimo momento tuvo que cancelar súbitamente la gira de su último espectáculo, 'À deux pas de là-haut', pero no se quedaron con las manos vacías. Las buenas ideas seguían allí y las ganas de continuar, también De forma que, sin atrezzo ni decorados, revisaron los planteamientos y compusieron una versión más depurada (y desnuda), 'Ce qui reste..'.

Los artistas de la compañía francoportugesa no se quedaron cortos en la venganza: este espectáculo está lleno de sustracciones. Han robado del cine una banda sonora emocional; de la magia, la sorpresa imposible; de la danza, los movimientos harmónicos y perfectamente enlazados; del mimo, el humor ingenuo; del teatro, un lenguaje comprensivo; de la plástica, unas imágenes perfectamente acabadas y el ritmo formal. Y de la literatura, el argumento inicial.

El espectáculo está inspirado en un relato del neurólogo inglés Oliver Sacks, autor de la cinematográfica Despertar, y de muchas otras historias clínicas de sus pacientes que narra desde la subjetividad, de manera que el lector es partícipe de la extrañeza del enfermo mental, así como de la evolución en el trato y la relación entre médico y paciente. Concretamente, toman de partida 'El mariner perdut', de la novela 'L'home que va confondre la seva dona amb un barret'. Es el caso de un hombre que continúa viviendo en el año 1945, después de tres décadas. Su memoria se ha quedado parada a partir de una cirrosis y el desmembramiento familiar provocados por un alcoholismo de caballo, y es incapaz de mantener ningún recuerdo nuevo más de unos segundos.

La memoria construye nuestra vida, te das cuenta cuando se empieza a perder y ves hundirse los muros de seguridad. Pero este paciente de Sacks vivía en una templanza a prueba de bombas, y el médico se preguntaba si era capaz de sentir algo. Hasta que lo vi en un ritual religioso, y después escuchando música o ante la belleza de un jardín. En estos momentos se libera del peso del tiempo y era perfectamente y plenamente feliz. Esta podría ser una buena explicación del sentido del arte: librarnos del peso de las horas y de los días.

Bajo la dirección de Olivier Antoine (profesor en la École Supérieur des Arts du Cirque de Bruxelles y creador plástico), João Paulo dos Santos y Guillaume Amaro son los dos intérpretes de este trabajo milimetrado de vídeo, música, danza y la espectacular percha china en la que se han especializado. 'Ce qui reste...' es una gran obra de pequeños medios que encantará a los amantes del circo acrobático y la escena contemporánea. Los dos intérpretes juegan a copiarse y a atraparse, una carrera imposible, como la de quien busca la memoria perdida. Pero seguro que los espectadores no la olvidaremos.

Advertising