Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right 10 maneras de distinguir a un deportista barcelonés de verdad

¡Atención! Nos esforzamos para informar con precisión, pero estos son tiempos inusuales, así que comprueba siempre antes de salir.

Maneres de distingir un esportista

10 maneras de distinguir a un deportista barcelonés de verdad

Diez pistas para descubrir si son 100% barceloneses

Por Carlota Martí (Lymbus)
Advertising

Os los cruzáis en el gimnasio, en la pista de pádel, por la Diagonal... son deportistas barceloneses de verdad y si los observáis atentamente podréis distinguirlos fácilmente del resto. Nosotros lo somos y, después de horas y horas en el rincón de pensar, conocemos un poco más nuestras costumbres y manías, y os damos pistas para que identifiquéis a los de nuestra especie.

Gimnàs
©Jordi Freixenet

Se apunta al gimnasio y no va nunca

El día que el barcelonés de verdad decide que ha llegado el momento de hacer deporte sí o sí, la primera idea es apuntarse al gimnasio. Típico. Dicen que los humanos son el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra, pues ellos son el vivo ejemplo. Lo han intentado de todas las maneras posibles: un centro al lado del trabajo, otro cerca de casa, un gimnasio en el quinto pino pero donde acudirá con dos amigos del alma... Nada. Todavía, sin embargo, no se ha dado por vencido y, ahora, para ahorrar, se ha cogido la tarifa de 7 a 9 de la mañana y se ha prometido que irá cada día antes del trabajo. Lo ve totalmente factible. Pobre iluso.

Ha tingut una fase de fer esport a l’aire lliure

Ha tenido una fase de hacer deporte al aire libre

"¡Vamos a hacer una tabla de ejercicios al Parque de la Ciutadella!". "Vamos a hacer abdominales junto a la playa". Y así cada día. Es tan idílico. Hacer deporte al aire libre, respirando aire puro, desconectando, con el mar al lado... Todos hemos pasado por esta fase y nos hemos apuntado vía meetup, uolala o a través de grupos de Facebook en encuentros improvisados ​​para hacer deporte en parques, calles , plazas o en la playa de la ciudad. Sale bien de precio, conoces gente y no estás encerrado entre cuatro paredes. Eso sí, en invierno... da mucha pereza.

Advertising
Bicing
David Grau Llinares

Cree que ir en bicing cuenta como hacer deporte

Quiere cambiar de vida y llevar una más saludable y, el primer paso, ha sido hacerse del Bicing. Cada mañana sube a su bici motivado y pone en marcha su Strava para registrar los kilómetros que hará porque todo suma. Sí, todo suma, el problema es que siempre rueda de bajada y nunca de subida así que poco esfuerzo hace. Hay días en los que tiene que caminar más de 15 minutos para encontrar una estación con bicis disponibles. Esto suma el doble, ¿verdad?

Lliga de futbol

Por las noches juega en una liga de fútbol

¿Hay algún barcelonés de verdad que no esté apuntado a una liguilla de pachangas de fútbol? Cada tarde-noche, un montón de campos de escuelas y centros deportivos se llenan de equipos de hombres y mujeres que cierran el día corriendo detrás de una pelota. Algunos son unos cracks del fútbol y han jugado toda la vida pero, otros, tal vez es la primera vez que se ponen unas botas. Shalketemeto, Recreativo de Juerga, Poca Broma, Las Perras... la gracia está en ponerse un nombre ridículo y encontrarse con los amigos. ¡El fútbol es lo de menos!

Advertising
Ioga
©Carlota Martí

Ha descubierto el yoga y está obsesionado con probar todas las disciplinas

Saludos al sol, trikonasana, savasana... el yoga le ha descubierto un mundo nuevo. Es yogui, lo dice con orgullo, se ha comprado la esterilla, el bloque y una cinta, sigue a todos los intagramers del mundillo y aprovecha cualquier momento del día para practicar asanas. Ahora está intentando convencer a su jefe para que programe sesiones de yoga en la oficina. Bikram, hatha, vinyasa, antigravity, acroyoga... ¡casi no tiene horas! Todavía no ha encontrado su estilo preferido y quiere probarlos todos.

Paddle Surf

En verano, sus afterworks son de paddle surf

Un agosto en la oficina puede ser muy duro para un barcelonés de verdad. Como buen urbanita, le encanta la ciudad pero siempre se reserva al menos 15 días para huir. Este agosto, sin embargo, le ha tocado quedarse en Barcelona. Las tardes se hacen un poco menos difíciles gracias a las sesiones de paddle surf que le esperan cada tarde a las siete en la Barceloneta. Sube a la tabla, rema y mantiene fácilmente el equilibrio. Avanzando sobre el mar, ve como se pone el sol y, después, cierra el día con una buena birra. ¿El único inconveniente? Las medusas que lo observan con hambre desde el agua.

Advertising
Carretera de les Aigües
©Alex Gallardo

Tiene una idea equivocada de lo que es ir a correr a las Aigües

Si quedáis con un deportista barcelonés de verdad para ir a correr por la carretera de las Aigües, asumid que tiene una idea diferente de lo que supone. ¿Para él? Subir en moto hasta la Plaza Mireia y, una vez allí, empezar a mover las piernas. Vaya, running en plano pero, eso sí, con vistas y entre naturaleza. Un deportista barcelonés 'de mentira' saldrá corriendo desde la Diagonal sin temor a las cuestas que se pueda encontrar. Uno de verdad le dirá que hay demasiada subida.

Queda per córrer quan vol dir per xerrar

Queda para correr cuando significa para charlar

“¿A las siete en Francesc Macià?” Se encuentran y se dan unos metros de margen: calentamos un poco caminando antes de empezar a correr, ¿no? Y con la broma, se ponen a charlar y ven que ya han llegado a Palau Reial, que ha pasado media hora y que no han corrido ni un kilómetro. Bueno, caminar también es sano, ¿verdad? 'Sí, vamos a hacer una birra que nos lo merecemos'.

Advertising
Pàdel

El pádel es su nuevo deporte de cabecera

Nunca había cogido una raqueta en su vida pero ahora ha descubierto un deporte que puede compartir con tres amigos y a buen precio. Parece que, por fin, el pádel se ha quitado la etiqueta de deporte caro y burgués. Alquilar pista de forma puntual a precios asequibles en Barcelona es posible. Si buscáis bien os puede llegar a salir por no más de 4 € por persona. Los jueves no le pidáis a un deportista barcelonés de verdad de ir al cine: es día de pádel.

Excursió a la muntanya
©Carlota Martí

Los sábados, excursión a la montaña

“Los fines de semana necesito respirar y desconectar ". Tiene esta frase tatuada en el corazón y en el alma. Por ello, los sábados los tiene reservados para llevar su cuerpo de 'camacu' hasta el Montseny, Montserrat o La Mola. Aunque sólo sea una escapada de una mañana, cuando vuelve a Barcelona ​​se siente con energías renovadas. Además, tiene el móvil cargado de buen material para actualizar el Instagram: fotos de paisajes o de él mirando al horizonte ideales para ir acompañadas de un 'Choose de right path and never give up".

Recomendado

    También te gustará

      Advertising