Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Beach Tennis en Barcelona

¡Atención! Nos esforzamos para informar con precisión, pero estos son tiempos inusuales, así que comprueba siempre antes de salir.

Beach Tennis

Beach Tennis en Barcelona

Vivid la playa al 100% con una pala en la mano

Por Carlota Martí (Lymbus)
Advertising

Junto al Espigón del Mar, los veréis: sus pies se mueven con confianza sobre la arena, llevan gafas de sol y camiseta sin mangas, se desplazan con agilidad de un lado a otro, ríen, se esfuerzan , tienen una raqueta en la mano... Ah, calla, ¿son jugadores de tenis? ¡Mec! ¡De beach tennis! Tatuáoslo en el corazón: no juegan al tenis en la playa, ¡juegan a tenis playa! Arena, buen rollo, una pala en la mano y, el mar, bien cerquita. La fórmula no falla. ¿La habéis probado?

"A diferencia del tenis, el beach tenis no es un deporte lateral, es frontal. La pala se coge con empuñadura continental: como si fuera un martillo y fueras a clavar un clavo. Además, la posición de espera es con las piernas ligeramente flexionadas y la pala bastante arriba, a la altura de los ojos", nos resume Alba Gamell, entrenadora de Beach Tennis Barcelona y número 1 de España. Ella nos guiará en una sesión de introducción gratuita que el club organiza el primer sábado de cada mes en la playa de la Barceloneta: el Open Day, una mañana de Beach Tennis por la cara y en buena compañía. Son unos 30-40 minutos donde con Gamell a un lado de la red y nosotros en la otra, nos enseña el abc del deporte: a coger la pala y golpear, a jugar de drive y de revés o a atrevernos con el smash y el servicio.

Beach Tennis
Beach Tennis

Advertising

Con los básicos en la cabeza, Alba nos propone un clásico: un rey de la pista. Los 8 conejillos de indias que hoy debutamos decimos sí y, por parejas, jugamos puntos mientras rotamos hasta agotar todas las bolas del carro. Después, seguimos solos: en las próximas tres horas podremos jugar a beach tenis en una de las pistas que el club monta cada sábado en la playa de la Barceloneta de forma totalmente gratuita.

"Somos un club abierto. Nuestra filosofía es apostar porque el deporte sea popular y lo pueda practicar cualquier persona. ¿Que alguien está por la playa y nos ve? ¡Pues lo invitamos a probar! Al final, queremos hacernos grandes y dar a conocer el deporte. Por ello, también organizamos el Open Day y tenemos cuotas de socios muy asequibles", explica Alba. Desde el club, hace más de tres años que trabajan en la arena de Barcelona, ​​una ciudad que sienten que no apuesta como debería hacerlo por los deportes de playa. De hecho, ellos se ven obligados a montar y desmontar las pistas cada día. Ahora, colaboran con el Espai de Mar y apuestan por programar clases grupales o individuales durante todo el año a pie de playa para niños y adultos. "Además, este año estrenamos un servicio nuevo: los socios pueden venir a buscar la pista y montársela ellos mismos. Hemos hecho un vídeo-tutorial para que sepan cómo hacerlo. Así, no tienen que depender de nosotros y pueden venir más días a jugar", añade Gamell.

Advertising
Beach Tennis
Beach Tennis

Si sois unos cracks del tenis no penséis que lo tenéis todo hecho. Hay que hacer un cambio de chip porque la arena y la técnica del beach tennis los alejan al uno del otro. Con unos 70 socios, no tienen un perfil concreto: hay de todo, algunos que vienen del pádel y del tenis y otros que nunca han practicado deporte. "Quizás lo que tienen en común la mayoría es que les gusta la playa", confiesa Emma Sandoval, responsable de comunicación del club. Ella fue una de las primeras en jugar oficialmente a beach tennis cuando todavía pocos sabían que existía este deporte. "Yo no sé jugar a tenis. Jugaba a las palas y un día descubrí el beach tennis y me dije: "¡es mi deporte ideal! En pareja, en la playa...  fui a probarlo y no he soltado la pala. Me compré una pista y jugábamos con cuatro amigos. Cuando yo empecé no existía nada parecido a lo que es ahora nuestro club, no había entrenamientos, era todo autoaprendizaje. Ahora, a escala europea ha crecido muchísimo", recuerda Sandoval.

Advertising

De hecho, ha sido en los últimos años cuando el beach tennis ha dado un paso adelante en nuestro país adoptando una metodología que, prácticamente, todo el mundo sigue. "Hace un par de años que han comenzado a aparecer más campeonatos y más jugadores preocupados por crear esta metodología de entrenamiento y trabajar para el futuro", remarca Gamell.

Beach Tennis
Beach Tennis

Advertising

Un día de beach tennis es como una inmersión en un estilo de vida totalmente conectado a la playa. Es coger la pala, jugar pero, también, aprovechar para comer sobre la arena y remojarte en el agua. "Es un deporte que tengas el nivel que tengas te lo puedes pasar bien. Es para los que quieren competir pero también para los que simplemente buscan pasar un buen rato y hay muy buen rollo. Lo que más cuesta es el desplazamiento sobre la arena, que exige físico pero, al final, tú marcas tu ritmo", dice Sandoval.

Por las clases y los Open Days de Beach Tennis Barcelona pasan niños que apenas levantan un palmo del suelo hasta maduritos con ganas de hacer deporte y vivir la playa. "¡Hace unos años teníamos una jugadora de 70 años que había sido futbolista del Barça!". ¿Los imprescindibles para poder jugar? Arena, raqueta –escarpines si la arena quema– y un espacio. "Nuestra idea también es esa, crear un espacio donde practicar este deporte, porque no es fácil encontrarlo", concluye Sandoval.

Recomendado

    También te gustará

      Advertising