Capoeira en Barcelona

Danza, música, lucha… ¡haced capoeira en Barcelona y jugad al ritmo del berimbau!
Grup de Capoeira Cordão de Ouro Barcelona
Por Carlota Martí (Lymbus) |
Advertising

De espíritu africano pero nacida en Brasil, la capoeria es mestiza en origen y forma. Mezcla de danza, arte marcial, acrobacias y música, es patrimonio cultural de la humanidad por la UNESCO y, sí, también tiene adeptos en Barcelona. A priori pensaréis que todo es jiji, jaja y fiesta pero la capoeria, además de divertida, es una disciplina mucho más física e intensa de lo que parece.

Quedamos a las siete y media en el Parque de la Barceloneta con el maestro Boca Rica y el grupo de alumnos de la asociación Cordão de Ouro y… empezamos a jugar. ¡No bromeamos! Jugar es el verbo capoeirista por excelencia. “No podríamos decir que danzamos porque quizás tú empiezas haciendo un movimiento de baile y tu compañero te responde con un ataque y a partir de aquí empezáis a luchar. ¡Así que siempre hablamos de jugar!”, nos explica Boca.

Al maestro le llaman Boca Rica porque nunca se le borra la sonrisa de la cara. A su lado están Pinha, Cobrinha, Sheen –por Charlie Sheen– o Pintor. Nacida como una forma de resistencia a la opresión, cuando era una disciplina perseguida, los practicantes se escondían tras una nueva identidad para no ser identificados y, todavía ahora, es típico que los capoeiristas reciban un sobrenombre y ‘pierdan’ el suyo.

A nosotros, de momento, no nos lo cambian pero hacemos unos estiramientos y un calentamiento y, siguiendo las indicaciones de Boca, nuestro cuerpo ya empieza a moverse de ginga en ginga. Son cinco letras para describir el movimiento fundamental de la capoeira. Desde su balanceo, se ponen en práctica todo el resto: las patadas, los barridos, los giros… Escuchamos, miramos y probamos de hacerlos y, de primeras, seguimos el ritmo pero, hacia el final jugamos ya de forma más patosa.

Por suerte, tenemos por pareja a un compañero más avanzado – y con mucha paciencia- que nos explica mil veces como combinar la patada con la ginga y una finta y, más o menos, hacemos una cosa pasable. ¿Verdad, Boca?

Son minutos de preparación para la fiesta final: la roda. Si no habéis visto nunca una en directo, ¡ya tardáis! Así es como, desde siempre, se practica la capoeira. Formamos un círculo y el berimbau, el instrumento de cuerda que acompaña a la capoeira, empieza a marcar el ritmo. Alucinamos. Los compañeros cantan, aplauden y dos valientes se ponen en medio y juegan al compás de su sonido. Quizás si es vuestra primera roda no saldréis al centro pero no por ello dejéis de implicaros. Sentid la música, cantad, poned atención en quien juega… “La buena capoeria sólo se produce cuando todos los que forman la roda responden. Es un arte y si uno de sus elementos falla, no hay capoeria. No es sólo baile, ni sólo lucha o música. Todo ha de estar presente”, puntualiza Boca.

Y la cosa no acaba aquí. Si empezáis a hacer capoeira descubriréis que también hay grados. De primeras seréis cordão verde, os bautizarán y luciréis una especie de cinturón de ese color y, poco a poco, pasaréis al amarillo o al azul. Pero antes de agobiaros con los colores, probad una clase con Boca cualquier día de la semana en el local del Gótico o, si es en verano, al aire libre, en el

Parque de la Barceloneta. ¡Hacen también para niños! Mejoraréis vuestra agilidad, coordinación, motricidad, ganaréis rapidez y, además conoceréis gente de todas partes y seguro que aprendéis algo de portugués. ¿Qué más queréis?

Obrigada e axé!

Grup de Capoeira Cordão de Ouro Barcelona
Clases de lunes a viernes
Carrer Nou de Sant Francesc, 20 (Gòtic)
bocarica@gmail.com

Advertising
Esta página ha migrado a nuestro nuevo diseño de modo automático. Si ves algo que te parece raro, avísanos a feedback@timeout.com