Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Cómo y dónde patinar en Barcelona

Cómo y dónde patinar en Barcelona

¡Descubrid la ciudad con los patines puestos!

Patinar a Barcelona
Por Carlota Martí (Lymbus) |
Advertising

El día que vimos 'Whip it y Hackers: piratas informáticos' añadimos un nuevo regalo a nuestra lista de reyes: unos patines. Bueno, y un casco y protecciones para las rodillas y los codos. Con todo listo, empezar a rodar fue muy fácil. ¡No hay excusa! En Barcelona, ​​hay un puñado de asociaciones y tiendas que organizan clases y salidas para aprender a deslizarse y conocer la ciudad desde un nuevo punto de vista. Ellas nos han enseñado a patinar y a ellas las hemos vuelto a molestar para descubrir cuáles son las mejores rutas que esconde Barcelona. Todos estos grupos llenan los días en la ciudad de patinadores haciendo un esfuerzo titánico para preparar los recorridos, delimitar los grupos con los stoppers, proteger a los patinadores del tráfico y conducir la ruta en función del nivel.

Com i on patinar a Barcelona
©JoanJordi

Patina Barcelona

Nacieron a partir de un grupo de patinadores y de la tienda Patina Barcelona y se han constituido ya como asociación Roller Barcelona. Joaquim y Mary son el alma de una entidad que ofrece clases gratuitas para todos los jueves y sábados en el Paseo García Faria. "Barcelona es una ciudad muy patinable. Da gusto porque podemos patinar por todas partes. Gente de otros países nos lo dice, que es una pasada", nos dice Joaquín. Los viernes se encuentran también en el punto de siempre para una salida guiada: "Hacemos una ruta fácil, con monitor, para aquellos a los que les cuesta salir, se animen. Ahora que empezamos a tener más gente y de diferentes niveles, quizás partimos el grupo para que nadie se aburra ni se angustie ", añade. El último domingo de mes, también, programan la 'ruta tortuga', donde el ritmo lo pone el último y que es perfecto para dar los primeros pasos sobre los patines. "De hecho, la primera ruta que hacemos hacer, que no es ni ruta, es la Mar Bella. Una vez saben frenar bien les hacemos dar una vuelta a la manzana. El siguiente paso es ir hasta el Vela por paseo marítimo donde pueden deslizarse con seguridad ", nos explica Joaquín. Ahora, para él, no tiene mucho sentido hablar de rutas fáciles o difíciles; cualquiera puede serlo, la diferencia radica en cómo haces la ruta. "En el frente marítimo, si patinas lentamente, es fácil, ahora si vas rápido y hay mucha gente... ¡ya no lo es tanto! También, con muchos que hace poco que patinan, subimos a Montjuïc y bajamos por Miramar. Se puede pensar que es difícil pero si bajas poco a poco, se puede hacer. Los de nivel más alto, la harían prácticamente sin frenar".

Niños, padres... gente de todas las edades se acerca a sus clases para empezar y aprender desde nivel cero o para patinar acompañado. Algunos cuando empiezan ni se aguantan de pie sobre los patines, ahora avanzan rápido: interesa que mejoren y que no se queden estancados. "Lo bueno del patinaje es que para disfrutarlo, una vez sabes, sólo tienes que ponerte los patines y empezar a patinar. Es salir de casa y ya puedes estar patinando".

Com i on patinar a Barcelona
©JoanJordi

Asociación de Patinadores de Barcelona

Patinan y enseñan desde 2003. La Asociación de Patinadores de Barcelona organiza todos los viernes una ruta abierta a todos los patinadores -la ruta APB- y otra de menos recorrido y velocidad -la ruta Cargol, más fácil-. Durante la semana publican en Facebook el recorrido previsto para el viernes. ¿Un ejemplo de ruta? 2 horas de rodaje por 11,75 km alrededor por Ciutat Vella, rodeando la Ciutadella, pasando por Tetuán y deslizándose por el frente marítimo. "Una vez ya dominan la ruta cargol, los invitamos a hacer tres recomendadas para un nivel inicial: por el Casco Antiguo, por Francesc Macià y por la Rambla Prim", nos explica Juan Palomas, responsable de tesorería de la APB. Ahora, Palomas, si ha de elegir una para principiantes, se queda con la del casco antiguo: con salida en el C.C. Centre de la Vila, se va hacia el paseo marítimo, llegando hasta el hotel vela, pasa por delante del Museo de Historia de Cataluña, recorre la avenida Drassanes o la calle Elisabets y descubre rincones como los 4 Gats, el mercado de Santa Caterina o el Antic Teatro, volviendo por el TNC y Razzmatazz y cogiendo la Rambla del Poblenou. "Sin embargo, es difícil quedarse con una. Al final, depende mucho de la mezcla de esfuerzo, monumentos y amigos con los que la compartes", puntualiza Palomas.
Si ya tenéis nociones básicas, frenáis sin problemas y os sabéis de memoria las rutas más asequibles ... ¿subimos un poco el nivel? "Yo me quedaría con la que hacemos por San Andreu", dice Palomas desde la APB. Dejan atrás el Poblenou y, tras cruzar la Diagonal, suben por la Rambla de Prim, cogen Guipúzcoa y bordean el Besós. En San Andreu, visitan la Fabra i Coats, el SAT o el Narcís Sala. ¡Es una buena ruta para un nivel intermedio!

Ahora, si sois unos maestros en esto del patinaje, primero, lo que podríais hacer es devolver el amor que los grupos de patinadores os han dado. ¿Cómo? ¡Colaborando con ellos! Después, intentad alguno de los itinerarios que nos proponen. Palomas se queda con una ruta con subidas, bajadas, escalones, cambios de terreno y una visita a la mágica fuente de Montjuïc: "es la que conocemos como la del Poblesec", dice.

Advertising
Com i on patinar a Barcelona
©JoanJordi

ROEX

Una tienda dedicada exclusivamente a los patines en línea. En Roex encontéis nuevos, de segunda mano y outlet y a precios asequibles. ¿No sabéis patinar? ¡Tranquilos! Aquí también os pueden enseñar. Son escuela gratuita. "Fuimos a ponerla en marcha con la intención de fomentar el patinaje porque mucha gente tiene miedo de empezar y la idea es demostrar que cualquier persona, si quiere, puede. Ahora tenemos un grupo de chicos sordomudos y una chica ciega. Es inspirador. También, con nosotros ha comenzado una pareja de 72 años ", dice Oli Benet, responsable del espacio. El último sábado de cada mes hacen rutas por Barcelona. Si tienen que elegir, se quedan con una que va de Diagonal de María Cristina hasta Francesc Macià. 'Es un tramo corto pero la Diagonal es muy ancha y en bajada suave así que puedes coger una buena velocidad sin tener que preocuparte mucho' dice Benet sobre un itinerario que ven bien para cualquier nivel pero donde, al haber algún semáforo y una pendiente ligera es importante saber frenar. 'Las dos calles más suaves de toda Barcelona son el lateral del Paseo de Gracia donde es como patinar sobre una nube y Rambla Cataluña. Creo que en 'principio' no se puede patinar por Rambla Cataluña y hay bastante gente así que hay que controlar bien la velocidad aunque es una bajada muy suave 'añade.

Si vamos hacia el puerto y pensamos en Colón podemos encontrar dos rutas más donde patinar es cómodo y agradable. Por un lado, Benet nos habla del carril bici que va de Plaza España hasta Colón, con un suelo bien liso.

“También, en la plaza Colón, bajando hasta la playa de Barceloneta y hasta el Fórum y pasando por el Paseo García Faria nos encontramos con un itinerario de unos 10 km buenísimo y muy suave. También se puede girar a la derecha en la playa de la Barceloneta y añadir la ruta del Hotel Vela en el recorrido”. Cuando salen a hacer una ruta de nivel fácil lo único que piden a todos aquellos que se acercan es que sepan frenar y sean autónomos. ¿Ya lo sois? Si no, mensualmente hacen salidas nocturnas y los sábados hacen sesiones de iniciación donde, rodando por la zona del frente marítimo y el parque de la Barceloneta, os enseñan. Si llegáis con media hora de margen, también os dejarán unos patines de forma gratuita.Una vez que tengáis unas nociones básicas, sumaos a la ruta fácil y no sufráis, en caso de que en el camino haya alguna bajada o una zona que no esté bien asfaltada, siempre estarán listos para ayudaros.

Si ya os habéis pasado todas las pantallas y patináis como dioses, los miércoles enseñan también estilo agresivo y los jueves freeskate. ¡A probar cosas nuevas!

Advertising