Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Patinet elèctric
Servei Català de Trànsit

3 cosas que tenéis que saber si conducís un patinete eléctrico

Desde el mes de enero de 2021, Cataluña cuenta con una normativa que regula el uso y circulación de los patinetes. No son juguetes, sino vehículos, y se tienen que hacer circular con orden y respeto

Time Out en colaboración con Generalitat de Catalunya
Publicidad

Es evidente que los patinetes eléctricos ya no son una moda. Quizá lo empezamos a pensar hace un par de años, cuando comenzaron a proliferar por nuestras calles, pero lo cierto es que poco a poco se han convertido en la opción para desplazarse favorita de mucha gente, y ahora es habitual encontrar usuarios que se mueven con este sistema como los que eligen moto o bicicleta. Ciertamente, el patinete eléctrico tiene unas cuantas ventajas: es cómodo, rápido, plegable y no emite gases contaminantes, y se ha convertido en la opción de movilidad individual favorita de muchos usuarios. Así que esta es la realidad: el patinete eléctrico ha llegado para quedarse. Ahora bien, tenemos que saber que el patinete no es un juguete, sino un vehículo y, por lo tanto, desde principios de 2021 tiene una normativa propia, aprobada por el Parlament de Catalunya, que regula su uso en las vías públicas de todo el territorio.
Circular por la acera, escuchar música con auriculares o no llevar casco, por ejemplo, son infracciones de tráfico que ya están reguladas y que conllevan sanción. Muchos usuarios del patinete eléctrico aún no lo saben -pero recordad, ¡no conocer la ley no exime de cumplirla!-, y por esto el Servei Català de Trànsit, con el soporte de Mossos y policías locales, han empezado una extensa campaña de información y concienciación entre la gente joven, sobre todo en institutos, para explicar qué es el patinete eléctrico, como se tiene que hacer servir, cuáles son las normativas y, también, cuáles son vuestros derechos si lo usáis. Aquí os lo resumimos.

El patinete eléctrico es un vehículo
FOTO: Shutterstock

1. El patinete eléctrico es un vehículo

Puede ser que empezase como un juguete, como un recurso recreativo, como el patinete de ruedas; sin embargo, hay que saber que el patinete eléctrico es actualmente un vehículo, como un coche, una moto, una bicicleta eléctrica o una bicicleta convencional. Eso significa que si subís a un patinete dejáis de ser peatones para convertiros en conductores, y esto implica una serie de normas que se tienen que cumplir. Por ejemplo, como el patinete puede llegar a velocidades importantes en ciudad, el usuario debe llevar casco para su seguridad. Y tiene que circular por los carriles que están marcados para los vehículos. Es decir, se tienen que respetar las señales y las normas de tráfico -no os podéis saltar un semáforo-, llevar las luces encendidas de noche, y únicamente usarlo en la ciudad. Nada de vías interurbanas, túneles o autopistas.

¡Bajad de las aceras!
Servei Català de Trànsit

2. ¡Bajad de las aceras!

La velocidad máxima para un patinete eléctrico es de 25 kilómetros por hora. Comparado con un coche o una moto, que en ciudad no pueden sobrepasar los 50 kilómetros por hora, es un vehículo lento, pero si lo comparamos con un peatón… entonces se puede convertir en un vehículo peligroso. Por esto, y como hace tiempo se hizo con las bicicletas, los patinetes tienen que bajarse de la acera. No pueden compartir el mismo espacio que la gente que pasea, porque conlleva riesgos que muchas veces han derivado en accidentes desagradables. Los patinetes tienen que circular por la carretera, y preferiblemente, por los carriles habilitados, que son los mismos que el carril-bici. A su vez, esto también protege a los conductores de patinetes de vehículos más grandes como coches particulares, taxis, motos o autobuses. Es muy importante (y obligatorio) que siempre llevéis casco.

Publicidad
Ni auriculares ni acompañantes
© Oxelo Patinete

3. Ni auriculares ni acompañantes

Es vital que se respeten todas las normas de tráfico y que circuléis prestando atención a todos los cruces y semáforos; cuando os incorporáis a una nueva vía, tenéis que mirar, aseguraros de que sea seguro, y proceder con cuidado y respeto. Esto significa que conducir un patinete está sujeto a las mismas normas que un coche o una moto: no se puede consumir alcohol ni drogas (ni antes ni durante), ni tampoco podéis hacerlo con inhibidores de la percepción sensorial, como auriculares para escuchar música. Si está prohibido hacerlo cuando vais en bici, es lo mismo con el patinete. Además, el patinete es un vehículo individual y está prohibido que dos personas vayan juntas. Si hacéis esto, seréis sancionados.

Recomendado
    También te gustará
      Publicidad