¡Deporte al aire libre en Barcelona!

Patina, corre, encesta, escala, haz yoga, cuídate… ¡Y exprime la ciudad a fondo!

Scott Chasserot

Barcelona es muy restrictiva con los deportes urbanos, lo sabemos. A pesar de todo, todavía nos permite vivirla sobre ruedas (más a los patinadores que a los skaters, pero no perdáis la paciencia). ¿Sabíais que se hacen clases y encuentros multitudinarios sobre ruedas gratis?

A la Associació de Patinadors de Barcelona se le debería hacer un monumento. Cada martes dan clases a cientos de personas, que invaden el paseo de Garcia Fària con Lope de Vega (metro Selva de Mar o Poblenou) para aprender o mejorar. Los viernes por la noche, la fiesta aún es más grande. Conducen rutas por la ciudad, que salen de El Centre de la Vila (a la Vila Olímpica). La dificultad es media. Para entendernos: tenéis que saber girar y frenar. ¡El patinador más veterano roza los 90!

Paralelamente, un grupo de socios fomenta el patinaje desde Patinar Barcelona. Entre su oferta de actividades, también gratis, está la Roller Disco Party los domingos, donde ensayan coreografías; la Ruta Tortuga Infantil un sábado al mes, dirigida a los pequeños, y acontecimientos periódicos con vehículos de ruedas sin motor.

Y en el Meetup os podéis unir al grupo de adultos  Bcn City Rollers o Bcn Roller Dance, que patinan por la Barceloneta.

En el MACBA, en la plaza de los Àngels, en la plaza de los Països Catalans, en la Estación de Sants, y en el parque de las Tres Xemeneies está prohibido practicar skate. Si lo hacéis, os puede caer una buena multa. Sin embargo, siguen habiendo más skates y longbards, el atractivo del momento. Parece que no les convence tener que conformarse sólo con las zonas habilitadas por el Ayuntamiento. Algunas son las playas de la Barceloneta y de la Mar Bella, el parque del Poblenou y los jardines de Menéndez y Pelayo de Gràcia.

En Barcelona Skate Spots podéis consultar un mapa detallado con todos los puntos de skate de la ciudad y en la web de la Unió Catalana de Skateboard, un mapa con los skateparks de Cataluña.

3,2,1... ¡corre!

3,2,1... ¡corre!

Ya sea por la maldita crisis, por moda o por filosofía de vida, el número de runners se ha multiplicado por infinito. Ya sabéis que nos gusta descubrirlo todo, para vosotros. Por eso hemos hecho una batida por los clubes de corredores de la ciudad, que ofrecen mucho a cambio de muy poco.

Los servicios para corredores locales son la principal motivación de la empresa Run Bcn (Diputació, 274), entre ellos, un club de aficionados  al running y al triatlón. Por sólo 5 euros al mes podéis formar parte de esta comunidad donde conoceréis a gente para salir a entrenar y asistir a carreras, además de acceder a descuentos y precios especiales en planes de entrenamiento, sesiones de entrenador personal o masaje. Como la mayoría de clubs, está abierto a corredores de cualquier nivel.

Con un equipo muy vinculado al mundo de las carreras populares, el club La Bolsa del Corredor, de la webrun del diario Sport, apuesta por tres modalidades de entrenamiento presencial personalizo desde 9 euros al mes. Entre muchas otras ventajas, un equipamiento de competición exclusivo de la marca Asics.

DE LA TIENDA AL CLUB
Los establecimientos especializados no tienen ni un pelo de tontos. Son unos enfermos del running y saben que, si además de vender productos pueden crear comunidad, ganarán fidelidad y, seguramente, nuevos clientes. Prorunners Barcelona (Pg. de García Fària, 31) ya hace siete años que se subió al carro y montó su propio club de atletismo y triatlón. Ponen a disposición de los socios una docena de entrenamientos semanales para todos los niveles de running, natación y ciclismo, de lunes a sábado, a partir de 90 euros al año. Además, la cuota incluye descuentos adicionales en planificaciones de entrenamientos personalizados, sesiones de tonificación y descuentos en la tienda. Si un jueves por la tarde pasáis por la Nike Store del paseo de Gràcia, 29, y veis a decenas de personas en la puerta calentando es que se añaden a la iniciativa gratuita Nike Run Club Barcelona. A partir de las 20 h propone dos rutas urbanas dirigidas de entre 5 y 9 kilómetros. Nike Run Club Diagonal, surgido de la tienda Nike de L'Illa, hace lo mismo, pero los martes a las 20 h y los sábados a las 10  h.

GRUPOS ABIERTOS
Si buscáis correr y practicar idiomas, lo podéis hacer en el ambiente intercultural que se crea, cada martes y jueves, en las salidas de Barcelona Casual Runners, un grupo que se organizaba vía Meetup que ya supera los 1.500 corredores ocasionales. "Charlar es una parte integral de nuestras carreras, ¡pero también sudar mucho!", se puede leer en su presentación. Quedan a las 20 h en la entrada principal del parque de la Ciutadella y corren de 9 a 11 kilómetros entre 50 y 65 minutos. Hay gente de todos los niveles y objetivos. Por eso no os preocupéis si, por lo que sea, tenéis que abandonar a mitad del camino. No hay ningún tipo de presión.

Con un ambiente más local y sin periodicidad fija, en Yes We Play podéis uniros a Runners Barcelona, que normalmente van por la Diagonal o la Carretera de les Aigües, o a Correr por Barcelona, que acostumbran a arrancar en Maria Cristina.

Pistas calientes

Pistas calientes

Barcelona es juguetona y eso se ve en plazas, jardines y parques. Pero no en todas partes os divertiréis igual. Aquí tenéis algunos de los lugares más concurridos para practicar deportes de equipo como el básquet, el voleibol, el fútbol y la petanca, u unas cuantas ideas para encontrar buenos compañeros y rivales de juego.

CANASTAS INTERCULTURALES
La pista de básquet del parque de la Espanya Industrial tiene poco que envidiarle a las reputadas pistas de Venice Beach. A partir de las 17 h echa humo y os tendréis que poner a la cola. Gran parte del mérito lo tiene el StreetBall Barcelona Sants, una asociación sin ánimo de lucro que promueve el básquet en la calle, la integración social y el intercambio cultural. Hay gente de prácticamente toda Europa y América Latina, guineanos, cameruneses, filipinos, chinos... Bastantes más chicos que chicas, hay que decir. Los fines de semana y en verano se dejan caer profesionales. El nivel es bueno, pero todo el mundo es bienvenido. "La única regla es la actitud", explica Nelson A. Martínez, vicepresidente de la entidad. Os guste o no el básquet, os animamos a pasar por la Espanya Industrial y disfrutar de mates y alley-oops espectaculares.

Otras pistas calientes son las de la calle de la Marina, el parque de la Barceloneta, el parque del Poblenou y el parque del Clot.

PACHANGAS I PARTIDOS LOW COST
Ya no hace falta que persigáis a la gente para formar un equipo de fútbol ni os quedéis sin jugar por falta de jugadores. En el grupo Fútbol Mixto Barcelona siempre hay alguien a punto para correr detrás de la pelota. Organiza pachangas, partidos y torneos masculinos, femeninos y mixtos en diversas instalaciones. Sale a unos 5 euros por cabeza. Atención a su mensaje: "Absteneos los súper profesionales de la pelota si no podéis adaptaros a jugar sin competir, ya que la intención es que todo el mundo participe". También podéis encontrar jugadores y equipos en Meetup y Yes We Play, así como en el mercado de fichajes electrónico Fitxatges.com.

EL DEPORTE DEL VERANO
De aquí a nada, en la playa de la Nova Icària no se verá ni la arena. Hay redes públicas de voleibol en todas las playas, pero en esta es donde se concentran más jugadores y donde encontraréis, incluso, clases gratis. Como, por ejemplo, las que ofrece la Delphine Miquel. Atentos al grupo de Facebook CVPB INICIACIÓN.

Aparecer en la playa y sumarse a un grupo es ir un poco a lo loco. Lo mejor es observar y preguntar. Hay grupos cerrados que no os admitirán, pero la mayoría estarán encantado de acogeros. Es el caso de Espartanos, que en verano juega en la Mar Bella, donde se está más ancho. Para saber cuándo quedan, haceos amigos de su Facebook: Volley Espartanos.

En Meetup también podéis uniros a grupos como el Barcelona 2x2 Beach Volleyball. Si os molesta tragar arena, podéis jugar a voleibol pista en el parque del Turó de la Peira y el parque de la Pegaso.

'BOLAS AL BOLICHE'
Es un deporte minoritario, sí, pero en Barcelona hay más de un centenar de puntos con pistas municipales de petanca. Susana Sánchez de Madison Sports, especialistas en petanca (todopetanca.es), nos recomienda las del paseo de Lluís Companys, en el Arc de Triomf y las del paseo de Picasso, al lado del parque de la Ciutadella. Dentro del parque, podéis ver en acción al Club de Petanca Barcelona, el más antiguo del Estado y uno de los más premiados. Si no sois de ningún club y os presentáis (con boles, claro), os dejarán jugar.

Advertising
¡A trepar!

¡A trepar!

Casco, arnés, cuerda y pies de gato. Esto es todo lo que necesitáis para poneros a subir paredes, además de prudencia. Os descubrimos los mejores lugares de Barcelona donde hacer escalada al aire libre, gratis y sin límite horario.

Podemos presumir de tener el rocódromo público más grandes de Europa en medio de Montjuïc, escondido entre el campo de rugbi y la sede de la Federació Catalana de Gimnàstica. Es la Foixarda (camino de la Foixarda, s/n, Bus 13 desde la plaza  de Espanya), todo un referente para los escaladores urbanos que os obligamos a pisar algún día, o alguna noche, ya que está iluminado. Os podéis saciar con el antiguo túnel cortado a la circulación perfectamente equipado con presas de todo tipo y anclajes de seguridad. Y en el exterior tenéis vías de roca natural y hormigón. Hay varios niveles de dificultad. Aunque no disponen del reconocimiento municipal, hay otros dos espacios donde se concentran escaladores. Por un lado, el bloque del parque Güell, con tres muros de piedra hacia el final del paseo de Turull, ideal para iniciarse. Por otro, el muro del castillo de Montjuïc.

Si os apetece combinar escalada con playa, podéis hacer una excursión al Maresme, dónde cerca del faro de Calella hay una gran pared esperándoos en el túnel de acceso de la cala de la Vinyeta con más de 20 vías con elementos de seguridad en buen estado. La referencia es el km 666 de la N-II en dirección a Barcelona.

Zen al aire libre

Zen al aire libre

Estar conectado con la tierra nos da más estabilidad y fuerza, según la filosofía zen. Así, pues, qué mejor que practicar yoga y gimnasias orientales con las plantas de los pies tocando la arena de la playa o la hierba del parque. Os damos unas cuantas opciones para hacerlo acompañados.

Empezamos bajo las estrellas, el parque de la Ciutadella. Tara Goswami es el alma del grupo de Meetup Yoga under the Barcelona sky y da clases de hatha vinyasa en inglés, cada sábado por la noche, a las 23.30 h, por 5 euros. Si sois más de ashtanga vinyasa, por el mismo precio, Annabel Caravaca os espera cada jueves, a partir de la última semana de mayo, en la playa de la Barceloneta, en la hierba que hay entre el hotel vela y las oficinas de Desigual. Su grupo de Facebook es Beach yoga Barcelona. Y, cerca del agua, el chiringuito relevante de la Mar Bella programa clases gratis de yoga kundalini durante la temporada de verano.

A través del programa Troba't b, el Ayuntamiento de Barcelona nos invita a activarnos en los parques con gimnasias orientales: taichí y chi-kung. Actividades físicas suaves abiertas a todo el mundo, pero especialmente indicadas para personas de más de 40. De hecho, es lo que predomina. En el parque de Joan Miró se hacen los lunes, a las 10 h; los martes, a la misma hora, en los jardines de la Maternidad de Les Corts, y a las 12 h, en la plaza de les Dones del 36 de Gràcia. En cada distrito hay un parque donde lo hacen una mañana a la semana. Las sesiones son gratis y no hace falta inscripción previa.

Advertising

Críticas y valoraciones

0 comments