Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Deportes 'low cost' en Barcelona

Deportes 'low cost' en Barcelona

¡Hacer ejercicio de forma barata en la ciudad es posible!

Por Carlota Martí (Lymbus) |
Advertising
ping pong

Salir a correr es la opción clásica para los que no quieren gastarse ni un duro, pero en la ciudad podemos encontrar opciones de todo tipo para hacer deporte en grupo, en pareja o de forma individual. Desde aprovechar los parques, hasta hacer un intercambio deportivo o pillar una oferta e ir al gimnasio por menos de seis euros. ¡Estar en números rojos ya no es excusa para dejar de hacer deporte!

banc del temps

Banco del tiempo

La moneda en vigor no es ni el euro, ni el dólar ni tampoco los bitcoins. Es el tiempo. Este espacio que parece utópico y que hasta conseguiría enternecer al guionista de ‘Black Mirror’ responde al nombre de Banco del Tiempo. Es una red de intercambio de habilidades y conocimientos, de servicios por servicios y de favores por favores. En Barcelona hay dieciséis y por cada hora que ofrezcáis a alguien recibiréis un talón de tiempo que ingresaréis en vuestra cuenta corriente. Entre la oferta y la demanda abundan las clases de idiomas, de informática o de ganchillo pero también hay deporte. Descubrir el yoga o el taichí, aprender defensa personal, iniciarse en el pádel… ¡Las posibilidades son infinitas! El sistema es muy sencillo: ¿sois buenísimos jugando a básquet? Pues apuntaos y ofreceos como entrenadores. ¿Hace tiempo que queréis aprender a bailar hip-hop? ¡Seguro que hay otro usuario que os pueda enseñar!

Gimnasos

Gimnasio de oferta

Descuentos de hasta el 80% en la entrada de día de un gimnasio o del 60% en la cuota mensual. ¡Increíble pero cierto! En webs como Gymadvisor o Hootik podéis encontrar cientos de ofertas para ahorraros unos cuantos euros a la hora de hacer deporte en centros Dir, Municipales o Eurofitness. Y si no sois de gimnasio, también ponen a vuestro alcance tarifas reducidas en clases de danza, escalada, paddle surf o crossfit. Hay otras instalaciones que no aplican descuentos extras pero que ya ofrecen tarifas muy ajustadas: los Duet Fit o Vivagym, los dos sobre los 20 euros al mes. Y otra opción es GonnaFit: clases de fitness al aire libre en diferentes zonas de Barcelona y dirigidas por un entrenador que no suben de los 18 euros al mes!

Advertising
ping-pong

Ping-pong

A pesar de que a lo largo de la historia de los Juegos Olímpicos China se ha llevado 21 de los 25 oros que se han puesto en juego, el origen del ping-pong lo hemos de situar en Gran Bretaña. Tenga padres orientales o occidentales, en Barcelona es muy fácil iniciarse en el ping-pong. Hay 28 mesas repartidas por los diferentes parques de la ciudad. Solo hace falta comprar dos palas y una pelota y encontrar un rival para empezar a marcar puntos. Eso sí, os costará un tiempo aprender a hacer topspins y jugar tan lejos de la mesa como los campeones olímpicos… pero os salga o no, probadlo porque, como mínimo, os reiréis un rato. Es intenso, rápido y adictivo y viene con regalo añadido: a medida que suméis minutos de juego también estaréis más cerca de ser los reyes de la pista en su primo-hermano, el Beer Pong. ¡Que vuestros amigos de juergas se preparen porque les haréis vaciar todas las copas!

Circuits gimnàstics
©Anna Bosch

Circuitos gimnásticos

Caminar, activarse en los parques haciendo tchi-kung o utilizar uno de los circuitos gimnásticos que hay repartidos por la ciudad. Es lo que ofrece el programa Troba’t B. Si os va la marcha, lo mejor es que optéis por la tercera opción y os acerquéis a uno de los catorce circuitos gimnásticos que hay distribuidos en 8 de los distritos de Barcelona. Todo tipo de aparatos como un banco de abdominales, barras de flexiones o fijas para mejorar la agilidad y fortalecer los músculos. Diseñad una rutina y aprovechad cualquier momento del día para hacerla al aire libre. Ah y sin pagar matrículas, cuotas mensuales ni mandangas, ¡totalmente gratuito!

Advertising
Volei platja

Volley playa

Si sois de los que no aguantan ni dos minutos tomando el sol cual lagarto mientras os ofrecen masajes, bolsos de imitación o mojitos, estáis de suerte porque cada una de las playas de nuestra ciudad está equipada con mínimo una red para jugar a volley. Incluso en invierno, cuando la arena se queda huérfana de toallas y de guiris, todavía le queda la compañía de la pelota de volley. Podéis montaros vuestro grupo con amigos o uniros a alguno de los equipos o las clases que ofrecen GetVolley o el Club Volei Platja de Barcelona. Si todavía vivís de espaldas al frente marítimo y no habéis ido nunca más allá de plaza Cataluña, es hora que le deis una oportunidad.

ioga.jpg

Deporte en el centro cívico

10 distritos, 73 barrios y 51 centros cívicos. Así es Barcelona. En la ciudad, vivas donde vivas tienes un equipamiento relativamente cerca en el que hacer teatro, iniciarte en la cocina oriental o aprender a usar Google Analytics. Y también podéis hacer deporte a muy buen precio. Con cuotas que no suben de los ochenta euros por trimestre, encontraréis desde yoga, pilates o body balance hasta zumba, capoeira o karate. Eso sí, informaos bien del periodo de inscripciones y daos prisa porque las plazas acostumbran a volar más rápido que las mesas libres del Fidel.

Advertising
transbord

Transbordo en el metro de Paseo de Gràcia

Más práctico imposible: os viene incluido en el precio de vuestro billete de transporte. Quien escribe todavía recuerda el primer día que inocentemente se atrevió a hacer transbordo en Paseo de Gràcia bajando de la L4 y yendo a buscar la L3. A pesar de que no lo parezca, el pasillo tiene final pero os exigirá un esfuerzo titánico. Y es que a los más de 250 metros que separan una línea de la otra les tenéis que sumar el sueño que lleváis encima por la mañana, el peso de la mochila, el calor asfixiante y la obsesión por no quitaros ni abrigo ni bufanda para no cargar con más peso. Es un entrenamiento relativamente corto pero muy intenso –¡reíros del electro fitness!- prácticamente gratis y que os va de camino a casa o al trabajo. ¿Qué más queréis? Si necesitáis más incentivos podéis competir con otro usuario para ver quién llega antes a la otra punta del pasillo. ¿El premio? Ver cómo se os escapa el metro en la cara.

Advertising